Tik Tok vuelve a los tribunales

Los padres no deben usar Tik Tok como si fuera una guardería

621
Tik Tok

Tik Tok, la plataforma de origen chino, ha tenido un crecimiento viral en los últimos dos años fuera de lo común, llegando a alcanzar los 600 millones de usuarios. Es una de las más populares en las apps stores; sin embargo, muchos padres y adultos desconocen sus peligros. Y los hay. Tik Tok ha vuelto a los tribunales.

Gracias a su dinámica de creación de vídeos cortos de 3 y treinta segundos, y a la cantidad de contenido de artistas, atrae y cautiva al público infantil y adolescente. Y claro, muchos niños que se inician en ella sueñan con convertirse en influencers y ganar dinero.

Ahora bien, cuando lees la Declaración de Privacidad y la instalas, es otra la película. La aplicación extrae no sólo los datos de contacto de los usuarios, qué aplicaciones se están ejecutando, qué intereses tiene el usuario, qué ha comprado y los contactos que tiene en el móvil. Luego se conecta con otras redes sociales, y así se hace con la información de los perfiles y la lista de amigos. Se protegen con la excusa de la optimización de los servicios.

La empresa ya se había enfrentado a una demanda por infringir la Ley de Protección de Privacidad Infantil en Internet, por la cual tuvo que pagar una multa de multa de € 5.13 millones.

La multa no ha conseguido su efecto y ya se enfrentan a una nueva demanda colectiva interpuesta en el estado de Illinois. En la demanda se pone de manifiesto que Musical.ly, que pertenece al grupo, recopila datos de geolocalización de los usuarios, no solicita control de los padres para acceder a información de los niños y facilita información a otros usuarios en la aplicación.

Este “llamado de atención” no sólo sucede en Estados Unidos. El Delegado de Protección de Datos por el estado de Turingia ha emitido el 17 de diciembre una comunicación pública en la que recomienda a los padres tomar medidas. También se encuentran bajo la lupa pública de la ICO, en Gran Bretaña, por las mismas causas: el uso de datos de menores.

Inseguridad por defecto=Grooming

El problema es que la app tenía todas las funciones de privacidad deshabilitadas por defecto, permitiendo entre otras cosas que adultos que se hacen pasar por adolescentes contacten a niños en la red, según informes citados en la demanda.

Los portavoces de la empresa lo niegan y manifiestan “estar trabajando con las partes involucradas para llegar a una solución”.

Según los términos de uso, se necesita ser mayor de 13 años para ingresar, sin embargo “Los usuarios con más actividad en la red son menores de 13 años y esto es un hecho conocido por la empresa”.

¿Cuáles son las implicancias de esto? Los perfiles de los usuarios incluyen datos personales como la edad, fecha de nacimiento o la escuela, convirtiéndolos en posibles presas de grooming, una forma de acoso a los niños por parte de pederastas utilizando Internet.

La opinión de los expertos: “La responsabilidad está en los padres”

Encarni Iglesias, Abogada y Presidenta de Asociación “Stop Violencia de Género Digital” se muestra tajante. Ha manifestado a Escudo Digital: “Lo importante es concienciar a los padres, un castigo monetario ya no es una solución. Los padres deben de dejar de usar internet como chupete y guardería sin saber a qué peligro exponen a sus hijos, en definitiva, las aplicaciones son negocios para ganar dinero, la responsabilidad está en los padres”.

Las empresas no están obligadas a proteger a las personas. Encarni Iglesias añade: ” Es cierto, que, aún teniendo cuidado, pasan cosas, pero la concienciación es lo más importante. Por ejemplo, a YouTube se le ordenó retirar unos vídeos que fomentaban el suicidio. Los niños y jóvenes normalizan los malos comportamientos que luego repiten”.

Daniel Gonzálves Mas, director de DANIGMAS Abogado Penalista y Detective Privado experto en Nuevas Tecnologías, Compliance y DPO afirma : “Hoy en día tenemos un desequilibrio entre protección y permisividad. La normativa que rige TikTok es la misma que rige Facebook e Instagram. Como experto en tecnologías entiendo que este tipo de herramientas va muy por delante de la legislación y juegan con esa dualidad, entre qué es consentimiento expreso y qué no lo es, y además a esto hay que añadir el componene de la edad”·.

Las únicas herramientas que tenemos a mano: la comunicación entre padre e hijos y la difusión de estas noticias

Por el momento no hay siempre una obligación específica de solicitar la edad del usuario por protocolo, y además el usuario puede mentir sobre ello. En cuanto al consentimiento expreso paterno, se debe estudiar cómo se puede verificar y no se pueda adulterar, de modo que las plataformas no se laven las manos. “Todas estas plataformas y redes, a fin de cuentas, quieren obtener el mayor número de datos, que luego comercializan” añade Gonzálvez Mas, quien señala que ” hay una norma que se infringe, pero como el bien jurídico protegido es jurídicamente indeterminado, y, sobre todo con una cantidad de usuarios tan grande, ahí surge el problema”.

Y es que, como señala este experto “En temas virtuales el daño es más complejo de determinar. Es en muchos casos indirecto. Es por ello que, en lugar de la vía penal, se suele optar por la vía administrativa, con una sanción ejemplificadora a la plataforma, que además de pagarla sanción, y como estrategia de defensa, propone colaborar y modificar lo que está generando esta transgresión”.

La solución es compleja. Por eso la divulgación de estas noticias, la presión de la opinión pública para que las autoridades tomen medidas, y la comunicación entre padres e hijos sobre estos temas-que es lo que los expertos recomiendan- son las herramientas que tenemos a mano.