Check Point potenciará la ciberseguridad de las Pymes en el sector de las telecomunicaciones

63
pymes, telecomunicaciones

Check Point® Software Technologies Ltd. proveedor líder especializado en ciberseguridad a nivel mundial, y la Asociación Nacional de Operadores Locales de Telecomunicaciones (AOTEC), que representa a un sector en el que existen casi 800 empresas en España, han llegado a un acuerdo para potenciar la seguridad de las redes de las pymes de telecomunicaciones. Check Point reforzará las medidas de ciberseguridad con las que ya cuentan los operadores locales, llevando conexión de banda ancha a empresas y particulares, telefonía y contenidos televisivos.

La primera etapa de este proyecto, que ya está vigente en este mes de febrero, consistirá en la puesta en marcha de un estudio en el que participarán las empresas asociadas a AOTEC, y cuyo objetivo es conocer el estado del nivel de seguridad de sus infraestructuras y los principales ciberriesgos a los que estas redes se enfrentan.

De esta forma, se podrán establecer las amenazas comunes a todas las empresas del sector y, tras esto, Check Point creará una plataforma específica de ciberseguridad, con un conjunto de productos y servicios destinados a prevenirlas, detectarlas y evitarlas. Además, se organizarán jornadas conjuntas de formación dirigidas a los responsables de ciberseguridad de las empresas integrantes del sector teleco.

“La llegada del 5G abre un nuevo mundo de posibilidades de negocio para las empresas de telecomunicaciones, pero al mismo tiempo, también supone un aumento potencial de los riesgos a los que estos modelos de negocio tienen que hacer frente”, señala Mario García, director general de Check Point para España y Portugal.

Protegerse en el mundo virtual, clave para el bienestar del sector de las telecomunicaciones

En los próximos años los responsables de infraestructuras tendrán que hacer frente al incremento exponencial de los dispositivos conectados a la red, que en 2020 alcanzarán los 8.800 millones (sin contar dispositivos como las Smart TV, PCs y videoconsolas) en todo el mundo, un 12% más que en 2019, según 451 Research. Por lo tanto, los cibercriminales tendrán a su disposición una mayor cantidad de objetivos sobre los que centrar sus ataques, por lo que lo riesgos se multiplicarán de forma exponencial.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que, si bien en la actualidad la conectividad en zonas rurales es esencial, de cara al futuro adquirirá una naturaleza crítica, puesto que el teletrabajo continuará potenciándose, las poblaciones serán cada vez “inteligentes”, la automatización llegará a muchos procesos incluido el campo, la atención a los mayores se ayudará de sensores a distancia etc. De esta forma, las pequeñas y medianas poblaciones en las que prestan servicio los operadores locales necesitarán toda la potencia de la tecnología de conectividad de redes de telecomunicaciones para no perder competitividad y evitar la despoblación, por lo que la ciberseguridad es un elemento imprescindible.

“La protección de nuestras redes se ha convertido en una prioridad, hasta ahora no hemos tenido ningún problema, hemos trabajado para prevenir cualquier ataque, pero hay que continuar reforzándola siempre”, señala Antonio García Vidal, presidente de AOTEC. “Somos muy conscientes de la importancia de la ciberseguridad. Las redes son elementos críticos que garantizan el acceso a Internet a millones de personas. A esto hay que unir a la cantidad de información personal que manejan las empresas de telecomunicaciones, que debe ser custodiada debidamente”, añade García Vidal.

Cuatro de cada diez empresas fueron víctimas de los cryptojackers, virus informáticos destinado a minar criptomonedas

El panorama actual de ciberamenazas evoluciona a una velocidad vertiginosa, y el secuestro de información o detección del funcionamiento de los sistemas es una amenaza real, por lo que es imprescindible apostar por estrategias de ciberseguridad basadas en la prevención. De hecho, según el Informe de Ciberseguridad 2020 llevado a cabo por la compañía, identifica el ransomware dirigido como una de las principales amenazas para las empresas.

Asimismo, este mismo estudio señala que el 28% de las organizaciones de todo el mundo se vieron afectadas por la actividad de las ‘botnets’ (lo que supone un aumento de más del 50% en comparación con el año anterior), mientras que casi 4 de cada 10 empresas a nivel mundial fueron víctimas de los cryptojackers, virus informáticos destinado a minar criptomonedas.

Check Point, por su parte, cuenta con Infinity, una arquitectura de seguridad multinivel totalmente consolidada y que ofrece productos específicos destinados a proteger la información de las empresas almacenada en la nube, en la red y en los dispositivos móviles.