El ranking de riesgos para las empresas, según BDO

El 70% de las empresas han sufrido algún incidente que ha puesto en peligro su reputación

26
empresas reputación

Las empresas son cada vez más vulnerables a las crisis reputacionales. Tanto es así, que el 70% ha sufrido algún acontecimiento que ha mermado su reputación, según el informe global sobre riesgos Global Risk Landscape de BDO.

La encuesta, realizada a 500 altos ejecutivos de las regiones de Europa, Oriente Medio, África, Asia-Pacífico y América muestra que las empresas están cada vez más concienciadas de este peligro y de las consecuencias que estos riesgos a los que están expuestas conllevan. En concreto, especialmente sobre los riesgos que pueden afectar a la reputación, ya que el 25% considera que el valor de las acciones puede ser el principal afectado por las crisis de reputación y otro 25% considera que puede haber una pérdida importante de clientes por este motivo.

Las empresas familiares y las manufactureras son las que más riesgo perciben

A pesar de la amenaza, es evidente que muchas empresas siguen siendo reactivas. Sólo un 45% considera que su estrategia es proactiva y más de un tercio (35%) cree que actúan de forma reactiva cuando se trata de estos asuntos.

Esta opinión, además, está muy dividida entre los distintos ejecutivos, que de acuerdo con su posición (CEO, dirección general, responsable de riesgos, dirección financiera y otros), tienen una visión diferente sobre el nivel de proactividad de su empresa al respecto.

En este sentido, la mayoría de los directivos entrevistados han coincidido en afirmar que la integridad y la transparencia son dos valores esenciales en las compañías, más aún en unos años – actuales y futuros – donde se espera que el mercado y los grupos de interés sigan reclamando mayor nivel de información y confianza en los negocios de las compañías y en sus directivos.

En esta edición del Global Risk Landscape de BDO, los riesgos para los que las empresas están menos preparadas en 2020 son una recuperación económica lenta (37%), ciberataques (34%), e interrupción del negocio (28%).