Han sido filtradas fotos de fallecidos en accidentes, datos de menores, de policías y de mujeres victimas de violencia de género.

“Varón de 86 años que se quiere suicidar con lejía”, así ha sido el hackeo a Castellón

193
El Ayuntamiento de Castellón ha sufrido un ciberataque

Ocurrió el pasado viernes 17 de mayo, a las 13:55 horas. Un aviso de emergencia requería todas las prisas del mundo. La Policía Local de Castellón de la Plana había tenido noticia deque un hombre de 86 años amenaza con suicidarse bebiendo lejía y tirándose por el balcón de su domicilio. Avisan a la Policía Nacional y al Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU).

Le hacen cambiar de opinión, lo reducen y lo llevan al hospital para que sea evaluado. Esta información según ha publicado El Confidencial, no ha sido dada a conocer por el gabinete de prensa del Ayuntamiento. Evidentemente, estamos hablando de material sensible, y, evidentemente, las noticias relacionadas con el suicidio se ocultan por tener un efecto llamada.

Lo sabemos por una filtración tremenda ocasionada por uno de los ciberataques más contundentes que ha tenido lugar. Fue el pasado 31 de marzo cuando el Ayuntamiento de Castellón fue puesto en jaque, como ya informamos en nuestro medio.

En un principio se habló de que estaban inoperativas están inoperativas la sede electrónica, el portal tributario y la página web municipal. Y por supuesto el sistema informático de la administración local. El hecho fue denunciado ante el Centro Criptológico Nacional y la Agencia Española de Protección de Datos.

Desde datos de mujeres víctimas de violencia de género a fotos de personas fallecidas en accidente, o datos de menores han sido filtrados tras el ciberataque al Ayuntamiento de Castellón

Ahora sabemos que, durante cinco días, la Dark Web se llenaba de 119,34 gigabytes de material confidencial. Vieron la información más de 2.500 personas.

El asunto tiene graves consecuencias. Los datos privados de los ciudadanos, e historias tan trágicas como esta, no deben ser accesibles a cualquiera. Pueden ser utilizados por delincuentes para realizar chantajes, robos, extorsiones, hacer compras utilizando sus datos…

El citado medio ha tenido acceso a dos de los 246 archivos del Ayuntamiento de Castellón que fueron  filtrados. Aunque solo han examinado un 1% de los archivos, el material que se ha estudiado incluía: datos de todo tipo de víctimas de violencia de género, atestados de la policía, datos personales de las fuerzas del orden, datos de ciudadanos sometidos a controles de drogas, fotos de personas heridas o fallecidas en accidentes; datos de menores con problemas de absentismo escolar; contraseñas de servidores del ayuntamiento, así como de los sistemas de vigilancia mediante cámaras de seguridad; nóminas de los trabajadores e información completa sobre seguros de accidentes de ciudadanos.

Algunos datos, como los de las mujeres víctimas de violencia de género o los policías que las custodian, estaban encriptados, pero estaban relacionados entre sí, y podía averiguarse la identidad mediante un ataque de fuerza bruta.

Artículo
"Varón de 86 años que se quiere suicidar con lejía", así ha sido el hackeo a Castellón
Nombre
"Varón de 86 años que se quiere suicidar con lejía", así ha sido el hackeo a Castellón
Descripcion
Desde datos de mujeres víctimas de violencia de género a fotos de personas fallecidas en accidente, o datos de menores han sido filtrados.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo