Las compras online se están multiplicando por el coronavirus

Cinco claves para comprar por Internet de forma segura

25
compra internet

El confinamiento de la población al que nos estamos viendo obligados por la pandemia del COVID-19 y las recomendaciones de realizar las compras sin salir de casa, millones de usuarios hacemos ahora los pedidos a través de diferentes sitios de ecommerce. Es por ello más importante que nunca protegernos y extremar todas las precauciones a la hora de llevar a cabo las transacciones por Internet. Evitar, por todos los medios, tanto las empresas como los particulares, que nuestra información pueda caer en manos de ciberdelincuentes.

Por lo tanto, hay que conocer las soluciones de pago online más seguras y de fácil implementación, así como las herramientas claves para que no se produzcan males mayores.

Paylands, pasarela de pago desarrollada por PaynoPain, puede ser una buena alternativa a la hora de abordar proyectos de ecommerce en las empresas pues, gracias a su interfaz, aporta una experiencia óptima de usuario desde cualquier dispositivo. Desde el punto de vista de la seguridad, cumple con toda la normativa – inclusive con la reciente PSD2, al ofrecer una capa de seguridad extra como son las autenticaciones 3D Secure -, cuenta con la certificación PCI, que valida más de 50 parámetros técnicos y operativos; así como con una herramienta de monitorización de fraude, con las que blinda la información de los consumidores y las operaciones que éstos realizan.

Desde esta compañía nos ofrecen cinco claves a tener en cuenta para asegurarse de realizar compras seguras en Internet, especialmente estos días en que la oferta y la demanda online no para de crecer por culpa del coronavirus:

1- Nunca dar el pin de la tarjeta. La información del medio de pago pertenece solo a su portador y es recomendable que no se comparta con ninguna otra persona, salvo en el caso de extrema necesidad. De esta manera, el usuario podrá evitar que su información financiera sea vulnerada.

2- No realizar transacciones conectado a una red de wifi abierta. Este tipo de redes suelen ser una de las principales vías de acceso por las cuales los usuarios dejan al descubierto información sensible. Una buena recomendación para protegerse es intentar evitar conectarse a este tipo de redes.

3- Utilizar contraseñas complejas y cambiarlas regularmente. Es muy común que, por una cuestión de facilidad, muchos usuarios utilicen la misma o contraseñas parecidas para acceder a diferentes sitios y plataformas, poniendo en riesgo su información personal. Por ello, es recomendable utilizar contraseñas diferentes y que tengan cierto grado de complejidad para dificultar un posible ingreso no autorizado a las cuentas del usuario. Además, cambiarlas cada cierto tiempo disminuye la posibilidad de que sea hackeada.

4- Tener en cuenta el protocolo HTTPS. A la hora de comprar online, es fundamental que la página donde ha entrado el usuario disponga de un candado en la barra de direcciones, ya que garantiza que la información que se transmite está cifrada y tiene menos chances de ser vulnerada.

5- Revisa la información que proporciona la tienda online. Es muy importante que el usuario se asegure ciertos datos al ingresar a un determinado sitio, en este sentido saber quiénes son, dónde está ubicado su domicilio fiscal, formas de pago que permiten, qué datos recopilan de los usuarios y con qué fin y su política de envío y devolución nos ahorra futuros problemas a la hora de realizar transacciones en diferentes plataformas.