microsoft

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos ha alertado a Microsoft de la presencia de un fallo en el sistema operativo Windows 10 que podía convertirse en una herramienta para piratear, un problema que la compañía ya ha corregido con la distribución de un parche de seguridad.

Esta noticia llega en un momento delicado para la compañía. Microsoft ha avisado de que a desde el pasado día 14 dejará de realizar actualizaciones de Windows. Muchos usuarios se han encontrado esta mañana con un mensaje en el que se les aconseja, directamente, comprar otro ordenador si no quieren arriesgarse a sufrir graves vulnerabilidades. Como explicaba el pasado año ADSL Zone en un interesante artículo “Windows 7 es quizá la versión de Windows más querida y respetada por los usuarios de todas las existentes, por lo que, para muchos, migrar a otra que aunque se venda como mejor, más potente, funcional y segura, es algo que les cuesta. Aquí es donde se puede aplicar eso de ‘más vale lo malo conocido…’, aunque esta no es la única razón por la que millones se niegan a hacer el cambio”. Una de las más importantes era el hecho de que Windows 10 recolectara en un principio datos de sus usuarios para enviarlos a los servidores de la firma, lo que se conoció como la telemetría.

El Gobierno estadounidense ha demostrado una enorme responsabilidad al avisar del fallo, podría haber creado herramientas para espiar y explotar la vulnerabilidad

Para los amantes de Windows 7 el “asesinato” del sistema operativo provoca un rechazo inmediato. Más de uno cambiará a Apple. Y la noticia del grave fallo de Seguridad en el Sistema Operativo no contribuye a mejorar la imagen de la compañía creada por Bill Gates.

Según informa Europa Press, la NSA es una agencia de inteligencia del Gobierno de estadounidense. Esta agencia se encarga de todo lo relacionado con la defensa de la seguridad de la información, y normalmente utiliza distintas herramientas de piratería para accede a la información de sus adversarios.

Como señalan desde el Washington Post, que la NSA avisara a Microsoft señalaba un “enorme cambio” en el enfoque de la agencia, ya que antepusieron la seguridad informática antes que su interés, ya que podían haber puesto en marcha la la creación de herramientas propias de espionaje que aprovecharan el agujero..

Dicha vulnerabilidad es un error en el código del ordenador que afecta a los sistemas que funcionan con Windows 10 y que podría exponer a los usuarios a importantes brechas de seguridad o a ser vigilados, según fuentes conocedoras de este asunto. El portal Krebs on Security, confirma la existencia de esta “vulnerabilidad de seguridad extraordinariamente grave”, como lo ha calificado.

Este descubrimiento ha sido relacionado con un fallo pasado que la propia NSA parovechó para crear la herramienta Eternal Blue, que funcionaba en todos las versiones de Windows.
Según Krebs on Security, la compañía tecnológica ha empezado a distribuir el parche este martes, después de corregir el fallo previamente para el ejército de Estados Unidos y otros clientes que gestionan las claves de la infraestructura de Internet. Hay que recordar que Microsoft está a cargo del sistema Jedi, la nube del Pentágono, un proyecto por el que el Gobierno desembolsó 10.000 millones de dólares.