Cancelado el Mobile World Congress de Barcelona: pérdidas de más de 500 millones de euros

198
Posible cancelación del Mobile World Congress

El consejo de la GSMA, máximo órgano direcitivo de la asociación de operadores que organiza el Mobile World Congress de Barcelona, ha tirado finalmente la toalla. A última hora de la tarde de este miércoles, tras la retirada de algunas de las principales empresas participantes en el congreso, ha comunicado la cancelación del MWC, que se iba a celebrar entre los días 24 y 27 de febrero en la Ciudad Condal. Después de seis horas, se hacía realidad lo que ya parecía la crónica de una muerte anunciada.

La explicación de los organizadores se resume en estas palabras del comunicado: “La GSMA ha decidido cancelar el congreso por la preocupación global que ha generado el brote de coronavirus, la preocupación por viajar y otras circunstancias que hacen imposible que se pueda continuar con el evento”.

Las deserciones de los últimos días, como venimos publicando en Escudo Digital, han dado la puntilla a la feria tecnológica más importante del mundo. Las pérdidas económicas ocasionadas por la no celebración podrían superar los 500 millones de euros, además de los daños indirectos que supone esta anulación para la imagen de Barcelona.

Resuelta la incertidumbre de los últimos días, falta por concretar también las pérdidas de puestos de trabajo, unos 14.000 empleados temporales, sin contar los cientos y miles de millones que una feria de estas características mueve entre empresas. Ayer martes, a la retirada de Cisco se sumaban la estadounidense Intel y la china Vivo y otras grandes compañías como Ericsson, Amazon, Sony, LG, Umidigi, Nvidia, NTT Docomo y Gigaset, mientras que los fabricantes tecnológicos chinos Huawei y Xiaomi seguían confirmado su presencia.

Como medida de precaución, “los empleados de Facebook no asistirán al Mobile World Congress de este año debido a la evolución de los riesgos de salud pública relacionados con el coronavirus”, señalaba un portavoz de la empresa en un comunicado remitido a Europa Press.

En una entrevista concedida a este medio por el profesor de Tecnología en EAE Business School Ángel Barbero, ya destacaba el “efecto llamada” que pueden estar provocando las cancelaciones de grandes empresas y que pueden llevar a otras compañías a replantearse su asistencia por cuestiones de reputación.

En este sentido, añadía, se está comenzando a ver un “efecto llamada” entre las empresas y da la sensación que nadie quiere ir a remolque de los demás y se teme que el mercado penalice que se envíe personal a Barcelona. Por ello, Barbero ha anticipado que se producirán nuevas cancelaciones en los próximos días.

Las compañías chinas serían las grandes perjudicadas en caso de que finalmente se cancele la edición de este año del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, según señalaba Ángel Barbero, quien también destacaba el “efecto llamada” que pueden estar provocando las cancelaciones de grandes empresas y que pueden llevar a otras compañías a replantearse su asistencia por cuestiones de reputación.

China será la otra gran perjudicada por la cancelación del Mobile World Congress en Barcelona

La cancelación deja un mensaje “muy perjudicial” también al mundo sobre la actividad comercial y operativa de China, país del que existe una dependencia muy grande como proveedor en todo el planeta. “Es un mensaje al mundo de que no se ha logrado generar suficiente tranquilidad y garantías de que esto está controlado“, ha incidido Barbero