Europa se enfrenta a Trump y no pondrá obstáculos a Huawei en el 5G

246

La obsesión de Donald Trump con Huawei no ha conseguido plegar la soberanía europea en materia tecnológica. La Unión no prohibirá al fabricante chino su participación en el despliegue de la red de tecnología 5G en ninguno de los países miembros. Como ya adelantó Escudo Digital el boicot a la multinacional china ha conseguido un efecto opuesto al que Estados Unidos pretendía.

A finales de enero Bruselas, según informa el diario Económico Expansión, Bruselas dará a conocer un pliego de recomendaciones “estrictas y vigilantes” para mitigar los riesgos de seguridad nacional, pero entre ellas no figura ningún tipo de veto expreso a Huawei ni a ninguna otra multinacional. El comisario europeo de Mercado Interior, Política Industrial y Digital Thierry Breton ha manifestado en una reciente comparecencia en la Conferencia Digital Life Design de Munich que cualquier compañía es bienvenida siempre que cumpla con las reglas de Europa.

La Unión Europea, a pesar de las enormes presiones a las que se ha visto sometida por parte de la Administración Trump, no ha cedido. El gobierno americano considera al gigante chino un enemigo potencial por su vinculación al gobierno chino y pretendía que sus socios europeos en defensa excluyeran a Huawei del desarrollo del 5G. Huawei ha negado siempre las acusaciones, que, según expertos en geopolítica consultados por Escudo Digital, responden a motivos económicos.

Thyerry Breton defiende la soberanía europea en cuanto a los datos frente a los GAFA

Las recomendaciones de Bruselas no implican que hayan de ser seguidas obligatoriamente por todos los estados miembros, aunque han intentado coordinarse para evitar posibles represalias. Ni Italia, ni Alemania especialmente, han dado la espalda a Huawei. Es más, el ministro del interior de Ángela Merkel, Horst Seehofer, manifestó recientemente que prescindir de la infraestructura y colaboración de las compañías chinas en el despliegue podría posponer la llegada del 5G hasta 10 años.  Los Estados miembros tienen la posibilidad de vetar a cualquier compañía sea de la nacionalidad que sea alegando motivos de seguridad nacional.

La administración Trump ha recibido un nuevo golpe por parte del comisario europeo de Mercado Interior. Afirma que los datos que se generen en Europa han de ser tratados con criterios y reglas europeas y no los que impongan las grandes potencias tecnológicas norteamericanas. Así, ha manifestado que “Europa no tiene que adaptarse a los GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon), son ellos los que tienen que adaptarse a Europa”. Como colofón, ha manifestado que si la OCDE no consigue fijar una tasa digital a las compañías tecnológicas, habrá de ser la UE la que ponga en marcha la iniciativa.