El sistema de fichaje es autodeclarativo, manipulable de forma manual y poco fiable

Nuevo varapalo al BBVA: conflicto colectivo por las horas extras

63
BBVA, inspección de trabajo y posible conflicto colectivo

Cuando no se declaran las horas extras, y más en el caso de una gran empresa como puede ser el BBVA, no solo se comete un fraude contra la Seguridad Social sino que además se muestra abiertamente el estado de salud del mercado laboral de nuestro país. Y es que no estamos hablando de un pequeño comercio o de una cafetería, o de una cooperativa agraria; estamos hablando de un sector, el de la banca, que hace años podía abanderar el concepto de conciliación en el trabajo. Se les envidiaba, pero si hasta ellos viven mal en estos momentos… ¿Qué va a ser del resto de los trabajadores? Y no estamos hablando de la tendencia al presentismo o calentar la silla, que tanto daño a hecho a la productividad de nuestro país, sino de oficinas del BBVA donde, según fuentes de CGT, hay empleados que no se sientan por falta de tiempo, y sí se sienten literalmente amenazados, ya que a veces hay una sola persona para atender a decenas de clientes.

Y es que en alguna oficina, según estas mismas fuentes, se ha llegado a despedir a cajeros por el ERE para sustituirlos por una persona de ETT, lo cual está prohibido, «y vamos a utilizarlo cuando llegue el juicio por la impugnación del ERE». Como ya informamos, CGT ha impugnado el ERE, firmado con el acuerdo de ACB, UGT y CCOO que ya se está ejecutando y que supondrá 2.735 extinciones y 210 excedencias incentivadas. Más de 1.199 trabajadores han firmado ya su salida del banco.

El juicio para la impugnación del ERE se celebrará el 27 de octubre de este año. Si la justicia diera la razón al sindicato de la bandera roja y negra, el banco se vería obligado a readmitir a los trabajadores.

Pero el BBVA se enfrenta a otros problemas. De momento ya ha tenido una inspección de trabajo relacionada con las horas. Desde el año 2019 las empresas están obligadas a establecer un sistema de control de jornada. Se realizó una negociación para ese acuerdo, pero el problema fue la aplicación, auto declarativa. Por no tener problemas, los miembros de la plantilla no declaran las horas que hacen, se limitan a reflejar la jornada estricta, señalan fuentes sindicales y también de los trabajadores: «Yo puedo estar trabajando 14 horas, pero como la máquina me permite poner a cualquier momento a qué hora entro y a qué hora salgo, se puede manipular la realidad. Y como hay instrucciones por parte del banco de no hacer horas extraordinarias, ni de compensarlas, porque el banco las compensa con tiempo, pero sí hay que hacer más trabajo del que se puede hacer en tus horas, y sabes que tu responsable no te las va a firmar, acabas falseando el sistema«.

Esto es debido a que el sistema permite que el registro se pueda modificar, y en la información no queda reflejada la hora real de entrada y salida porque la misma es la que finalmente marca cada persona, pudiendo ser distinta de la real. De hecho, en la información se refleja que existe un marcaje manual, pero sin definir la hora real en la que se ha producido la modificación.

«Es como los malos tratos, en los que se obliga a la persona a la que maltrata a que no denuncie. La jurisprudencia es una cosa y la realidad es otra, No hay nadie que denuncie porque no lo paguen las horas extra. Ni ahora ni hace muchos años»

Según una nota interna distribuida por CGT, «el problema no es únicamente que haya quien las camufle y quien lo consienta o aliente a ello sino que es el propio sistema el que lo permite, pues no cumple con los requisitos establecidos en el RD Ley y por ello, a nuestro entender, tenemos un sistema que no es válido»

Las horas extraordinarias «para ir al gimnasio», según el banco

Y es que si la jornada son «siete horas», nos cuenta nuestra fuente, y «yo marco diez, al no estar autorizadas, automáticamente te salta que es tiempo personal, que has comido en tres horas, que no es tiempo efectivo de trabajo, que has podido irte a resolver asuntos personales». Este sistema, añade, lo firmaron los representantes de ACB, CCOO y UGT.

Hace escasamente unos días, responsables del banco argumentaron a un inspector de la Seguridad Social, frente a un delegado sindical, «que si hay tres horas de más es porque las mamás y los papás se han ido a buscar a los hijos al trabajo o se van al gimnasio, y yo les dije: ¿En qué oficina bancaria permiten ir al gimnasio? ¿Me lo puedes explicar? El propio inspector no se lo creía. Es imposible que, todos los días, todos los componentes de una plantilla de una sucursal salgan tres horas más tarde».

Esto, añade nuestra fuente, «es como los malos tratos, en los que se obliga a la persona a la que maltrata a que no denuncie. La jurisprudencia es una cosa y la realidad es otra. No hay nadie que denuncie porque no lo paguen las horas extra. Ni ahora ni hace muchos años. La gente piensa: ‘no me voy a meter en ese fregado para que no tomen represalias contra mí’, es lo que ocurre».

Antes las horas se compensaban a 1,75 horas por cada hora extraordinaria realizada. Desde hace dos convenios una hora extra es el equivalente a una hora, y compensable por otra en tiempo real. Lo firmaron los sindicatos mayoritarios y así quedó. La diferencia es que antes el registro de horas eras responsabilidad del banco y ahora recae en el trabajador.

Sigue leyendo si quieres conocer las irregularidades que ha detectado CGT, el devenir de la inspección de trabajo y lo que hizo mal el Gobierno a la hora de implantar el sistema de registro de horas.

Artículo
Nuevo varapalo al BBVA: conflicto colectivo por las horas extras no pagadas ni compensadas
Nombre
Nuevo varapalo al BBVA: conflicto colectivo por las horas extras no pagadas ni compensadas
Descripcion
CGT está planteándose la posibilidad de plantear un conflicto colectivo, ya impugnó el ERE y ha presentado una denuncia ante inspección de trabajo.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo