Fundador y director general de la compañía

Eugene Kaspersky: “Los ciberataques a hospitales durante el Covid-19 hay que considerarlos ataques terroristas”

92
Eugene Kaspersky

Atacar los sistemas informáticos de un hospital en estos momentos es de una crueldad infinita. Supone poner en peligro la vida de muchos pacientes. El fundador y director general de Kaspersky, Eugene Kaspersky, es consciente de ello y cree que los ciberataques a los hospitales durante la pandemia de Covid-19 se deben considerar como ataques terroristas. Mientras los profesionales de la salud de todo el mundo se esfuerzan por protegernos de la actual crisis de coronavirus, los criminales se dirigen a instituciones médicas potencialmente vulnerables para llevar a cabo su peligrosa actividad.

Eugene Kaspersky, acompañado por Costin Raiu, director del Equipo de Investigación y Análisis Global de Kaspersky, y de Yury Namestnikov, jefe del Equipo de Investigación y Análisis Global de la compañía para Rusia, ha analizado recientemente las implicaciones de la ciberseguridad ante el Covid-19. Kaspersky explicó que, a pesar de las actuales medidas de distanciamiento social que se han puesto en marcha en todo el mundo, éste tendrá muy poco impacto en el panorama de la ciberseguridad.

“Es muy probable que los ciberdelincuentes permanezcan activos. Están acostumbrados a trabajar desde casa y sus circunstancias no han cambiado drásticamente. Seguirán atacando a las empresas y a las personas y es nuestra obligación seguir trabajando duro y defender a nuestros clientes. Cualquier ataque a un hospital en este momento puede ser considerado como y equivalente a un ataque terrorista”, señaló Eugene Kaspersky.

La empresa ya ha adoptado medidas importantes para apoyar a las organizaciones sanitarias en este difícil momento, cediéndoles de forma gratuita durante seis meses su gama de soluciones de seguridad corporativa. Costin Raiu cree que, aunque es importante insistir a las instituciones médicas para que mantengan sus sistemas seguros, las circunstancias actuales han hecho que esto sea un reto más complicado de lo habitual.

En cuanto al panorama general de amenazas, en los últimos meses se ha observado un aumento de los ataques tanto oportunistas como selectivos, y de las campañas de “spear phishing”, en particular. Suponen un importante reto, ya que se dirigen a usuarios con consejos falsos relacionados con el coronavirus. Según Yury Namestnikov, “estamos viendo una propagación de mensajes falsos sobre el Covid-19 para engañar a la ciudadanía, con el objetivo de que abran enlaces o archivos adjuntos maliciosos y descarguen malware. Vimos un crecimiento del 43% en este tipo de ataques entre enero y marzo de 2020”.

Preocupación por el rastreo social y las reservas respecto a la privacidad

Con motivo de la pandemia del Covid-19, se han desarrollado aplicaciones de rastreo social para informar a los ciudadanos de si han estado recientemente en contacto con alguien que ha contraído el virus. Aunque estas aplicaciones se están creando para beneficio de todos, existen algunas reservas y preocupaciones sobre cómo esta tecnología podría afectar a la privacidad personal.

Yury Namestnikov explicó: “Esta tecnología debe ser implementada, si puede salvar vidas. Pero la gestión de los datos debe hacerse de forma correcta y adecuada, asegurada y encriptada para mantener la información segura. Si se hace de forma correcta y transparente, las autoridades pueden comprobar qué organizaciones han recogido y utilizado estos datos”.

Costin Raiu espera que las aplicaciones que se presenten sólo sean necesarias como medidas temporales y que las empresas no las vean como una oportunidad para acceder a los datos personales. Añadió: “Nos enfrentamos a una elección imposible. El rastreo de móviles se utiliza para informar sobre con quién han estado en contacto y la mejor manera de mantenerse a salvo es quedarse en casa. Debemos dejar esta tecnología atrás cuando volvamos a la normalidad y esperemos que no se convierta en algo permanente en la sociedad”.

Kaspersky, según sus directivos, ha llevado a cabo sin problemas la transición de sus empleados al teletrabajo. Si bien el período actual tiene sus desafíos, también hay oportunidades para el futuro. Su fundador y director general, Eugene Kaspersky, considera que “las empresas podrán conectarse con más personas que nunca cuando vuelva a haber un parecido con la normalidad en la vida cotidiana”.

“Un día – explica Eugene Kaspersky -, todo esto terminará y todos querremos volver a vernos en persona. Muy a menudo, las conexiones cara a cara son la mejor manera de que la gente interactúe y yo mismo disfruto viendo a mucha gente en mi vida laboral. Pero también podemos aprovechar la tecnología de la que nos estamos beneficiando ahora. Por ejemplo, este año tuvimos que posponer nuestra Cumbre de Analistas de Seguridad, pero hemos podido hacer dos “versiones” de la misma conferencia, una física y otra online. Las empresas pueden planificar ahora para cuando volvamos a la normalidad y construir relaciones más fuertes con los clientes”.

Kaspersky es una compañía global de ciberseguridad fundada en 1997. La profunda experiencia de Kaspersky en inteligencia de amenazas y seguridad se está continuamente transformando en innovadoras soluciones y servicios de seguridad para proteger a empresas, infraestructuras críticas, gobiernos y consumidores en todo el mundo.