El ambiente de trabajo, según CGT, es irrespirable algo extraño pasa en un banco donde se quiere despedir solo a 2.935 personas , y en julio ya había recibido 5.216 adhesiones solicitando marcharse

BBVA ante el abismo: concentración de empleados que hacen tareas externalizadas con sueldos de 687 euros y un comunicado durísimo

194
CGY va a impugnar el ERE del BBVA

BBVA no pasa por sus mejores momentos, envuelto en un polémico ERE que por sus dudosas condiciones ha sido incluso impugnado por CGT y diversos particulares. El grupo bancario vasco, al que hace algunos años el Estado “regaló” Argentaria -lo que era entre otras cosas el fruto de la Unión de diversas Cajas Postales como la de Madrid, con su famoso “Monte de Piedad”, y que tanto prestigio alcanzó en otro siglo- ve cómo casi el doble de los contratados se quieren ir. Hoy una empresa vinculada al grupo, la que más factura en Málaga, ha convocado varias concentraciones y una huelga el próximo día 17 ante la posibilidad de que BBVA rice el rizo externalizando aún más lo ya externalizado. Los tres sindicatos mayoritarios en estas empresas, OPPLUS y QUIPRO, se han unido. Y es que, como ya cuenta eldiario.es, cerca de dos mil personas trabajan para OpPlus Operaciones y Servicios S.A., una subcontrata del gran banco español en Málaga. Abajo, el cartel de convocatoria de la huelga.

Pasquín de la Huelga convocada por los comités de emprsa de OPPPLUS y Quipro

La inmensa mayoría de ellos son licenciados o diplomados que realizan las funciones clásicas de un empleado de banca, bajo unas condiciones laborales que se resumen así: 687 euros de salario base bruto, 340 euros de “complemento voluntario personal” y nueve euros diarios de dieta para comer. Tan grave es el caso que si optan por comer en casa pierden una parte importante de su sueldo, casi un diez por ciento. Aquello de los cheques restaurante que podías administrarte como querías e incluso utilizar el las tiendas de comida de determinados centros comerciales lleva camino en convertirse en pieza de museo. Según observadores autorizados, es muy probable que tengan éxito con la huelga, porque apenas tienen nada que perder, se espera una gran convocatoria.

La situación es tan grave que ni siquiera les han subido el IPC. Con las retenciones no llegan ni a los mil euros netos. Y en mucha peor situación se encuentran los de una empresa similar, QUIPRO. Las condiciones, según fuentes sindicales, son casi esclavistas e inenarrables. Lo que hace años se hubiera considerado por cualquier tribunal prestamismo laboral es hoy una práctica absolutamente normalizada y legal. El banco también ha sido noticia por la multa que ha tenido que pagar a Protección de Datos por una grave irregularidad, y no era la primera vez.

Subvención millonaria de la Junta de Andalucía por crear empleo precario

Según ha podido saber Escudo Digital, OPPPLUA y Quipro hacen labores única y exclusivamente para BBVA, y son tareas administrativas, de confección de avales, de pólizas… En definitiva, según fuentes sindicales, son tareas “que hacíamos nosotros en las oficinas y de repente lo externalizaron”. Según CGT, en un momento dado se plantearon: si esta gente está haciendo tareas bancarias por qué están con un Convenio de Consultoría, que no es el de banca. “Son trabajadores que están haciendo tareas que estaríamos haciendo nosotros en oficinas y las están haciendo ellos. Y perdimos el juicio”, añaden.

Se trataría de personal que hace tareas del BBVA, pero nunca han sido empleados del banco. Los contrataron en Campanillas en Málaga, y se llevó el banco una subvención increíble de la Junta de Andalucía por creación de empleo.

OPPPLUS se creó entre el 2007 y 2008, y CGT dirigió cartas a la Junta de Andalucía en su momento. En el año 2009 entablaron una demanda que fue desestimada porque la jueza estimó que como OPPPLUS no manejaba efectivo no hacía trabajo de banco. La sentencia fue dictada en el 2011. No han sido empleados del banco, pero algunos trabajadores del banco fueron trasladados como coordinadores a la empresa para decirles qué tareas tenían que hacer.

