Mientras Holanda y Alemania dan la espalda a Italia

Así es el laboratorio móvil que ha montado Rusia en Italia para ayudar en la lucha contra el coronavirus

97

El 23 y 24 demarzo, días antes de que Angela Merkel se negara en redondo a emitir coronabonos, y adoptara una actitud muy similar a la que mantuvo en los primeros momentos de la crisis del 2008, Rusia enviaba a Italia 14 aviones de transporte militar IL-76. En el viajaban expertos médicos, virólogos y equipos para la lucha contra el coronavirus que se ha llevado por delante decenas de miles de personas en Italia.

El personal forma parte de las tropas de protección nuclear, biológica y química de las Fuerzas Armadas Rusa en condiciones de de contaminación radiactiva, química y biológica, así como para mejorar su supervivencia y protección contra armas de alta precisión y otras, según informa Europa Reloaded.

Puede haber un antes y un después de la pandemia del coronavirus. Este gesto puede ser un síntoma del cambio geopolítico que queda por llegar. Europa puede fracturarse en mil pedazos. Boris Johnson ha dado positivo en el COVID-19, tras tratar como histéricos a los expertos de otros países que desaconsejaban la ausencia de medidas y la ligereza en determinadas decisiones, como permitir un campeonato de boxeo o la media maratón de Bath. Un doctor británico muy mediático, Christian Jessen, llegó a decir que Italia estaba aprovechando la coyuntura para tomarse una larga siesta.

Aunque algunos sectores han criticado que Italia acepte la ayuda rusa, no hay duda de que dadas las condiciones del país transalpino, era imposible rechazarla.

Así es laboratorio móvil de Rusia, desplegado en Italia: tiene brigadas separadas multifuncionales, compuestas por subunidades capaces de realizar todas las actividades. Sus tareas incluyen:

  • Identificación y evaluación de entornos radiológicos, químicos y biológicos, escalas y efectos de daños de objetos peligrosos por radiación, química y biología
  • Protección de formaciones y unidades contra los efectos nucleares de las armas de destrucción masiva y la contaminación radiológica, química y biológica; reducir la visibilidad de tropas e instalaciones
  • Recuperación de desastres (daños) en objetos peligrosos por radiación, química y biológica.

La carga transportada consiste en módulos móviles multifuncionales para el análisis de materiales biológicos patógenos (agentes) (MKA PBA) y para el apoyo de las decisiones de los grupos operativos del Ministerio de Defensa de Rusia, en caso de emergencias biológicas.

El sistema brinda soporte vital a la tripulación durante 14 días y noches de trabajo autónomo. El equipo del complejo le permite identificar hasta 25 agentes de enfermedades infecciosas: peste, ántrax, muermo, melioidosis, cólera, tifoidea, brucelosis, legionelosis, tularemia, enfermedades por ortopoxvirus, fiebre Q, rabia, fiebre del Valle del Rift, encefalitis equina venezolana, fiebre de Marburg, fiebre del Ébola, fiebre de Lassa, fiebre de Machupo, fiebre del Nilo occidental, nefritis epidémica, fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, fiebre hemorrágica del dengue, fiebre amarilla, encefalitis japonesa y encefalitis transmitida por garrapatas. Y por supuesto, el COVID-19.

En caso de ausencia de bases operativas estacionarias, MKA PBA puede proporcionar el cumplimiento de los requisitos sanitario-epidemiológicos SP 1.3.3118-13: “Trabajo de seguridad con microorganismos I-II grupos de patogenicidad (peligro)”.

El complejo puede revelar agentes biológicos patógenos en al menos 20 muestras simultáneamente con una probabilidad de 0,95%. La duración del análisis preliminar y la evaluación del entorno biológico en la zona de emergencia no es inferior a 15 minutos. La supuesta vida útil del complejo es de 12 años.