Debate sobre la moneda virtual

Bitcoin, la moneda para las crisis económicas y de seguridad

376
Bitcoin
Encuentro organizado por Omvesting.com

El Bitcoin es una moneda virtual que ha venido para quedarse. En menos de un lustro una moneda virtual copa las portadas de los medios, de los debates y de los organismos mundiales que rigen la economía. Y no es para menos. 

En apenas unos meses un activo, a través de Bitcoin, moneda virtual, consiguió revalorizarse hasta un 1000%. Fue el rally vivido entre finales del 2016 y principios de 2017. Las dudas, zozobra e incógnitas inundaron al precio hasta verse caer, progresivamente, desde los 23.000 dólares hasta los 2.000 dólares. 

Fue entonces cuando se abrió el debate de la viabilidad de una moneda virtual que opera al margen del sistema financiero. Porque, precisamente, fue creada para ello. Unos años después, la criptodivisa ha cogido forma y peso. De hecho, durante los desayunos financieros organizados por Investing.com, se habló de la magnitud que ha alcanzado el Bitcoin en cuanto a activo refugio para intentar salvaguardar los ahorros personales por la dificultad que entraña, precisamente, robar monedas virtuales.

“El Bitcoin se diseñó virtualmente para ser completamente autónomo, eliminando así cualquier intermediario como bancos o gobiernos”, matizaba Javier Pastor. 

Precisamente estos detalles hacen que la moneda sea prácticamente inhackeable. Matemáticamente, estamos ante un activo digital que es completamente infranqueable. Las transacciones en Bitcoin no sólo son seguras, sino que son irreversibles y no contienen datos personales de los clientes. Recordemos que la criptodivisa utiliza la tecnología blockchain, que se basa en transacciones mediante códigos cifrados y confirmados de manera múltiple por los propios integrantes de la red

“Con esta criptodivisa enviamos códigos entre dos personas. Solo tú sabes las claves para dar órdenes de envío y sólo una persona puede recibir el código para realizar la transacción. Es matemáticamente imposible que roben un Bitcoin”, señaló Herminio Sánchez de Blas, fundador de Eurocoinpay

Así se protege el Bitcoin

En un reciente estudio del Banco de España sobre el Bitcoin, subraya que “por construcción, permite evitar los fraudes más directos”. Como ejemplo, el organismo indica que “todas las transacciones deben ir firmadas con la clave privada asociada a la cuenta del emisor, por lo que no es posible que un verificador introduzca un pago fraudulento y se apropie directamente de un saldo propiedad de otra persona transfiriéndolo a una cuenta bajo su control”.

No obstante, el BdE subraya que pueden haber ciertas ventanas para originar fraudes. “En concreto, se podría considerar la posibilidad de tratar de engañar al sistema sin vulnerar ninguna regla”. Para ello, el Banco de España pone de manifiesto un ejemplo entre dos personas.

El organismo cree que una persona podría alterar el historial para deshacer un pago realizado por ella misma anteriormente y recuperar los fondos. Algo, que los expertos del desayuno organizado por Investing.com niegan. “Es imposible alterar una cadena de bloques”, zanjaron.

“La persona que quiera hacer eso no solo no conseguirá acercarse a la longitud de la cadena verdadera, sino que perderá terreno progresivamente y nadie reconocerá el historial de transacciones que propone. Estará consumiendo recursos en balde”, señalan otros expertos consultados.

Monederos virtuales

Pero el mundo Bitcoin no es infranqueable 100%. Tanto el Banco de España como los expertos del desayuno financiero organizado por Investing.com subrayaron las posibles brechas de seguridad que existen. 

Abogan, en consecuencia, por tener la alerta en los monederos virtuales. “Los Bitcoin no se pueden robar, pero sí se puede acceder al monedero virtual (app en la que depositas los activos digitales). Pero basta con mantener la cuenta protegida y redoblando esfuerzos para no tener problemas”, dijo Javier Molina, responsable de eToro en España. 

Por su parte, el BdE señala en su informe que los incidentes más notorios en relación con Bitcoin han tenido lugar en proveedores de criptomonedas y casas de cambio que custodian las claves de seguridad de los clientes como parte de sus servicios.

“Se sitúan en la periferia del esquema y hacen las veces de interfaz entre la red Bitcoin y los usuarios finales. Estas entidades no suelen estar reguladas o supervisadas, y es frecuente que los usuarios no tengan a quién acudir ante un robo en sus cuentas o ante la quiebra de la entidad que custodia los saldos”, se explica en el dossier.

Salvaguardando el dinero en crisis económicas

El dinero en liquidez puede evaporarse en situaciones límite. Podemos comprobar como en Argentina o Venezuela viven momentos complejos con la devaluación de su moneda. 

Los expertos valoraron la decisión de inversores argentinos, chinos o venezolanos de comprar Bitcoin, ante la debilidad de su moneda y la incertidumbre política y económica.