Hablan fuentes sindicales y empleados

El escándalo del ERTE de Indra: “Estamos perplejos, la empresa tiene fondos de sobra para aguantar”

112
El ERTE de INDRA, Fernando Abril Martorell
Fernando Abril Martorell Foto: Europa Press

Aún no han sido convocados, pero al cierre de estas líneas ya se sabe que los directivos de Indra y sus abogados del bufete Sagardoy, celebrarán mañana, vía Microsoft Teams, una reunión virtual con 13 representantes sociales de la empresa para analizar el ERTE que va a llevar a cabo y que ya ha sido anunciado. La videoconferencia se llevará a cabo desde los hogares de cada interlocutor, confinados en sus hogares. Todas las empresas del grupo Indra se van a ver afectadas por el ERTE, aunque no todas de la misma manera. Según ha podido saber ESCUDO DIGITAL, el impacto será mucho mayor en unas áreas que en otras.

“El Ere de Indra del 2015 fue un desastre en el que perdieron mucho talento. Se fue gente a la que querían retener e incluso pagaron para que algunos se quedaran “

ESCUDO DIGITAL ha hablado con el portavoz de USO que asisitirá mañana a la reunión. Unión Sindical Obrera es uno de los sindicatos mayoritarios en el área de tecnología de la corporación, quien afirma que “aún no sabemos por dónde van a ir los tiros, ni de cuánta gente se va a prescindir.” Afirma que el hecho de que una empresa de semititularidad estatal, participada en un 18% por el SEPI, haga un ERTE resulta sorprendente. “Nos deja perplejos que estando como estamos y con una situación económica de la empresa con unos fondos en muy buenas condiciones se tome una medida semejante. Hay fondos de sobra para aguantar”.

Ninguna consultora de la competencia ha hecho un Erte, este es un buen momento para la tecnología y la ciberseguridad en una empresa con unos fondos de 1000 milllones y de semititularidad estatal

Y es que tras el inicio de la crisis provocada por el coronavirus, el sector de las TICs y de la ciberseguridad informática no es precisamente el más afectado. De hecho, afirma el portavoz de USO, “en el ámbito de la consultoría informática no hemos tenido ninguna noticia de ninguna empresa del sector que haya llevado a cabo esta medida, y nos llama mucho la atención que seamos la única”.

La empresa que preside Fernando Abril-Martorell, quien no renunció a su bonus de 2,20 millones de euros en el 2019, obtuvo unos magníficos resultados el pasado año. No es una cadena de peluquerías, ni un pequeño comercio abocado al cierre, de los que saturan estos días con llamadas a las gestorías. Obtuvo magníficos resultados en todas las áreas y creció en número de empleados. El portavoz de USO añade: “Nosotros, cómo representación sindical, no hemos tenido conocimiento del deterioro que nos comunicó el presidente ayer. A lo largo del estos meses no hemos tenido conocimiento de que se estuviera deteriorando de esta manera la actividad. Y tampoco entendemos que, si es por el coronavirus, se haya podido deteriorar tanto la actividad”. Trabajadores y sindicatos confiesan estar perplejos ante una situación como la que viven en una empresa saneada, con un fondo de liquidez de mil milllones de euros al que llegará a finales de marzo, según informa el periódico económico Cinco Días. “El esfuerzo que están pidiendo a la plantilla es excesivo”, afirma.

El ERTE va a ser por empresas, puesto que en estos momentos hay varias empresas dentro del grupo, Indra Soluciones TI, Indra Sistemas y BPO Servicios, que da servicios a otras compañías.

Indra podría desviar trabajadores a sectores más cargados de trabajo dentro del grupo, pero es una alternativa “costosa a nivel de gestión” y se ha optado por lo fácil, un ERTE

Indra, según nos cuenta un trabajador de la empresa que prefiere mantener el anonimato, “no se distingue por su buena gestión empresarial. Hace cinco años hizo un ERE desastroso y muy mal pensado. Se le escapó todo el talento. Se fueron los que no querían que se fueran, e incluso tuvieron que ofrecer dinero a algunos para que no se acogieran al mismo y subirles el sueldo”. Añade nuestra fuente que, dada su nefasta experiencia con los EREs, “en lugar de recurrir a la solución del ERTE, deberían desviar a los empleados a los que quieren paralizar a otros proyectos con mayor carga de trabajo”.

¿Por qué no lo hacen? “Porque es una alternativa más costosa a nivel de gestión”. Nuestra fuente sugiere hacer lo que no hicieron hace cinco años: prescindir de los gerentes que cobran mucho y están asignados a un 1% a algún proyecto, en lugar de quitarse de en medio a las personas que son necesarias“. En el 2015, señala nuestra fuente, “los lumbreras de Indra prescindieron de perfiles muy demandados, pensando que iban luego a tragar con que los contrataran por medio de otra empresa de software con menos salario como Minsait. Muchos se llevaron la indemnización y se fueron a la competencia”.

El problema de Indra, destaca un ex trabajador de la empresa que ahora trabaja en una consultora rival, es que no es consciente de que ha de llevar una gestión eficiente, con unos comerciales que sepan aprovechar las enormes oportunidades que se presentan en un momento como el actual, a nada que la empresa sepa esperar.

Incluso con la pandemia del coronavirus, hay ofertas de trabajo en el sector de las TIC, la Interligencia Artificial y la Ciberseguridad. Pero para eso hay que demostrar agilidad y cintura para distribuir y proteger a tu gente, “desviándola por ejemplo a sectores tan saneados como Defensa“. Añaden que los jefes “son malos y poco flexibles. Hay que ser muy torpe para no darse cuenta de la enormes oportunidades de negocio que se plantean ahora para empresas como Netflix, sin ir más lejos, que querrá optimizar su consumo de banda con sus series en streaming, sin perder calidad. O Amazon, que anda buscando partners”.

A juzgar por las opiniones de sus empleados y ex empleados, la empresa cuyos destinos rige Abrill-Martorell está anquilosada, es muy rígida y poco preparada para trabajar en tiempos de cambio. “No existe un buen canal de comunicación. Ahora es un momento clave para sistemas, software, ciberseguridad y logística. Las crisis suponen también oportunidades de negocio, aunque suene cruel decirlo y es mucho peor hacer un ERTE sin necesidad”.

Indra ha dado y da servicio a empresas como Prisa, Endesa, el Ejército, y también a Repsol, que ha caído mucho por la crisis del petróleo, pero no es excusa para el ERTE. Hay oportunidades nuevas para mejorar el cable de fibra, el uso de la nube… A pesar de los problemas de la pandemia, señala nuestra fuente, “hay que ser astuto, tener algo de paciencia y buscarte las castañas en el mercado internacional si es preciso”.

El portavoz de USO de Indra Soluciones TI (Tecnologías de la Información), quiere recalcar que lo que sería intolerable es que con “el nivel de subcontratacón altísimo de ETTs que tiene Indra, no entenderíamos que se siga subcontratando cuando esa actividad la puede desarrollar personal propio. Mandar gente al paro cuando esos puestos se pueden cubrir con personal propio me parece un poco incoherente, y es un palo que tocaremos mañana”.