Informe de la Comisión Europea sobre los ciberriesgos de la 5G

La 5G, un riesgo real según la Unión Europea

425
La 5G, un riesgo real según la Unión Europea

Un informe de la Comisión Europea advierte de los riesgos reales que trae la tecnología 5G, tanto para los Estados como para las compañías y ciudadanos.

La Comisión Europea ha elaborado, a través de la Agencia de Ciberseguridad Europea (ENISA), un informe de 33 páginas donde detalla las amenazas a las que se expone el mundo con la llegada masiva de la 5G.

Son muchos los rumores que en los últimos meses se han escuchado en el sector sobre los peligros reales que supondrá esta tecnología, pero ahora desde Bruselas apuntan a que estos rumores son hechos ciertos.

La ciberseguridad de las redes 5G es esencial para proteger nuestras economías y sociedades

El análisis elaborado por los Estados miembros repasa el impacto que tendrá la 5G en todos los niveles, identificando las principales amenazas, actores, vulnerabilidades y una serie de riesgos a tener cuenta por su papel estratégico. Este informe servirá como base para que la UE endurezca las medidas de seguridad.

“La ciberseguridad de las redes 5G es, por lo tanto, esencial para proteger nuestras economías y sociedades y permitir el potencial de las importantes oportunidades que brindarán. También es crucial para garantizar la autonomía estratégica de la Unión”, advierte el informe.

Más puertas, más vulnerabilidades

Entre las primeras conclusiones de este trabajo, Bruselas apunta a que habrá una mayor exposición a los ciberataques debido a que se dispararán los puntos de entrada para los atacantes.

El informe advierte que la 5G puede causar interrupciones “a gran escala” de los servicios de telecomunicaciones al atacar infraestructuras críticas “como el suministro de energía”.

En este sentido, hay que recordar la frase de Enrique Blanco, Director Global de Sistemas y Redes en Telefónica, durante el MWC de 2018: “quien piense que el 5G va de smartphones más rápidos y con más capacidades, se equivoca. 5G servirá para que tengamos el Internet de las Cosas que se merece la Sociedad”.

Esto supone que al haber una gran cantidad de equipos conectados y de dispositivos y sensores, se disparará el número de vectores posibles de ataques a una red. La Comisión Europea considera que casi todo estará al alcance de los nuevos ataques.

Los ciberataques de los Estado

“Terceros países hostiles pueden ejercer presión sobre los proveedores de 5G para que faciliten ciberataques que sirven a sus intereses nacionales”, señala el informe. “Hay amenazas dirigidas” que son “particularmente preocupantes”.

Sin embargo, la Comisión tiene claros los actores que hay que vigilar: accidentes, hacktivistas, hackers independientes, grupos cibercriminales, amenazas internas, actores políticos y ciberterrorismo.

La combinación de motivación, intención y una capacidad de alto nivel permite a los Estados perpetrar ataques que pueden ser muy complejos y tener un gran impacto en los servicios esenciales

“Las amenazas planteadas por los Estados o los actores respaldados por estos mismos Estados se perciben como de mayor relevancia. De hecho, representan los actores de amenazas más serios y probables, ya que pueden tener la motivación, la intención y, lo más importante, la capacidad de realizar ataques persistentes y sofisticados contra la seguridad de las redes 5G”, se advierte en este estudio.

“La combinación de motivación, intención y una capacidad de alto nivel permite a los Estados perpetrar ataques que pueden ser muy complejos y tener un gran impacto en los servicios esenciales para el público en general, deteriorando la confianza en las tecnologías y operadores móviles”, destaca el informe de la CE.

Asimismo, el documento apunta a las vulnerabilidades que pueden tener las ‘smart cities’ como zonas especialmente “sensibles”, debido a su alto grado de digitalización.

Con este texto, la Unión Europea pide a los Estados miembros que revisen sus sistemas de seguridad antes del despliegue masivo de la 5G.