¿Puede nuestro frigorífico ciberatacar a un servidor en Australia con el 5G?

218

La pregunta sobre si los objetos pueden convertirse en propagadores de virus con la tecnología 5G no es una boutade ni el argumento de una comedia. Ni siquiera fue una pregunta. Es una posibilidad real planteada por alguien con tanto prestigio como Vicente Moret, Letrado de las Cortes Generales, que trabaja como Of Counsel de Andersen Tax & Legal para el área de Derecho Mercantil en su oficina de Madrid. Y lo hizo durante la Mesa redonda sobre seguridad en redes 5G que tuvo lugar en la sede de Bankia de Madrid durante el séptimo CiberTodos organizada por Isaca.

La tecnología 5G puede mejorar el servicio en las zonas rurales, multiplicar por mil el número de 6.000 millones de líneas móviles existentes en todo el mundo. Pero no serán solo móviles, sino automóviles, electrodomésticos y hasta mascotas. Ya lo estamos viendo. Como recordó uno de los participantes, los operadores de telefonías ya están ofertando juegos de maletas interconectadas.

Adolfo Ranero, CEO de Deep Mirror Automotive CyberSecurity, afirma que el reto al que nos enfrentamos es enorme: “Estamos introduciendo unos niveles de riesgo para los que no van a valer ni los conceptos ni las herramientas tradicionales”, afirma.

Y es que se está creando una organización potente y resistente, pero quebradiza, que comparó con el diamante, fuerte pero demasiado transparente, porque “al estar todo comunicado , coches autónomos y dispositivos que se hablan entre ellos sin contar con humanos, la vulnerabilidad del sistema es enorme”. Y así es, efectivamente, un ejercito de bots puede atacar a un servidor desde nuestra nevera. Es perfectamente probable.

Estamos, afirma David Ferrrer i Canosa, Secretario de Políticas Digitales de la Generalitat de Catalunya, ante una “red de redes que genera un número mayor de oportunidades para los ataques”. Los mayores riesgos están en las implementaciones, manifestó durante su intervención en el foro Enrique Domínguez, Director Estratégico de Entelgy Innotec Security. Pero, afortunadamente “la Unión Europea está muy implicada. En Europa, en Madrid y en Leganés, concretamente, lideramos en 5G”.

Cuando habla de Leganés se refiere al laboratorio de 5Tonic, ubicado en la sede central de Imdea en la localidad madrileña.  es un laboratorio de investigación e innovación orientado a las tecnologías 5G, creado por Imdea Networks Institute – instituto de investigación de la Comunidad de Madrid – y Telefónica I+D, y que cuenta con importantes miembros como Ericsson España y la colaboración de empresas como Entelgy Innotec Security.

Segun ha comentado a Escudo Digital Cosme Z4, freelance experto en seguridad: “Todo lo que tiene internet y tiene inteligencia artificial puede ser atacado, y lo mismo daría un frigorífico que un reloj de pulsera. El hecho de que tengan 5G, que solo es una velocidad, no tiene la culpa, lo que sucede es que va a haber muchas más cosas interconectadas y susceptibles de ser atacadas o de atacar”.

La vulgar frase “No hay que confundir la velocidad con el tocino” viene como anillo al dedo en este tema. No hay que ser catastrofistas ante el progreso, afirma Cosme, quien añade:“hay suficientes cosas conectadas a Internet para liarla parda. Hoy en día cualquier banco tiene aplicaciones que se pueden utilizar desde tu ordenador y tu tablet y si alguien quiere liarla lo puede hacer. Ciertamente, si metes más objetos en la ecuación habrá mucho más peligro. Y las cosas pasan cuando pasan. Hay que tomar el mayor número de medidas posibles para evitar que ocurran”.