Fija un nuevo préstamo de 2.000 millones de euros tras recibir una calificación B1 de Moody's

La preocupante situación de Verisure Securitas Direct: Otra vez pagan dividendo sin apenas generar caja

35

Verisure, la matriz sueca de Securitas Direct, ha fijado un nuevo préstamo a siete años de 2.000 millones de euros a E+ 375-400 con un euribor mínimo del 0%, ofrecido a 99-99,5, según ha informado S&P Global Market Intelligence, que indica que en estos términos la nueva línea rendirá 3,89% -4,24% al vencimiento.

Tras esta decisión, los inversores tienen un plazo de respuesta que concluye el 19 de enero de 2022 y que se realiza a través de los coordinadores globales BofA Securities (el principal corredor), Deutsche Bank, Goldman Sachs, JP Morgan, Morgan Stanley y Nomura.

Tal y como explica S&P Global Market, este acuerdo de Verisure forma parte de una recapitalización de 4.400 millones de euros y se suma a la emisión propuesta de hasta 1.150 millones de euros en otra deuda garantizada, de hasta 1.270 millones de euros en deuda no garantizada y de un revolving de hasta 700 millones de euros.

“Conjuntamente, el acuerdo sacará los pagarés no garantizados de Verisure para 2023, que comprenden aproximadamente 1.000 millones de euros de bonos al 5,75% y 1.650 millones de coronas suecas (equivalente a 160 millones de euros) de pagarés S + 575, así como el resto de su préstamo a plazo B1E con vencimiento en 2022, y el pago de un dividendo”, precisa.

Verisure también ha iniciado una solicitud de consentimiento

Siguiendo la información de este medio, Verisure también ha anunciado esta semana en un comunicado que ha iniciado una solicitud de consentimiento para sus 200 millones de Fondo de Rotación Necesario (FRN), con vencimiento en 2025, y de 500 millones de notas garantizadas, con vencimiento en 2023. En este sentido, explica que esta solicitud modifica la definición de NIIF a la NIIF 15/16 para un pacto a efectos de cálculo y también cambia el permiso de pago restringido basado en el índice siempre que el índice de apalancamiento neto garantizado sénior consolidado no exceda de 5.5xa 1.0x sobre una base pro forma (de 5.25xa 1.0x).

“A las cuentas se les ofrece una tarifa de consentimiento de 25 puntos básicos, y el umbral de consentimiento requerido es del 50% más 1. Los clientes potenciales comentan que esto alineará estos bonos con el contrato existente de bonos 2026 de la compañía y su nuevo acuerdo de servicios sénior”, indica S&G Global, que también señala que este proceso concluirá el 13 de enero del próximo año.

Por otra parte, recuerda que la última aparición de Verisure en el mercado fue en julio de 2020, cuando colocó una oferta de deuda garantizada de 1.600 millones de euros dividida a partes iguales entre una E + Préstamo a 400 plazo y una fianza al 3,875%, ambos con vencimiento en julio de 2026. “El acuerdo de julio refinanció los préstamos, pero aún dejó a Verisure con una parte de su TL-B1E que se desempolvó por última vez en noviembre de 2017 y paga E + 300”, apunta.

Moody’s asignó a Verisure una calificación B1 en abril

Estos movimientos empresariales de Verisure se producen un mes después de que la agencia de calificación Moody’s completara una revisión periódica de las calificaciones de la compañía tras haberle asignado una calificación B1 a mediados del pasado mes de abril.

En su última revisión, Moody’s mantuvo la misma Calificación de Familia Corporativa (CFR) de Verisure, B2, y destacó que en sus calificaciones también se tuvo en cuenta: “un elevado apalancamiento financiero combinado con un crecimiento de la adquisición de clientes y dividendos financiados con deuda; (2) flujo de efectivo libre negativo neto de costos de nuevos suscriptores; (3) la amenaza potencial a largo plazo de nuevos participantes y competidores existentes”.

En esta publicación, Moody’s no anunció una acción de calificación crediticia pero el pasado mes de abril sí tuvo en cuenta el perfil crediticio de Verisure al valorar los riesgos de gobernanza con esta consideración que no deja en buen lugar a la compañía: “el perfil crediticio de Verisure incluyen su propiedad por parte de patrocinadores de capital privado, que tienden a tener políticas financieras agresivas que favorecen un alto apalancamiento, políticas favorables a los accionistas, como la recapitalización de dividendos y la búsqueda de un crecimiento adquisitivo”.

También en abril, Moody’s asignó una calificación B1 a los instrumentos de deuda sénior garantizados que, según subrayó, “reflejan el colchón de absorción de pérdidas de los instrumentos de deuda no garantizados calificados con Caa1. A 31 de diciembre de 2019, había 3.7200 millones de euros de deuda sénior garantizada en circulación y 1.240 millones de euros de instrumentos de deuda no garantizados”.

Cómo podría mejorar sus calificaciones

En esta evaluación, más exhaustiva que la de mayo, Moody’s también expuso los factores que podrían conducir a una mejora de las calificaciones de Verisure:

“Podría desarrollarse una presión de calificación positiva si Verisure reduce su deuda bruta ajustada por Moody’s /ingresos mensuales recurrentes (RMR) por debajo de 35x y aumenta el FCF (antes del gasto de crecimiento) / deuda al 10%, con el FCF (después del gasto de crecimiento) volviéndose positivo. Junto con estas métricas, para una actualización también requeriríamos tasas de cancelación y costos de adquisición de clientes al menos estables, y requisitos limitados para financiamiento de deuda adicional y pagos de dividendos.

“La presión de calificación a la baja podría desarrollarse si la deuda bruta / RMR ajustada por Moody’s de Verisure se mantiene por encima de 42x durante un período prolongado o si las tendencias de generación de flujo de efectivo en estado estacionario hacia cero, o si surgieran problemas de liquidez”.

Actualmente, las calificaciones existentes de Verisure son B / B2 (emisor), B / B1 (garantizado) y CCC + / Caa1 (no garantizado) y con sus últimos acuerdos confía en que sus calificaciones garantizadas asciendan a B / B2 con una perspectiva estable para ambas, según sus líderes y como recoge S&P Global.

Analizando detenidamente la historia del Private Equity californiano Hellman & Friedman desde que compraron Verisure en 2015, todos los analistas consultados por Escudo Digital hablan de movimiento típico de los Private Equity: “estrategia agresiva de crecimiento inorgánico y orgánico a cualquier precio, para subir de valor, aprovechando la “anestesia” de los mercados de renta fija para financiar la estrategia y pagar unos dividendos sin generar caja. Todo esto ya conocemos dónde acaba, cuando termine la represión financiera de los mercados”.

Hay que recordar que el BCE ha avisado a los bancos que no entren en estas operaciones de préstamos apalancados y lo siguen haciendo por las jugosas comisiones que reciben.

Para los mismos analistas consultados, “levantar 4.4 millardos de Euros en mercados de bono basura, donde casi un 40% de la emisión es para pagar un dividendo al accionista pese a que no genera caja (y ya van 3 veces desde que tomaron la compañía en 2015, habiéndose repartido 3 millardos de euros) y el resto es para refinanciar deuda es altamente especulativo”.

“Una compañía con más de 7 veces Deuda/Ebitda (es decir, por encima de los 5 millardos de Euros de deuda), que no genera caja pero que vale 14,5x veces las ganancias reales generadas es un reflejo del mundo que vivimos. Y de momento, a Hellman & Friedman les funciona, habiendo más que triplicado el valor de empresa desde que la adquirieron”.

“Hablamos de una lógica financiera pero no industrial, de unos dueños que son puramente financieros y aprovechan la “alquimia” de los mercados a través de bonos basura, préstamos apalancados, dividendos sin caja…”, concluyen.

Artículo
La preocupante situación de Verisure Securitas Direct: Otra vez pagan dividendo sin apenas generar caja
Nombre
La preocupante situación de Verisure Securitas Direct: Otra vez pagan dividendo sin apenas generar caja
Descripcion
Verisure Securitas Direct fija un nuevo préstamo de 2.000 millones de euros tras recibir una calificación B1 de Moody's cercana al bono basura.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo