Bruselas presenta las reglas que abrirán las puertas a Huawei en el despliegue del 5G

216
HuaweI

La Comisión Europea presentará este miércoles una serie de normas de estricto cumplimiento para el despliegue de las redes 5G en la Unión Europea (UE). Se pretende mitigar los riesgos de seguridad que pueda plantear el desarrollo de esta tecnología, aunque el mercado se mantendrá abierto al fabricante chino Huawei y a “todos” los operadores que cumplan las normas.

“No se trata de discriminar, sino simplemente de fijar reglas. Serán estrictas, exigentes, de modo que en Europa se acogerá a todos los operadores que quieran aplicarlas en este despliegue de redes”, ha resumido en una comparecencia europarlamentaria el comisario de Mercado Interior responsable también de Industria y Telecomunicaciones, el francés Thierry Breton.

Países como Estados Unidos y Japón han excluido a la multinacional china de sus mercados por temor a que la marca sea utilizada para tareas de espionaje por Pekín, pero en la Unión Europea las dudas en materia de seguridad no han cerrado la puerta del todo al fabricante. Tampoco lo ha hecho el Reino Unido. Y Donald Trump empieza a encontrarse con la oposición de sus propios militares que consideran que recrudecer las sanciones contra la importación de determinados bienes y servicios de la multinacional china debilita incluso la Seguridad Nacional. Bruselas ha adoptado una política más pragmática frente Huawei y otros proveedores.

Breton ha adelantado las bases de la propuesta de nuevas normas, más severas, que presentará este miércoles para favorecer el despliegue del 5G, una tecnología que exige una “nueva arquitectura totalmente diferente” a las redes utilizadas hasta ahora y de la que el Ejecutivo comunitario ha evaluado los riesgos a petición de los Estados miembro.

Por eso, ha explicado Breton a los eurodiputados, el Ejecutivo comunitario plantea ahora una “caja de herramientas” para ayudar al despliegue seguro de la nueva tecnología móvil, un trabajo que presentará basándose en análisis ya aportados por los Estados miembros.

El comisario ha defendido también que Europa “no va con retraso” en la investigación y el desarrollo de las redes 5G, si bien ha subrayado la necesidad de que “cada país, cada operador” en la UE cuente con “distintas fuentes” para sus proveedores para “mitigar los riesgos”