Y no hay que olvidar el durísimo comunicado que CGTBBVA, el único que no ha firmado el ERE del BBVA, ha titulado “La vuelta al cole”, y que reproducimos en parte:

Están los que vuelven de vacaciones, con las pilas más o menos cargadas, desconectados más o menos, porque alguno que otro ha estado con el portátil conectado, ¿verdad? Unos para sacar el látigo sin miramientos contra los valientes que se han quedado defendiendo las trincheras, exigiendo reportes semanales o incluso diarios (hay DZonas y DCBC que no saben tomar el sol sin quemar al resto); otros con la mejor de las intenciones para ayudar en la distancia a sus compañeros y clientes (gracias por vuestra empatía y solidaridad).
Y están esos valientes, esos HÉROES, que se han enfrentado a otro mes de agosto mal planificado:
Oficinas abiertas con una sola persona; CBCs que alguna semana han estado sin apoderado, sin poder hacer cheques ni firmar operaciones; oficinas cerradas, haciendo a nuestros clientes desplazarse, en algunos casos, distancias considerables; compañeros soportando a diario quejas de clientes porque no se les coge el teléfono, porque vienen a oficina y no se les atiende cuando el Call Center les dice que no pueden acudir de 8 a 11 sin cita
(alguien debería pasarles un listado de las oficinas que tienen caja y las que no), o porque habían pedido cita pero nadie les ha llamado (el misterio de las citas que coloca el que coloca el Call Center en el limbo del Calendario )…
Resumiendo: un banco como BBVA sin poder dar un servicio adecuado durante un mes, pero oye ¡a pedir 10 euros a nuestros clientes!

“Y con todo este estrés, con esta ansiedad acumulada, con enemigos fustigando desde arriba y otros insultando desde el otro lado de la mesa/teléfono, cada vez de forma más habitual y normalizada”, denuncia CGT

Y todo eso aderezado con la incertidumbre que provoca el ERE que dura hasta el 31 de marzo: oficinas con menos personal pese a los cierres, voluntarios aceptados que no saben cuándo se van si su oficina cerrará en los próximos meses y que será de ellos, si serán trasladados forzosamente y se verán obligados a renunciar a su puesto de trabajo, para poder mantener la conciliación familiar, como va viene ocurriendo (…)

Nos toca seguir acudiendo a nuestro puesto de trabajo, menos motivados, menos ilusionados, con menos o ningún orgullo de marca. Porque, a pesar del Gallup y cuantas noticias salgan de lo maravilloso que es el trabajo en BBVA, la realidad es que más de 5.000 personas han dado el paso adelante, han querido salir huyendo de aquí, han preferido perder dinero y ser enviados al paro que seguir aguantando este infierno de presión incesante y creciente. Ésa es la única lectura que tiene este ERE… La plantilla no quiere trabajar aquí, ni así. No se puede aguantar esta situación.
EL MAYOR VALOR DE UNA EMPRESA ES SU PLANTILLA, PERO BBVA PARECE QUE NO LO QUIERE ENTENDER
.

Algo extraño pasa en un banco donde se quiere despedir solo a 2.935 personas, y el banco, en julio, ya había recibido 5.216 adhesiones solicitando marcharse. Escudo Digital se ha puesto en contacto con el BBVA, pero hasta el momento no han dado respuesta alguna sobre la situación de los trabajadores de OPPPLUS y QUIPRO.

Artículo
BBVA ante el abismo: concentración de empleados que hacen tareas externalizadas con sueldos de 687 euros y un comunicado durísimo
Nombre
BBVA ante el abismo: concentración de empleados que hacen tareas externalizadas con sueldos de 687 euros y un comunicado durísimo
Descripcion
OPPPLUS y QUIPRO, empresas externalizadas que trabajan para BBVA realizarán hoy una concentración. Y CGT ha mandado un comunicado durísimo sobre la situación del Banco.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo