Tus datos se venden en la Dark Web por 870 euros y tu no te llevas nada

164
Hackers en internet

Lo de darle al dedito de forma automática sin pararse a pensar tiene un precio. Y tú no te llevas ni un euro. Según declarciones recogida por La Verdad de Murcia a Eduard Blasi, profesor del posgrado de Protección de Datos de la UOC ” el perfil global que incluya los datos financieros de una persona, los de acceso a su cuenta de PayPal y Amazon y los de sus perfiles en redes sociales se vende en la llamada web oscura (dark web), el mercado negro de internet, donde se puede comprar drogas, armas y hasta una revuelta, por unos 870 euros.

¿Quién tiene la culpa? No es lícito comerciar con los datos de un ciudadano, para eso existen las leyes de protección de datos, pero pecamos de ilusos cuando utilizamos determinados servicios en Internet: “La realidad es que todo tiene un precio, incluso en internet”, señala Blasi. “A veces cometemos un error al pensar que, por ejemplo, una aplicación o un software debe ser gratis por el mero hecho de que sea intangible, sin considerar los costes que hay detrás de servidores, estructura técnica, personal que actualiza los sistemas, etc. La realidad es que en el ecosistema de internet si no lo pagamos de forma directa lo acabamos pagando de forma indirecta con nuestros datos o, incluso, metadatos. La creencia de que todo es gratis es una utopía” l

Cuando Facebook adquirió WhatsApp por 21.800 dólares, o cuando Google e gastó 1.650 millones en Youtube su verdadera motivación era ” el número de usuarios que tenían detrás”.

¿Hasta que punto es lícito que se esté comerciando con nuestros datos, y no hablamos de la Dark Web, sino de empresas legales que los ponen en mano de las empresas para mejorar sus servicios de márketing?

Los datos personales se han convertido en la gasolina del siglo XXI. Eduard Blasi afirma que es necesario proteger al usuario de Internet aplicando con todos los instrumentos al alcance de la UE el Reglamento de protección de datos aprobado en mayo de 2018. Así lo explica Eduard Blasi: “Lo que busca la legislación al regular la protección de datos es en definitiva dar el poder de control y disposición de los datos al usuario, de forma que tenga la posibilidad de saber exactamente qué datos tiene en cada sitio y poder retirar los que considere oportunos en cualquier momento. Pero en la práctica cuesta ejercer el control absoluto de los datos, especialmente en las plataformas gratuitas. No obstante, la incorporación de los principios de privacidad en el diseño y por defecto del nuevo reglamento europeo facilitará, sin duda, que el usuario recupere este control sobre sus datos”.

Una reflexión muy válida, pero…¿Hasta que punto es lícito que se esté comerciando con nuestros datos, y no hablamos de la Dark Web, sino de empresas legales que los ponen en mano de las empresas para mejorar sus servicios de márketing?