La batalla de este siglo se librará por los datos

GAIA-X: la Infraestructura Federada de Datos Europea

33

El 4 de junio del 2020 ha marcado una fecha importante en el ámbito de la tecnología: ha sido el punto de partida de Gaia-X, la Infraestructura Cloud Federada Europea y un hito en la innovación y soberanía industrial europea.

En los últimos dos años se ha hecho más frecuente la discusión pública sobre la batalla por los datos, como si se tratara de la nueva guerra fría de este siglo. En particular, a raíz del escándalo de Cambridge Analytica, la ley Cloud y la entrada en vigor del RGPD.

La preocupación por la dependencia tecnológica hizo eclosión con las disputas comerciales de la UE con Estados Unidos y los acuerdos con China. Actualmente, son cinco empresas globales las que dominan el 80% de la infraestructura Cloud. La importancia estratégica de los datos como materia prima para todos los sectores hizo que saltaran las alarmas en los motores de la UE, impulsando la presentación de Gaia-X, la Infraestructura Federada de Datos Europea en octubre pasado.

El pasado 4 de junio se dio el primer paso hacia la constitución de la fundación, con sede en Bruselas, que coordinará Gaia-X y dictará las normas y los estándares que regirán la infraestructura de datos. Esta entidad, sin fines de lucro, fundada por 22 empresas alemanas y francesas a partes iguales, estará abierta a la participación de empresas, instituciones educativas y otros organismos europeos.

Bajo la premisa de un ecosistema digital abierto, donde los datos puedan almacenarse, utilizarse e intercambiarse de una manera segura, Gaia-X tiene el potencial para unificar y simplificar el acceso y la gestión mediante conectores de comunicación adecuados que cubran las necesidades de los usuarios.

Peter Altmeier, ministro de Energía y Economía alemán, destacó que “aí como el Reglamento General de Protección de Datos se ha convertido en un estándar para todo el mundo, Gaia-X se convertirá también en un sello de calidad global”, e hizo hincapié en la importancia de la soberanía tecnológica, argumento al que se sumó su homólogo francés, Bruno Le Maire.

Se busca la migración desde proveedores estadounidenses

A pesar de las urgencias por el Covid-19, se ha podido concretar este proyecto en tiempo record.

Tomando los valores europeos como punto de partida, Gaia-X será el inicio de un ecosistema que cubra las necesidades de colaboración de datos y pondrá fin a la dependencia de un único proveedor actual. Este ecosistema parte de cuatro pilares: Apertura, Interoperabilidad, Transparencia y Confianza.

Los datos, afirmó el ministro alemán, son claves para que las empresas europeas puedan beneficiarse de la digitalización y competir en un mercado global. “Solo sobreviviremos si generamos innovación.”

La plataforma Gaia-X estará abierta para todos los proveedores europeos y no europeos, que cumplan los estándares de calidad, seguridad y normativos europeos. Facilitará el acceso transparente a los usuarios, quienes tendrán la posibilidad de cambiar de operador, sin perder sus datos. El uso de plataformas open-source forma parte integral de esta plataforma por su transparencia y visibilidad.

De este modo, se busca facilitar la migración desde proveedores estadounidenses, que se espera esté disponible a partir de 2021. La sana competencia siempre es buena noticia, ya que impulsa la provisión de mejores servicios, imprescindibles en la era digital.

Las partes interesadas que quieran contribuir con experiencia técnica, presentando casos de uso, y mediante la participación continua en un grupo de trabajo, pueden indicar su interés por correo electrónico a contact@data-infrastructure.eu.