La policía fronteriza de Israel prohibe a sus soldados que hagan el ridículo con Tik Tok

210

Tik Tok, la famos aplicación china, sigue envuelta en infinidad de polémicas, desde casos de autolesión y espionaje, hasta discriminación por razón de orientación sexual, su condición de discapacitados y hasta su aspecto físico. Recientemente se enfrentó a una nueva demanda en Estados Unidos por no proteger los datos de los usuarios y poner en serio riesgo a los niños que la usan. Ahora se ha visto envuelta en asuntos militares: El organismo de seguridad, una rama de la policía nacional de Israel, ha dado a sus agentes para que no utilicen TikTok mientras lleven uniformes de la Policía de Fronteras, en la base o durante las operaciones según asegura Noticias de Israel. Ya no podrán colgar vídeos como los que acompaña a estas líneas, obtenidos durante unas maniobras militares en el valle del Hebrón, o uno aprobado por el Ejército en el que bailaban el Ghangam Style.

La Policía Fronteriza ha declarado que subir vídeos a la aplicación desde instalaciones u operaciones policiales podría comprometer la seguridad de Israel, pero también podrían “comprometer los valores y la imagen del Ejército”. Hay una grave preocupación de que compartir vídeos en esta red social pueda perjudicar la privacidad tanto de los sospechosos como de los soldados. Esta noticia se ha dado a conocer casi al mismo tiempo que Check Point descubriera varias vulnerabilidades en la aplicación china que convierten en muy fácil el acceso a los datos personales de los usuarios tales como fechas de nacimiento y e-mails.

La orden intenta no hacer referencia a las preocupaciones relacionadas con el espionaje chino que provocó que el ejercito estadounidense prohibiera Tik Tok.

A principios de enero, el New York Times llegó a manifestar que los datos de localización que había obtenido de una empresa le habían permitido que los reporteros del periódico pudieran seguir a sus casas “a los oficiales militares con autorizaciones de seguridad”. En el caso de las instrucciones del Ejército israelí pretenden orientar la motivación a la pretensión de evitar que los soldados no hagan el ridículo.