Expertos en defensa defienden la compañía china

Huawei sigue ganando posiciones en el Mundo Occidental, incluso en Estados Unidos

159
Huawei

Pese al empecinamiento de Donald Trump, Huawei va venciendo las últimas barreras para convertirse en partner imprescindible en el despliegue del 5G en Europa. El Gobierno británico de Boris Johnson ha anunciado hoy martes que dará a Huawei una participación “limitada” en el desarrollo de esta tecnología en territorio británico.

Pero lo que es más importante es que hasta en Estados Unidos, según informa The New York Times, se está encontrando con la oposición de su propio país al veto que quería imponer a Huawei.

La administración ha decidido archivar temporalmente una propuesta que pretendía restringir aún más las ventas estadounidenses a Huawei. Funcionarios del Departamento de Defensa y otras agencias argumentan que la medida, en lugar de proteger la Seguridad Nacional, la pone en peligro. Hasta hora empresas como Intel y Micron podían enviar chips, software y otros productos a Huawei, a pesar de las prohibiciones impuestas por la administración Trump, que pretendía dar una nueva vuelta de tuerca y cerrar las últimas brechas de libertad comercial.

Según han manifestado en privado algunos funcionarios del gobierno americano, estas restricciones podrían desincentivar aún más el uso de componentes estadounidenses en el extranjero. Huawei es líder en muchos ámbitos, y las empresas americanas se verían debilitadas, su reputación se vería perjudicada y a la larga la competitividad tecnológica de Estados Unidos sufriría un importante menoscabo.

Un informe de la Asociación Nacional de fabricantes, señalaba a comienzos de diciembre que los vetos a Huawei reducirían la innovación y la competitividad en la industria americana, provocarían la pérdida de clientes en el extranjero y perjudicarían gravemente la calidad de la fabricación y la calidad y el desarrollo: “Entendemos perfectamente la importancia de mantener nuestra seguridad nacional, pero creemos que estas acciones tendrán serias consecuencias negativas para el liderazgo norteamericano y en último extremo para la seguridad nacional “.

El Reino Unido no se ha plegado a las presiones de Estados Unidos con respecto a Huawei

Según informaba en la víspera del anuncio de Johnson el Financial Times, el Ejecutivo Británico había decidido pasar por alto las imposiciones de su socio norteamericano y anteponer los intereses de su país, pese a las crecientes presiones de Estados Unidos para que dejara de lado la empresa de Telecomunicaciones china, por temor a que esta pudiera involucrarse en labores de espionaje, algó que Huawey ha negado siempre. En las próximas horas se sabrá la decisión de Boris Johnson, el primer ministro británico. Según han manifestado diversos analistas como James Sullivan, director del programa de investigación cibernética del Think Tank Rusi “Parece que el Reino Unido ha decidido finalmente que el riesgo en ciberseguridad de los componentes 5G de Huawei se puede gestionar de una forma pragmática”.

Como ya informó Escudo Digital, el comisario europeo de Mercado Interior, Política Industrial y Digital Thierry Breton hace solo unos días manifestaba en una reciente comparecencia en la Conferencia Digital Life Design de Munich que cualquier compañía es bienvenida siempre que cumpla con las reglas de Europa.

Más explícitas han sido las declaraciones de Günther Oettinger al diario El Mundo. El Comisario europeo de Programación Financiera y Presupuestos desde 2017, ha manifestado en la entrevista que “el mercado común europeo no es una tienda cerrada, así que, en general, tenemos que ser abiertos y facilitar la competencia. Huawei está invitada. No creo que necesitemos una menor presencia de Huawei”