Altamente recomendada por los expertos en ciberseguridad

Egosurfing: La práctica para conocer nuestra identidad digital y proteger nuestra privacidad

229
Trabajo ordenador internet

El egosurfing es una práctica altamente recomendada por los expertos en ciberseguridad que básicamente consiste en buscar tus propios datos en Internet para comprobar qué información existe sobre ti, lo que se conoce como identidad o huella digital, y poder controlar así tu privacidad.

Esta semana, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) ha advertido sobre la importancia de realizar “periódicamente” esta acción puesto que “Internet es el mayor banco de información de la historia” y, aunque no seamos conscientes, puede haber contenido privado o inapropiado sobre nosotros circulando por la Red.

“Todo lo que publicamos en Internet; fotos, vídeos, opiniones, etc., e incluso lo que otros publican sobre nosotros, incluyendo documentación o publicaciones oficiales, donde aparece información sobre nosotros, permanece en la Red”, recuerda la OSI, dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).

Nuestra huella digital puede verse afectada por la información que pueda encontrarse sobre nosotros en internet  y, lo que es peor, podría sufrir un daño mayor si se vulnera nuestra privacidad y se filtran nuestros datos personales.

En muchas ocasiones, como alerta la OSI, esto se debe a que sin darnos cuenta, o sintiéndonos engañados, accedemos a un enlace sospechoso, introducimos nuestro usuario y contraseña a una web fraudulenta o contestamos a un formulario en el que se nos solicitan datos personales. Además, hay otra causa muy común: que un virus ha infectado nuestro dispositivo y ha robado su información.

El egosurfing podría evitar que fuéramos víctima de un delito

Que nuestros datos personales terminen en malas manos también podría acarrear que fuéramos víctima de algún delito. Según recoge el Diario de Navarra, en Navarra se han denunciado casos de personas que mientras buscaban pareja en internet fueron estafadas por perfiles ‘ideales’ recreados para conseguir que la víctima cayese en la trampa. “También se han investigado suplantaciones de identidad para lograr transferencias económicas por parte de algunas empresas, en las que los ‘malos’ se infiltraron en los correos electrónicos corporativos de una firma”, indica este mismo medio.

Ante estos y otros muchos casos, la Guardia Civil y su unidad de Delitos Informáticos también han animado a la ciudadanía a realizar egosurfing y descubrir así qué información muestra internet cuando se le pregunta por nosotros.

“Hay que vigilar periódicamente la información personal que circula por internet. El ‘egosurfing’ puede ser un escudo”, advirtió la Benemérita el pasado mes de marzo en unas declaraciones también recogidas el Diario de Navarra.

Especialmente sensible es cualquier información que pueda encontrarse en internet referente a datos de documentación, fiscales o bancarios. “Si se sospecha que puedan estar a la vista (por ejemplo, un DNI, un número personal, etc) de otros internautas, hay que ponerse en contacto de manera primordial con la entidad bancaria con el fin de tomar las medidas de seguridad oportunas, para evitar que realicen cargos fraudulentos”, apuntó la Guardia Civil.

Para minimizar todos estos riesgos, es conveniente practicar egosurfing de forma recurrente ya que, tal y como señala la OSI, permite “saber qué se dice de nosotros, cómo se dice, quién lo dice y con qué objetivo, e identificar posible información que no debería estar publicada y que queramos que sea eliminada”.

¿Cómo puedo hacer egosurfing?

Practicar egosurfing no se limita a buscar nuestro nombre en Google, también implica utilizar otros buscadores, las redes sociales y otras plataformas para encontrar todas las menciones sobre nuestra persona en internet, incluidas fotografías, vídeos o datos como el DNI.

Según explica OSI, el egosurfing se puede realizar de distintas formas. La primera que nombra es por medio de Google Alerts, que “permite configurar el envío de notificaciones a nuestro correo electrónico que nos interese”. Para hacerlo, hay que seguir estos pasos:

  • Una vez accedemos a Google Alerts, hay que introducir en el espacio de búsqueda los términos sobre los que queremos recibir alertas. Dentro de la práctica del egosurfing es habitual hacer búsquedas sobre los siguientes datos personales: nombre y apellido/s, apellido/s seguido del nombre y separado por una coma, DNI, nombre y apellido (entre comillas) +ciudad, dirección, correo electrónico y número de teléfono.
  • Tras establecer las alertas, podemos configurar diferentes opciones, como la periodicidad de las notificaciones, el idioma o la zona geográfica.

Otra opción más sencilla y rápida es buscarnos directamente en el buscador de Google introduciendo nuestro nombre, apellidos y otros conceptos como los mencionados en el apartado anterior de Google Alerts. Además, en Google Imágenes se pueden realizar búsquedas de imágenes concretas, como por ejemplo, “fotos de nuestros perfiles o imágenes compartidas con otras personas de forma confidencial”.

En otros buscadores, en las redes sociales y en otras plataformas

El egosurfing también se puede practicar realizando búsquedas similares en otros buscadores como Yahoo!, Bing, Ask o Lycos o en otros menos conocidos, como Ecosia, DuckDuckGo Yandex, Baidu.

Además, la OSI subraya que “practicar el egosurfing dentro de las redes sociales u otras plataformas como foros o webs de contactos puede ayudarnos a descubrir si existen perfiles falsos suplantando nuestra identidad, usando nuestra descripción, datos personales o fotografías”. En este sentido, señala que generalmente será suficiente con acceder a la web e introducir nuestro nombre completo, nombre de usuario, correo electrónico u otro dato identificativo en el buscador de la plataforma.

¿Cómo actuar si encontramos información que no queremos que esté publicada?

Si al practicar egosurfing encontramos algún dato personal que no queramos que siga en internet, OSI subraya que se debe actuar en la medida qué nos afecte.

“En caso de encontrar en redes sociales publicaciones sobre nosotros desconocidas o perfiles falsos, lo más recomendable es acceder a los ajustes y configurar las opciones de privacidad para evitar que desconocidos puedan acceder a nuestra información. También es recomendable gestionar cómo nuestros contactos pueden etiquetarnos en diferentes publicaciones. Finalmente, en caso de encontrarnos ante un perfil falso, deberemos denunciarlo la red social para que lo eliminen lo antes posible”, indica.

Además, la OSI recuerda que también podemos minimizar nuestra huella digital ejerciendo el derecho al olvido, “cuando la información es publicada por terceras personas, como empresas u otras instituciones y ésta afecta a nuestra identidad digital y reputación”.

Artículo
Egosurfing: La práctica para conocer nuestra identidad digital y proteger nuestra privacidad
Nombre
Egosurfing: La práctica para conocer nuestra identidad digital y proteger nuestra privacidad
Descripcion
Esta práctica es altamente recomendada por los expertos en ciberseguridad y te explicamos en qué consiste y los beneficios que puede reportarte.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo