La Ser, de cuya ciberseguridad se ocupaba Everis, tardará tres o cuatro meses en recuperar la normalidad

503
Foto ciberataque cadena SER

Ha habido un antes y un después en ciberseguridad tras el ciberataque del 4-N en España, mediante lo que parece ser una versión del ransomware Ryuk. Como ya informó Escudo Digital, la Cadena Ser se vio en la necesidad de desconectar todos sus sistemas informáticos operativos. La emisión se garantizó desde sus operativos en Madrid. Según ha podido saber Escudo Digital, la vuelta a la normalidad llevará mucho tiempo. Fuentes relacionadas con la dirección de la cadena no creen que esté arreglado todo antes de cuatro meses. Indra es el principal proveedor de sistemas informáticos de la Cadena Ser, pero no se encargaba de su ciberseguridad. Era Everis, ahora Indra está ayudando a solucionar los problemas derivados del ciberataque.

La Cadena Ser tiene problemas técnicos incluso para dar la señal horaria, los daños que ha sufrido su sistema operativo son muy graves, hasta el punto de haber obligado a sus trabajadores a volver a los sistemas tradicionales de trabajar en radio hace treinta años. Como buenamente han podido, han salido adelante e incluso han organizado unos Premios Ondas, en medio de grandísimas dificultades. El ataque iba dirigido contra PRISA, pero de los sectores de negocio de la compañía, la más afectada ha sido la cadena SER.

La dirección de la Ser decidió no pagar el rescate que exigían los piratas informáticos y puso el asunto en manos de la policía. Según informa El Confidencial Digital los primeros afectados fueron los trabajadores de “Hoy por Hoy”. Cuando estaban realizando la escaleta del programa de madrugada se produjo el ataque de Ransomware y las pantallas de sus ordenadores fueron ocupadas por un mensaje que incluía dos correos para contactar con “los secuestradores” del sistema.

La Ser no ha conseguido todavía desbloquear el sistema informático. En dos semanas, siempre según El Confidencial Digital, no ha tenido acceso a las cuñas publicitarias, los cortes grabados, el archivo… Solo algunos ordenadores funcionan en condiciones, y no tiene acceso a la operativa de la plataforma Redacta.

Se trata del sistema por el cual los informadores acceden a las piezas de la agencia, los audios tanto propios como de otras emisoras, y pueden redactar y completar informaciones. Luego trasladan al Dalet las piezas radiofónicas ya terminadas. El Dalet es la plataforma para la gestión de la emisión. Los trabajadores están agudizando el ingenio hasta niveles insospechados.

Se graban audios directamente desde el televisor mediante grabadora, recurren a sus propios correos e incluso utilizan pen drives, lo que no resulta tampoco muy aconsejable, dada la posibilidad de que sean una nueva vía de “infección” para los ordenadores, incluso de forma involuntaria. Muchos de ellos no tienen acceso al correo corporativo.