Un 51% admitió haber visitado sitios web para adultos en sus ordenadores personales

Teletrabajo: El 45% de los empleados ha usado sus propios equipos y un 73% no ha recibido formación en ciberseguridad

82
El 45 % de los teletrabajadores ha usado su propio equipo y un 73% no recibió formación en ciberseguridad

Los que no llegan a mileuristas en call centers, donde teletrabajadores están realizando sus funciones con ordenadores obsoletos usando los gigas de sus móviles, equipos particulares que se han llenado de virus… La tecnología ha aguantado, porque tenemos el sistema de instalación de fibra más potente de toda Europa, pero España tiene un ángel custodio muy grande en materia de ciberseguridad, y también el resto del mundo.

Al menos eso se desprende de lo manifestado por Alonso Ramírez, director general de Kaspersky Iberia, en la clase magistral impartida en la Deusto Business School. La suya fue la última sesión del Programa de Innovación en Ciberseguridad (PIC) que se ha llevado a cabo este año. Y algunas estadísticas resultan sobrecogedoras desde el ámbito de la ciberseguridad.

Alonso Ramírez, general manager de Kaspersy Iberia

Ramírez inició su intervención refiriéndose a la especial situación vivida en este 2020, que llevó al confinamiento total de la sociedad en un tiempo récord, y en España, concretamente a partir del 14 de marzo. “Los empleados se fueron a trabajar a casa de un día para otro y esta circunstancia ha afectado claramente a la ciberseguridad”, y así lo demuestran los datos de una encuesta realizada por Kaspersky entre 6.000 trabajadores de todo el mundo.

Solo un 55% de los empleados afirma estar trabajando desde casa con el ordenador proporcionado por su empleador, mientras que el resto de trabajadores han usado sus propios equipos, aplicando las medidas de ciberseguridad para estar por casa.

Un 51% de los entrevistados admitió haber visitado sitios web para adultos en sus ordenadores personales

Además, el 73% reconoció no haber recibido ningún tipo de formación en ciberseguridad por parte de su empresa. Solo el 53% utilizaba una VPN para conectarse con su trabajo y, lo que empeora la situación, un 51% de los entrevistados admitió haber visitado sitios web para adultos en sus ordenadores personales, que también utilizan para trabajar. ¿Quién se lo puede recriminar? Estraban usando sus propios equipos, pagados con su dinero, y tampoco eran conscientes del riesgo al que exponían a sus empresas.

Los datos muestran, en opinión del director general de Kaspersky, que los ciberdelincuentes han encontrado un estanque lleno de peces para echar sus redes. Y, en muchas ocasiones, han utilizado la enfermedad para su propio beneficio. El propio estudio refleja que el 27% de los encuestados dijo haber recibido correos electrónicos maliciosos que utilizaban el Covid-19 como reclamo.

“Con el confinamiento por la pandemia, los Ciberdelincuentes han encontrado un estanque lleno de peces para echar sus redes. Y, en muchas ocasiones, han utilizado la enfermedad para su propio beneficio”

Ante esta situación, Ramírez recalcó que el cibercrimen no descansa y que el confinamiento no ha sido una excepción. “Todas las empresas trataron de capacitar a todos sus trabajadores para que pudieran trabajar desde casa, pero se les olvidó incorporar el tema de la ciberseguridad”.

A pesar de estos problemas, el director general de Kaspersky opinó que, una vez probado a gran escala, el teletrabajo ha llegado para quedarse y, aunque habrá que trabajar para solucionar las brechas de seguridad, esta fórmula tiene claras ventajas. Una de las más evidentes es la oportunidad que brinda a la España vacía. Ya no es necesario vivir en una gran ciudad para poder trabajar.

Surgirán nuevas profesiones, como las teleniñeras por ejemplo, para entretener niños en una videoconferencia o los entrenadores virtuales, entre otras. “Son muchas las cosas nuevas que van a surgir de esta situación que estamos viviendo”, concluyó.

La ciberseguridad y el teletrabajo también fueron asuntos abordados por el director general comercial de HPE, César Vallecillo, durante su intervención. Destacó la importancia de que existan programas multidisciplinares como el PIC que, además tiene entre sus puntos fuertes el de acercarse a los requerimientos de las empresas y la sociedad. A pesar de que los cambios traen nuevos desafíos, Vallecillo destacó la importancia de que las empresas apuesten por la seguridad.

El directivo de HPE explicó que las empresas deben acelerar la transformación digital. Algo que podría contrastar con la necesidad de recortar inversiones que se iban a acometer derivado de la crisis económica que se va a generar tras la pandemia. Pese a todo, Vallecillo se mostró a favor de fomentar los modelos de trabajo en remoto y sobre todo de innovar. “La inversión en tecnología es la que va a marcar la diferencia”, argumentó.

Clausura PIC
De izquierda a derecha y de arriba abajo, César Vallecillo, Eloy Velasco, Rafa Chelala, Asier Uribeechabarría, Marina Pedráz, Elvira Tejada, Sofía de las Cuevas, José María Garrido, Rafael Hijosa, Alonso Ramírez y Sara Fernández Olivo.

En la última sesión del PIC también intervino la fiscal de sala del Tribunal Supremo, Elvira Tejada, quien al tiempo ejerce como docente en el programa. Además de dar la enhorabuena a los alumnos que han finalizado el curso, quiso recordar la labor de los fiscales a la hora de perseguir a la delincuencia en la red como labor fundamental para contribuir a la ciberseguridad. Tejada estuvo de acuerdo en que la tecnología ha sido clave para poder mantener la actividad durante el periodo de confinamiento, “aunque no es menos cierto que se han generado nuevos riesgos. Es importante seguir luchando para conseguir un ciberespacio seguro”, afirmó.

“españa es un país de Pymes, y el 98% de ellas no supera la decena de trabajadores. Aún así, han tenido que hacer frente a los mismos riesgos de las empresas del Ibex 35”.

En la sesión de cierre del PIC, programa que imparten conjuntamente Deusto Business School e ICADE Business School, con el apoyo de Hewlett Packard Entreprise (HPE), tomaron la palabra, asimismo, los codirectores del programa, el abogado Rafael Chelala y el magistrado de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco. También lo hizo el director de Deusto Business School en Madrid, Iñaki Ortega, quien se encargó de conducir el acto, o el director general de ICADE Business School, José María Garrido, que destacó el buen trabajo conjunto desarrollado por las dos escuelas de negocios.

Todos los ponentes aprovecharon sus turnos de palabra para hablar de la importancia de la formación frente a las ciberamenazas. Y, en especial, se refirieron a la de las pequeñas y medianas empresas en un contexto agravado por el teletrabajo que ha venido de la mano de la pandemia del Covid-19.

Tras estas intervenciones los alumnos fueron presentando sus proyectos de fin de programa, de entre los que el jurado decidió destacar CYBERPYME PLATFORM, defendido por Rafael Hijosa, de Bankia; Sara Fernández Olivo, de Escudo Digital; Sofía de las Cuevas, de Enagás y Marina Pedraz, de Banco Santander. Se trata de una plataforma digital interactiva destinada a facilitar el acceso de las pymes a los servicios y profesionales de la ciberseguridad. España es un país de pymes, y un 98% de ellas no supera la decena de trabajadores. Aún así, han tenido que hacer frente a los mismos riesgos de las empresas del Ibex 35.