Irán ha prometido venganza contra Israel

El ciberataque de Israel contra la central nuclear iraní de Natanz volvió a recurrir al gusano Stuxnet

141
hackeo a Irán

Según el diario “la Razón”, el ciberataque recibido en la central nuclear Irán por parte de Israel habría sido realizado mediante el uso del gusano informático denominado Stuxnet, un viejo conocido. El citado virus no es nuevo, ya fue detectado hace una década por una empresa de seguridad bielorrusa. Su función es atacar infraestructuras críticas , como centrales nucleares. El curioso nombre de este gusano lleva camino de convertirse en trending topic en Twitter. El portavoz de la OEAI Organización de la Energía Atómica de Irán , Behruz Kamalvandi, resultó herido el domingo tras caer desde una altura de siete metros mientras realizaba una inspección a la central tras el suceso, y ha manifestado que en julio de 2020, se produjo una explosión y un incendio en la nave de ensamblaje de centrifugadoras que fue resultado de un sabotaje. Previamente, en 2010, la misma central fue objetivo de un ataque informático conjunto de Israel y Estados Unidos con el virus Stuxnet que destruyó más de un millar de centrifugadoras.

La compañía rusa de seguridad digital Kaspersky Lab describía a Stuxnet en una nota de prensa como “un prototipo funcional y aterrador de un arma cibernética que conducirá a la creación de una nueva carrera armamentística mundial”. Kevin Hogan, un ejecutivo de Symantec, advirtió que el 60% de los ordenadores contaminados por el gusano se encuentran en Irán. Kaspersky concluyó tras el primer ataque en 2010 que los ataques sólo pudieron producirse “con el apoyo de una nación soberana”, convirtiendo a Irán en el primer objetivo de una guerra cibernética real.​

También se critica a Iran por no haber podido impedir, pese a la millonada invertida en ciberseguridad, un nuevo ataque con el mismo gusano, y lo peor, como afirma este estudiante de tecnología israelí es que no pueden tomar represalias. No está tan claro.

Las labores en Natanz están intrínsecamente relacionadas con el frágil acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y la comunidad internacional, y que ahora corre serio peligro tras la salida unilateral de Estados Unidos, con la consiguiente reimposición de las sanciones a la república islámica, según informa Europa Press.

Natanz ha sido el lugar donde Irán enriquece uranio por encima de los niveles estipulados en el pacto; una represalia de Teherán por la reanudación de las sanciones. Las autoridades tienen prevista la instalación de otras mil centrifugadoras en la planta durante los próximos tres meses.

La tensión desatada en Oriente Medio puede tener repercusiones internacionales muy graves.

El Gobierno de Irán manifestó que el incidente registrado el domingo en la central nuclear de Natanz, que ha descrito como un caso de “terrorismo nuclear”, servirá para fortalecer la la posición de las autoridades en las conversaciones sobre el acuerdo nuclear de 2015.

Teherán afirma que Natanz, que a pesar del ataque vía Stuxnet, cuenta con centrifugadoras avanzadas que acelerarán el proceso de enriquecimiento de uranio

El ministro de Exteriores iraní, Mohamed Yavad Zarif, ha indicado ante el comité de Seguridad Nacional y Política Exterior que las instalaciones y científicos nucleares necesitan una mayor protección y ha informado de que Natanz cuenta con centrifugadoras avanzadas que acelerarán el proceso de enriquecimiento de uranio.

El ministro acusa a Israel de buscar venganza de los iraníes por su éxito a la hora de hacer frente a las sanciones impuestas por Estados Unidos desde la retirada unilateral de Washington del acuerdo nuclear en 2018.

El director de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi, achacó al “terrorismo nuclear” el incidente en la central nuclear de Natanz, la más importante del programa de enriquecimiento de uranio iraní. Y prometen vengarse de Israel.

Asimismo, habló de “acto despreciable” y subrayó la necesidad de que la comunidad internacional y la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) hagan frente a la situación. El incidente se saldó sin víctimas ni escape de material radiactivo, según las autoridades iraníes, informa Europa Press.

Fuentes de los servicios de Inteligencia de Estados Unidos citadas por ‘The New York Times’ indican que tuvo lugar una fortísima explosión que dañó el sistema eléctrico interno y han apuntado a una operación llevada a cabo por Israel, que no se ha pronunciado sobre lo sucedido.

Los servicios de inteligencia estadounidenses afirman que la explosión habría provocado daños muy graves a la capacidad de Irán para enriquecer uranio y que Teherán necesitaría al menos nueve meses para restaurar la producción en Natanz a los niveles que tenía con anterioridad al ciberataque.

Fuentes consultadas por ‘The Jerusalem Post‘ apuntan a que los daños son mucho mayores de lo que ha informado Teherán.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, no ha hablado directamente sobre el suceso, si bien ha manifestado que “la lucha contra Irán y sus aliados y el armamento iraní es una misión gigante” y ha añadido “La situación de hoy no dice nada sobre la que existirá mañana”, recoge el diario The Times of Israel.

El suceso en Natanz ha tenido lugar después de la instalación de una nueva serie de centrifugadoras de uranio, más modernas, que permiten enriquecer el material al 20 %, lejos aún del 90 % que se precisa para fabricar una bomba atómica. A pesar de ello, el gobierno de Teherán defiende que su programa nuclear tiene fines absolutamente pacíficos.

Artículo
El ciberataque de Israel contra la central nuclear iraní de Natanz volvió a recurrir al gusano Stuxnet
Nombre
El ciberataque de Israel contra la central nuclear iraní de Natanz volvió a recurrir al gusano Stuxnet
Descripcion
Irán asegura que dispone de suficientes centrifugadoras para seguir enriqueciendo uranio y promete venganza contra Israel.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo