Cuidado dónde guardas las claves de tus bitcoins: un irlandés ha perdido 58 millones de dólares en la basura

48
58 millones de dólares en bitcoins acabaron en un vertedero

Lo de las claves es muy complicado. Especialmente en el caso del almacenaje de elementos tan preciados como una fortuna en bitcoins. Si nos cuesta trabajo memorizar la contraseña de Facebook o meneame, imaginaos lo que debe costar hacerlo con una clave que ha de ser tan robusta como para almacenar 58 millones de dólares. Es lo que le ha ocurrido a Clifton Collins. Lo cuenta con mucho sentido del humor la web Genbeta. Entre 2011 y 2012 este irlandés adquirió 6.000 dólares den Bitcoins, y lo hizo con el dinero que había ganado cultivando marihuana y recolectando sus cogollos para venderlos, y no precisamente a la industria farmacéutica. La historia la recoge The Irish Times.

La inversión le fue bien, en aquellos lejanos tiemps el bitcoin no superaba los seis dólares, ya ahora ronda los 9.700. Fue una inversión muy acertada y también un sistema de disimular el dinero obtenido mediante el narcotráfico. El problema fue el sistema mediante el cual almacenó los bitcoin. Imprimió un folio en tamaño A4 con su clave privada, una especie de contraseña que nunca debe ser compartida, por cuanto eso significaría dar acceso total a las Criptomonedas almacenadas. Esta clave privada se parece a la contraseña de acceso a la cuenta bancaria o al PIN de la tarjeta de crédito, si la conoce otra persona tendrá acceso a los fondos de tu Wallets, según explica la web Blog.mercury.cash. Según explica el citado site, a la hora de crear una cold wallet, es muy importante guardar bien guardada tú clave privada: “De este modo tus Criptomonedas estarán a buen resguardo por mucho tiempo a pesar de mucho Cold Storage que hagas. Es decir, que, aunque la tengas allí por mucho tiempo, nadie te las podrá quitar”

El protagonista de nuestra historia podría habérsela tatuado, un sistema no demasiado seguro, pero probablemente le habría ido mejor. Optó por guardar la contraseña en una caja de aluminio donde guardaba la caña de pescar. El problema vino después. La Policía lo detuvo por posesión de marihuana, tuvo que pasar cinco años en la cárcel, y mientras tanto su casero, en la localidad de Farnaught, Galway ordenó que llevaran sus pertenencias a un basurero, y allí estaba la cañita dentro de su cajita con el papelito que valía 58 millones de dólares.

Le sentenciaron a pasar cinco años en la cárcel, y el casero de sus casa de alquiler mandó que retiraran sus pertenencias y fueran llevadas a un vertedero. Como os podéis imaginar, entre estas pertenencias se encontraba la caja de metal con los códigos dentro. Según ha publicado The Irish Times, los empleados del basurero recuerdan haber visto unas cañas de pesca tiradas. Collins no tiene acceso a su cuenta, los 58 millones de euros fueron incinerados en un vertedero de Alemania o China, lugares a donde van a parar los residuos de Farnaught. Pero aunque hubiera dispuesto de las claves tras salir de la cárcel poco podría haber hecho con ella. La oficina de Activos Criminales de Irlanda incautó sus activos en Bitcoin, bajo el argumento de que habían sido adquiridos mediante fondos conseguidos de manera ilegal.