Su mujer lo apoya de forma incondicional

El hacker mirón: espió a 780 mujeres en momentos íntimos

153
Un hacker mirón puede ser extraditado a Estados Unidos por espiar a más de 700 mujeres

Las autoridades de Estados Unidos han pedido la extradición de Chistopher Taylor, un ciudadano británico de 57 años acusado por el FBI de ejercer de voyeur al espiar a 780 víctimas, mujeres todas ellas, distribuidas a lo largo de 39 países.

Según la web noticiasdeseguridad.com, el individuo cuenta con el apoyo de su esposa, quien, al igual que su marido, ha amenazado con quitarse la vida si lo extraditan. Las perspectivas no son nada halagüeñas para este mirón, quien podría enfrentarse a 20 años de prisión.

¿Cómo actuaba? Persuadía a sus víctimas para que se descargaran “Cammy”, un software que le permitió obtener control de web camms con las que veía a sus víctimas en momentos íntimos solas o practicando el sexo con sus parejas. Al parecer, es un sistema relativamente sencillo de ejecutar, y, de hecho la red está llena de tutoriales en vídeo para saber cómo hacerlo.

El sistema judicial quiere castigar con ejemplaridad este tipo de delitos en un momento en el que nuestra privacidad está en entredicho.

El responsable de este delito fue descubierto al atacar un ordenador que estaba conectado a la red del Instituto de Georgia, en Atlanta. El FBI encontró su dirección IP, y tras ser interrogado confesó su delito.

¿Qué es la escopofilia?

La escopofilia es una práctica sexual en la que el individuo experimenta excitación sexual y procede a la masturbación al mirar a otros realizando actividades sexuales o íntimas.

El individuo suele suele preferir que no le vean las personas que les observan y hacerlo de modo furtivo. Es una practica analizada por psicólogos y psiquiatras.

En Tres ensayos sobre teoría Sexual, Freud definió la escopofilia como uno de los instintos de la sexualidad, independientes por completo de las zonas erógenas. Con el avance de la tecnología se ha pasado del catalejo, como el que usaba el cineasta Alfred Hitchcock, a las webcams.

No está considerada una desviación sexual, pero puede llegar a ser considerada una enfermedad, según afirman algunos expertos, para casos como el de Christopher Taylor, quien ha dedicado energías ingentes y un interés fuera de lo común por espiar a sus víctimas, hasta el punto de ponerse en peligro de ir a la cárcel. El hacker mirón actuó desde su domicilio en Wigan entre agosto de 2012 y julio de 2015. Wigan es una ciudad del noroeste de Inglaterra, situada en el condado metropolitano del Gran Manchester.

La esposa del voyeur tecnológico, muy comprensiva

La esposa de este hacker mirón, o voyeur, manifestó en el juicio: “Si se lo llevan sé que de todos modos no sobreviviría, así que simplemente me suicidaría. Me preocuparía muchísimo lo que le esté ocurriendo allí porque he visto programas sobre prisiones estadounidenses”. Esta se ha mostrado absolutamente comprensiva con su esposo, no así el sistema judicial, que quiere castigar con ejemplaridad este tipo de delitos en un momento en el que nuestra privacidad está en entredicho.

Una de las recomendaciones más importantes para evitar ser espiados por la web cam de nuestro ordenador es proteger el visor con una pegatina, una tirita o uno de los adminículos que pueden adquirirse en diversas tiendas de informática.

En muchos casos puede parecernos innecesarios, pero no nos damos cuenta de la cantidad de cosas que hacemos delante del ordenadores.

En el caso de este hacker mirón, conseguía sus propósitos. Veía a sus víctimas cambiándose de ropa o manteniendo relaciones íntimas con sus parejas, algo que jamás sospecharon que pudiera estar ocurriéndoles a ellas. También hay que tomar precauciones con las cámaras domésticas de vigilancia para evitar ser espiados.

Artículo
Hacker mirón
Nombre
Hacker mirón
Descripcion
EE.UU. ha pedido la extradición de Chistopher Taylor, el hacker mirón, un británico acusado por el FBI espiar a 780 víctimas mediante hackeo.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo