10 consejos y recomendaciones para protegerte de los ciberataques

68
ciberataques

El cibercrimen es una de las actividades delictivas más lucrativas en la actualidad, junto al narcotráfico y el contrabando de armas, y genera pérdidas de cerca de 500.000 millones de dólares en la economía mundial. Aunque ya se han incluido algunos de ellos en Escudo Digital, no está de más tener en cuenta estos consejos y recomendaciones útiles – de los que informa Busines Insider España – , para evirar luego lamentaciones.

1. Encontrar datos personales (incluso biométricos) sobre ti en internet es mucho más fácil de lo que piensas. Elemental: debes tener cuidado con la información que publiques en internet, porque pueden acceder a ella muchas personas con fines de muy distinto tipo. No envíes datos confidenciales en un correo electrónico, por mucho que parezca que tu banco te ha escrito solicitándote información.

2. No debes publicar fotos haciendo el signo de la victoria en redes sociales, porque gracias a ellas podrían robar tu huella dactilar. Si la foto está hecha a la distancia suficiente, es decir, inferior a 3 metros, tu huella dactilar corre peligro. Y si está tomada dentro de un radio de 1,5 metros, peor: se podría restaurar el 100% de las huellas dactilares de casi cualquier persona. Esas huellas podrían utilizarse para hacer réplicas de las originales y para registrarse en los controles de reconocimiento de identidad que requieran de la huella dactilar. Por ejemplo, los sistemas de acceso a las puertas y los sistemas de pago.

3.  Tus cuentas en redes sociales deben ser privadas para que terceros no puedan acceder a tus fotos: un seguidor de esa cuenta puede localizar la dirección exacta de una foto o vídeo del usuario a través del código fuente de la página, y así puede publicar esa fotografía en cualquier otra página o descargarlo. Todo lo que subes a internet, sea a cuentas privadas o no, es público.

4. Las contraseñas tampoco tienen que ser supercomplejas: hay métodos para que resulten efectivas a la vez que fáciles de recordar. Debes proteger con contraseñas patrones, huellas dactilares o reconocimiento facial en todos tus dispositivos.

5. Tu cumpleaños no es una contraseña y cualquier cosa que puedan encontrar en tu página de Facebook tampoco es una contraseña viable, porque si está ahí cualquiera que tenga interés en robar tu información va a poder conseguirla. Las contraseñas más difíciles de detectar son aquellas que combinan mayúsculas y minúsculas, símbolos y números.

6. Navegar seguro, a ser posible, sin utilizar redes Wi-Fi públicas, una de las principales vías que usan los cibercriminales para acceder a smartphones, según apunta el Centro Criptológico Nacional. Mejor una red conocida que desconocida.

7. Instalar una VPN es la forma más efectiva de mantenerse a salvo en una red pública, porque encripta los datos de tu ordenador o móvil, haciendo más difícil que cualquiera que opere la red vea lo que haces, o que capte tu información.
8. El cifrado o encriptado de un dispositivo implica cerrarlo con una llave de seguridad que solo puede abrirse con una contraseña. Protege con una contraseña los dispositivos, el cifrado va un paso más allá, poniéndoselo realmente difícil a quien busque hacerse con nuestra información en caso de que, por ejemplo, nos roben el teléfono.

9. Las aplicaciones y juegos gratuitos utilizan tus datos para fines directos o indirectos
Recuerda que, aunque parezca que infinidad de redes sociales y otros servicios de internet son gratuitos, Facebook, Google, Twitter o Instagram siempre te exigen facilitar tus datos e información personal para acceder a ellas: estás pagando, aunque no sea en metálico.

10. Los altavoces inteligentes y todos los dispositivos conectados son susceptibles de sufrir ataques y, por tanto, pueden robarte información. Las Smart TV envían información privada de sus usuarios a Netflix, Facebook y Google.