Protección de datos: una abuela, condenada por subir las fotos de sus nietos a redes sociales

103
Abuela condenada por subir fotos de sus nietos menores a redes sociales

El entorno digital plantea nuevas problemáticas legales en torno a la protección legal de los menores. ¿Quién puede impedir a un padre que suba las fotos de su hijo recién nacido para compartir la buena nueva con todos sus seguidores? Pero ese niño crecerá, y tal vez algún día se pregunte por qué, sin su permiso, su intimidad se vio violada de semejante manera. El tema se ha planteado ya por algunos juristas, pero, de momento, en Europa, no se ha entrado en un debate a fondo sobre el tema.

Al ser el derecho a la propia imagen un derecho fundamental, la decisión de colgar una foto de los hijos en una red social entra en el ámbito de la patria potestad, patria potestad que en la mayoría de los casos suelen compartir los dos progenitores ya estén casados, sean pareja de hecho, separados o divorciados.

Ha habido varios casos mediáticos de parejas separadas que han llevado este tema a los tribunales, porque estaba en juego si se estaba utilizando la imagen del menor para aumentar el caché que perciben algunos famosos por dejarse fotografiar junto a sus hijos con diversos productos. Ya no hace falta ser la esposa de un cantante de fama mundial o la ex mujer de un deportista para que este tema nos afecte. Un tribunal de los Países Bajos ha condenado a una abuela a eliminar las fotografías de sus nietos que había subido a sus cuentas en las redes sociales Facebook y Pinterest sin el permiso de su hija, madre de los tres menores.

Esta disputa familiar ha sido llevada a los tribunales por la madre de los niños, todos ellos menores de 16 años, que pidió a la abuela – su madre – que eliminara las fotografías después de no mantener contacto con ella en el último año, como recoge el diario The New York Times, en informaciones recogidas por Europa Press.

Al no eliminar estas imágenes, el juez de un tribunal ubicado en la provincia holandesa de Güeldres, al este del país, ha dictaminado que la conducta de la abuela supone una infracción a la normativa establecida por el Reglamento General de Protección de datos (RGPD) europeo, que en los Países Bajos establece que las imágenes de menores de en redes sociales deben contar con permiso de los padres o tutores. Cada país miembro establece una edad por debajo de los 18 años, y en los Países Bajos es de 16.

El RGPD, que cumple dos años en vigor en la Unión Europea, se aplica generalmente para casos de protección de datos de compañías y sus clientes, así como de las administraciones gubernamentales. En el último año, por ejemplo, Francia ha multado a Google con 50 millones y a Suecia con 7 millones por incumplimiento del RGPD.

Sin embargo, como se puede ver en este caso concreto, la ley también afecta a los individuos y, en este caso, el juez ha fallado a favor de la madre de los niños y ha prohibido a la abuela publicar imágenes de los menores sin el consentimiento de su madre.

Cincuenta euros diarios de multa para la abuela por cada día que sigan colgadas las fotos en las redes sociales

Además, el tribunal ha condenado a la abuela a eliminar las fotografías de sus nietos en sus perfiles de Facebook y Pinterest en un plazo de diez días, y deberá pagar una multa de 50 euros por día, hasta un máximo de 1.000 euros, por cada día adicional que tarde en borrarlas.

La abuela solicitó al juez poder mantener en su perfil una imagen de uno de los nietos, de 14 años, que había vivido entre 2012 y 2019 con ella y de quien publicó varias fotografías durante este periodo, sin el permiso de la madre ni de su expareja, que tienen la custodia del niño. No obstante, esta petición también fue denegada.

En el Reglamento General de Datos Europeos, como se puede ver si se pulsa sobre el texto, se especifican claramente las reglas sobre este tema y otros de interés.