El riesgo que corres cada vez que te conectas a una wifi pública o similar

111
El riesgo que corremos al conectarnos a una wifi pública

Usar una wifi pública tiene peligro. Ya lo dijo Gianluca d’Antonio en una conferencia sobre ciberseguridad que cubrió Escudo Digital en la Fundación Juan March.La seguridad cien por cien no existe. Si yo tengo un dispositivo móvil abierto con el buetohth o la red Wi-fi y me conecto a cualquier red de los aeropuertos sé a lo que me expongo si no uso un VPN“. Añadió que se queda perplejo cuando ve “a la gente gente cargar estos móviles en estas estaciones de recarga compartida…¿Conocéis quien ha cargado estas instalaciones? Yo puedo escribir en el aparato la palabra aeropuerto pero no ser el Aeropuerto”.

En la cadena Cope, en La cadena del Misterio, han realizado una interesantísima exposición sobre este tema. La CEO de Pentaquarq consulting, ha manifestado que toda la información que llevamos con nosotros en el móvil, desde fotos, vídeos, música, agenda, correos personales y hasta las claves de las cuentas bancarias pueden perderse o ponerse en peligro al usar el móvil con redes wifi públicas o al contectarnos a puertos USB.  

Ha manifestado que el uso del 3G/4G no tiene peligro “porque es una conexión privada con tu operador

Ha querido dejar claro algo: “Lo que no son tan seguras son las wifi’s públicas no supervisadas….Vas a un bar, a una estación de tren, a un aeropuerto… y el que tienes al lado, que no conoces quién es ni de lo que es capaz, lo está también. Puede entrar a tu dispositivo, robarte información, tus contactos, etc., esas redes no deberíamos usarlas, no hay necesidad”.

Mejor quedarse sin batería que llenar de malware el móvil, el riesgo no esá solo en las wifi públicas, sino también en los postes de recarga

Sobre el uso de USB para cargar los móviles en establecimientos púgblios , Stella se mostró muy tajante “está muy de moda, hay postes USB para cargar el móvil. Creemos que estamos cargando batería… y no. Aparte de la electricidad también hay transmisión de datos a través del cable USB, hay que tener cuidado y se pueden tomar ciertas precauciones para usarlo con prevención o, directamente, no usarlos. Aquí es necesario que vaya mala intención: puede haber un ‘malware’, que es un virus que entra a través de ese cable, o puede que te pidan permiso para acceder a tus datos, y si lo haces, es como si por la calle un desconocido te pregunta dónde vives y tú se lo dices. ¿Qué hacemos si necesitamos carga? Hay varias opciones, llevar encima un pequeño cable para poner entre el dispositivo y el teléfono para que nos proteja, un filtro. También podemos llevar un cargador de batería propio… o aguantarnos y no tener ansia”.