Un presunto pirata informático ruso podría ser condenado a 80 años de cárcel en Estados Unidos

150
Hackers rusos

Según informa Sputnik, el ciudadano ruso Alexéi Burkov, que ha sido extraditado a Estados Unidos desde Israel el pasado día 11, podría ser condenado a 80 años de cárcel en el caso de ser declarado culpable de todos los delitos que se le imputan. La primera audiencia ha tenido lugar hoy en el Tribunal de Alexandría (Virginia).

Burkov está acusado de fraude electrónico, fraude de dispositivos de acceso y conspiración para cometer fraude electrónico, fraude de dispositivos de acceso, intrusiones informáticas ilegales, robo de identidad y lavado de dinero, según ha señalado el departamento de Justicia.

El pasado domingo, el Tribunal Superior de Israel rechazó la solicitud de Burkov de revocar la decisión sobre su extradición a EEUU.

En diciembre de 2015, Burkov, oriundo de San Petersburgo, de 19 años de edad, fue arrestado en el aeropuerto de Tel Aviv a petición de Estados Unidos. Fue el 30 de octubre pasado cuando el ministro de Justicia de Israel firmó la orden de extradición. El propio abogado del acusado ha manifestado a la prensa rusa que no hay marcha atrás. No cabe ningun recurso tras el rechazo de la apelación de su cliente contra la extradición, una vez que Burkov se encuentra en suelo americano.

Las protestas del gobierno ruso

La embajada de Rusia en Israel comentó que lamenta la decisión de las autoridades israelíes y afima que este caso evidencia la nula capacidad de Israel para garantizar la seguridad de los viajeros rusos a este país. En un post publicado en la cuenta de la embajada rusa en Israel, los diplomáticos manifestaban: “Con motivo de la extradición del ciudadano ruso Alexéi Burkov (acusado de ciberdelitos) de Israel a EEUU, emprendemos una acción decidida sobre la ‘caza’ contra nuestros ciudadanos por todo el mundo librada por Washington; en la nota enviada al Departamento de Estado exigimos que EEUU cumpla
estrictamente los compromisos bilaterales vigentes”.

En dicha nota aseguran que una delegación diplomática visitará a Burkov en el centro de detención preventiva de Virginia, donde estará preso hasta que se celebre el juicio. “Estamos en contacto con sus parientes en Rusia, prestaremos a Burkov toda la ayuda y apoyo necesarios”, asegura la embajada.

Unos 20 millones de dólares en supuestas compras fraudulentas

La respuesta de los norteamericanos no se ha hecho espera. Según documentos judiciales, publicitados por la Oficina del Abogado del Estado en Virginia “Burkov supuestamente administraba un sitio web llamado ‘Cardplanet’ que vendía números de tarjetas de pago (por ejemplo, tarjetas de débito y crédito) que habían sido robadas principalmente por intrusiones informáticas. Muchas de las tarjetas ofrecidas a la venta pertenecían a ciudadanos de los Estados Unidos. Los datos robados de la tarjeta de crédito vendidos en el sitio de Burkov han dado como resultado más de $20 millones en compras fraudulentas realizadas con tarjetas de crédito de los Estados Unidos”.

Además, según el citado documento, “Burkov, supuestamente, administraba otro sitio web que servía como un club solo por invitación donde los ciberdelincuentes de élite podían anunciar bienes robados, como información de identificación personal y software malicioso, y servicios criminales, como servicios de lavado de dinero y piratería. Para obtener la membresía en el foro de delitos cibernéticos de Burkov, los posibles miembros necesitaban tres miembros existentes para ‘garantizar’ su buena reputación entre los cibercriminales y proporcionar una suma de dinero, normalmente $ 5,000, como seguro. Estas medidas fueron diseñadas para evitar que la policía acceda al foro de ciberdelincuencia de Burkov y para garantizar que los miembros del foro cumplan con los acuerdos realizados mientras realizan negocios en el foro”.

Como hemos señalado, Burkov fue arrestado en el aeropuerto Ben-Gurion, cerca de Tel Aviv, en diciembre de 2015. Un tribunal del distrito israelí aprobó su extradición en 2017. Lo extraditaron después de que se rechazaran las apelaciones ante el Tribunal Supremo israelí y el Tribunal Superior de Justicia.

El Departamento de Justicia, añade el documento, “extiende su agradecimiento al Gobierno de Israel por hacer posible la extradición. La Oficina de Asuntos Internacionales de la División Criminal del Departamento de Justicia brindó asistencia significativa para asegurar la extradición del acusado de Israel”.