Cinco consejos para una óptima protección de datos en las empresas

190
protección de datos

La compañía Kingston recomienda aumentar la inversión, actualizar el hardware/software, implementar soluciones como el cifrado, adquirir productos seguros y formar a los empleados, como pilares básicos de una estrategia óptima de protección de datos

El 73% de las empresas españolas ha sufrido alguna brecha de seguridad en el último año

Coincidiendo con la celebración del Día Europeo de la Protección de Datos, una fecha del calendario destinado a garantizar la privacidad de la información, Kingston, empresa dedicada a productos de memoria y soluciones tecnológicas, señala en su informe “Estado actual de la protección de datos corporativos en España” advierte de que el 73% de las compañías españolas ha sufrido, al menos, una brecha de seguridad en el último año.

Por este motivo, la empresa destaca cinco áreas en la que las empresas españolas deben mejorar para optimizar su estrategia de protección de datos:

1. Inversión. Lo primordial para potenciar la seguridad de datos es aumentar la inversión, como pilar fundamental para actualizar los planes de protección de información. La compañía indica que menos del 10% de las empresas españolas destina, al menos, la mitad del presupuesto del departamento a potenciar esta área. “Es fundamental que las empresas entiendan que, para poder garantizar la seguridad de los datos, es necesario invertir y destinar una gran cantidad de recursos para que la información esté protegida”, señala Pedro González, desarrollador de negocio de Kingston.

2. Actualizar el hardware/software. Uno de los grandes riesgos para garantizar la seguridad de los datos viene dado por la falta de actualización del software. Las actualizaciones incorporan nuevas medidas de protección, por lo que los equipos y los datos que almacenan estarán más protegidos frente a posibles ataques. Algo similar ocurre con el hardware. La tecnología avanza rápidamente y cada vez se desarrollan productos que ofrecen mejoras en términos de seguridad.

3. Implementar soluciones como el cifrado. La movilidad de los dispositivos y los datos que almacenan genera innumerables beneficios para los empleados, pero también supone grandes riesgos para la seguridad de la información. Para aumentar la protección sin renunciar a las ventajas de poder trabajar desde cualquier lugar, se recomienda implementar el cifrado de datos, tanto por hardware como por software. De esta forma, gracias a esta tecnología se evitan brechas de seguridad y accesos no autorizados a la información en caso de robo o pérdida de un dispositivo de almacenamiento.

4. Adquirir nuevos dispositivos seguros. Según las cifras de Kingston, el 65% de las empresas españolas indica que comprar productos de almacenamiento seguros se sitúa a la cola entre las prioridades para garantizar la protección de datos. Sin embargo, desde la compañía alertan de la necesidad de renovar la gama de productos que se utilizan en entornos corporativos. Independientemente del factor de forma, la empresa dispone de una amplia gama de unidades SSD con TCG Opal 2.0 como la KC600 o KC2000, o incluso USB cifrados como el IronKey D300S, que están diseñados para ofrecer una óptima protección de los datos empresariales.

5. Formar a los empleados: a pesar de que cada vez existe un mayor nivel de concienciación, la falta de formación de conocimiento de los empleados se mantiene como uno de los principales puntos de mejora para las empresas. De hecho, Kingston alerta de que para casi el 60% de las empresas españolas los programas de formación de empleados se sitúan en el último lugar de las prioridades y acciones a llevar a cabo para garantizar la seguridad de la información, lo que supone un gran riesgo.

“A pesar de que los datos se configuran como la principal fuente de negocio para muchas compañías, las cifras de nuestro estudio reflejan una realidad bien distinta, marcada por el hecho de que la inversión en protección de datos es insuficiente. Por este motivo, para minimizar el impacto que pudiera tener cualquier problema de seguridad de datos es necesario apostar por tecnologías de almacenamiento seguro, así como ofrecer la formación necesaria en seguridad a los empleados”, señalan desde Kingston.