Informe ‘Estado actual de la protección de datos corporativos en España’

El 73% de las empresas españolas ha sufrido una brecha de seguridad en el último año

249
El 73% de las empresas españolas ha sufrido una brecha de seguridad en el último año
Pedro González, desarrollador de negocio de Kingston en España, durante la presentación del informe. (Foto: Alfonso de Castañeda)

Según un estudio de Kingston, el 73% de las empresas españolas ha sufrido al menos una brecha de seguridad en el último año. El 20% ha sufrido entre 3 y 5 brechas en los últimos 12 meses.

El informe ‘Estado actual de la protección de datos corporativos en España’ elaborado por Kingston desvela que el 73% de las compañías españolas ha sufrido, al menos, una brecha de seguridad en el último año y que de estas 1 de cada 5 admite haber experimentado entre 3 y 5 brechas de filtración de información.

Las empresas pasan por alto los bajos o inexistentes niveles de seguridad de productos como USBs

El estudio apunta a que la seguridad de los datos sigue sin ser un hecho prioritario para las compañías, ya que casi un tercio de las empresas apenas destina un 20% del presupuesto del departamento a proteger la información que almacenan y sólo un 8% destina, al menos, la mitad del presupuesto de su departamento.

“La tendencia a utilizar dispositivos personales en entornos corporativos está muy extendida, pero las empresas pasan por alto los bajos o inexistentes niveles de seguridad de productos como USBs, por lo que no son verdaderamente conscientes del riesgo que supone para la seguridad de la información”, advierte Pedro González, desarrollador de negocio de Kingston en España.

La formación, una asignatura pendiente

Como parte de la normativa del RGPD, las compañías deberían formar a sus empleados en materia de cumplimiento y de ciberseguridad para proteger los datos críticos de las empresas.

Kingston, en el informe, destaca la necesidad de implicar a los empleados ya que “un trabajado formado en conceptos básicos de protección de la información es un nivel más de contención frente a potenciales amenazas como la pérdida o robo de datos”, advierte González.

contar con nuevos productos de almacenamiento seguros (65%) y la formación de los empleados (57%) son las últimas prioridades en la inversión

El estudio apunta a que para la mayoría de los CIOs españoles, contar con nuevos productos de almacenamiento seguros (65%) y la formación de los empleados (57%) son las últimas prioridades en la inversión en materia de protección de la información.

“Las empresas no están prestando la atención necesaria al registro de los USB y al cuidado de la información que se pone en estos equipos de almacenamiento”, apunta González. Y es que estos dispositivos deben tenerse muy en cuenta pues la pérdida de ellos puede suponer la fuga de información crítica.