Twitter pide disculpas por permitir el uso publicitario de correos y e-mails de sus usuarios

145

La red social Twitter ha pedido disculpas por permitir de forma involuntaria el envío de publicidad a números de teléfono y direcciones de correo electrónico que sus usuarios habían facilitado únicamente por motivos de seguridad.

“Hemos descubierto recientemente que cuando ustedes proporcionan una dirección de correo electrónico o un número de teléfono por motivos de seguridad, por ejemplo para la verificación de doble factor, estos datos pueden haber sido involuntariamente usados para publicidad”, ha señalado Twitter en un comunicado.

La red social ha explicado que esa información ha sido utilizada en sus “sistemas de anuncios para audiencias de socios y para audiencias personalizadas“, lo que ha permitido a las empresas enviar sus anuncios a usuarios basándose en las propias listas de marketing de las compañías.

Cuando un anunciante sube a Internet su lista de marketing, algunos usuarios pueden ser vinculados a dichas listas basándose en los datos de la dirección de correo electrónico y su número de teléfono. El problema es que los usuarios de Twitter han facilitado sus datos personales únicamente por motivos de seguridad y no para envío de anuncios.

No es la primera vez que Twitter comparte datos personales

“Ha sido un error y pedimos disculpas”, ha asegurado Twitter, antes de señalar que no puede concretar el número de personas que se han visto “afectadas” por esta práctica. Insisten en que no ha compartido los datos a nivel externo y que el problema se solucionó el pasado 17 de septiembre.

“Lamentamos que esto haya sucedido y estamos dando los pasos para garantizar que no volvemos a cometer este error otra vez”, ha señalado Twitter.

La red social pidió disculpas en términos similares el pasado mes de julio, cuando admitió que podría haber compartido datos de los usuarios de su aplicación para móviles, incluidos códigos de país y datos de impacto de anuncios, con empresas anunciantes incluso cuando los usuarios “no habían dado permiso” para hacerlo. La fuga de datos en las redes sociales no autorizada por los usuarios es un tema que preocupa a la población mundial.