Criptoescándalo: piden la exhumación del cuerpo del fundador de QuadrigaCX

219
Gerald Cotten

La noticia tiene tintes morbosos, y está dando que hablar en Canadá y entre los inversores en Criptomonedas tanto como la exhumación de Franco. Según publica el portal Bitcoin, el bufete de abogados Miller Thompson ha solicitado que se exhume el cuerpo de Gerald Cotten, fundador y CEO de QuadrigaCX, una empresa de inversión de criptomonedas.

El fallecimiento repentino de Cotten, un hombre muy joven, el pasado año en India, víctima de complicaciones relacionadas con la enfermedad de Crohn, y el hecho de que se “llevara a la tumba” las claves, ha hecho dudar a sus clientes, víctimas de la quiebra de la empresa, sobre la veracidad de su muerte. Él era el único que tenía las contraseñas para acceder a los monederos digitales de los inversores. Estos contenían unos 137 millones de dólares en criptomonedas. La quiebra de la empresa afectó a 115.000 usuarios.

En la carta, publicada por Bitcoin.es los afectados, por medio de sus abogados exigen una respuesta a sus dudas: “El propósito de esta carta es solicitar, en nombre de los Usuarios Afectados, que la Real Policía Montada de Canadá (‘RCMP’) realice una exhumación y una autopsia post mortem en el cuerpo de Gerald Cotten para confirmar tanto su identidad como la causa de la muerte dadas las circunstancias cuestionables que rodearon la muerte del Sr. Cotten y las pérdidas significativas de los usuarios afectados “

Cotten tenía 30 años, y la enfermedad de Crohn, solo puede provocar la muerte, si no se trata como se debe. Se trata de un mal crónico, y el financiero poseía los medios y los conocimientos para cuidarse. Y era muy joven.

La viuda de Cotten, Jennifer Robertson, molesta y afligida ante el sacrilegio de la exhumación del cuerpo de su marido, el fundador de QuadrigaCX .

Su muerte prematura provocó el cierre de QuadrigaCX, una empresa que en sus mejores tiempos consiguió tener hasta 115 mil usuarios. Se sospecha que Cotten pudo fingir su propia muerte para quedarse con el dinero (las cryptomonedas) y eludir la persecución de las autoridades. Es un hecho probado por la firma de auditoría Ernst & Young que Quadriga cometía numerosas irregularidades, como la creación de cuentas por parte de Cotten en las que utilizaba seudónimos.

Solo Gerald Cotten tenía la clave de acceso a los 135 millones de dólares que atesoraba QuadrigaCX en las wallets.

La información hallada durante el proceso de investigación “resalta la necesidad de tener certidumbre absoluta sobre si el señor Cotten está efectivamente muerto”. Cotten, según la empresa audoitora, habría transferido de forma irregular importantes cantidades a cuentas de su propiedad.

Como señala Bitcoin.es, “las wallets estaban completamente vacías, y la mayoría de las criptomonedas que alguna vez tuvo habían sido transferidas a otras wallets y crypto exchanges”. Solo se han logrado rescatar 25 millones de dólares. El FBI está al tanto de la investigació, así como otros organismos policiales internacionales.  

Los 115.000 afectados confían en que una autopsia sirva para clarificar lo que ha ocurrido con los 137 millones de dólares desaparecidos. ¿Está muerto Cotten realmente?, se plantean

La viuda de Cotten, Jennifer Robertson está molesta y envió el pasado viernes día 13 un comunicaco a los medios en los que manifesta estar “afligida al conocer esta solicitud.

La muerte de mi marido no debe ponerse en duda”. Y añade que no entiende como algo tan desagradable y violento para los familiares como una exhumación puede ayudar en el” proceso de recuperación de bienes.

El abogado de Jennifer. Richard Niedermayer, en declaraciones a CoinDesk, ha manifestado:

“Gerry murió el 9 de diciembre de 2018 en la India: una investigación independiente realizada por Globe & Mail, lo confirmó a principios de este año, y no debería estar en duda. Mientras que la Sra. Robertson ha ayudado a los usuarios afectados por el caso de QuadrigaCX en la recuperación de activos, y ha cooperado plenamente con la investigación de Ernst & Young, no está claro cómo la exhumación o una autopsia para confirmar la causa de la muerte de Gerry por complicaciones derivadas de la enfermedad de Crohn ayudaría aún más al proceso de recuperación de activos”.

Las pruebas de su muerte no son concluyentes. Según una investigación realizada por CoinDesk, el nombre de Cotten no estaba bien escrito, y el médico que examinó al fallecido declaró que las circunstancias de la muerte de la persona que había visto eran sospechosas. Las víctimas de la quiebra de QuadrigaCX confían en que una autopsia tras la exhumación aclare los hechos.