El Grupo Wallix acelera su internacionalización y lanza operaciones en España

95
Jean Noël de Galzain, Wallix
Jean Noël de Galzain, consejero delegado del Grupo Wallix

El sector de la ciberseguridad, y en particular el de control de accesos privilegiados (PAM), crecerá un 27% en 2020, hasta alcanzar los 2.274 millones de dólares, según predicciones de Gartner.

Este crecimiento viene provocado, en buena medida, por el importante incremento de ciberataques que se han producido en los últimos años, la exfiltración de datos confidenciales, la encriptación de terminales, servidores y equipos de red etc., que han afectado a la operatividad de multitud de empresas en todo el mundo.

En este contexto, el Grupo Wallix, proveedor europeo de herramientas de ciberseguridad especializado en PAM con su solución Wallix Bastion y en desarrollar e implementar soluciones propias para la protección de las identidades, accesos y datos de sus clientes, anunció ayer el lanzamiento de operaciones en España mediante su filial Wallix Ibérica, dentro de su ambicioso plan de expansión internacional.

En este Plan, denominado Ambition 21, se enmarca la compra, en 2019, de Simarks, en España, y Trustelem, en Francia, así como la creación de un centro de excelencia tecnológica en Francia, donde se desarrollan productos de última generación en software de ciberseguridad. Wallix se convierte así en referente europeo en ciberseguridad con el objetivo de cubrir hasta el 80% de este mercado en 2021.

Wallix proporciona actualmente herramientas de protección avanzadas, y soporte técnico permanente en varios idiomas, a más de 1.000 clientes en 88 países, cubriendo prácticamente toda Europa, la mayor parte de África y Asia, América del Norte y desde ahora España, Portugal e Iberoamérica.

“España es un mercado prioritario para el Grupo Wallix. La ciberseguridad es una de las principales preocupaciones de las empresas españolas, que han visto como el número de ciberataques se multiplica año tras año, con un fuerte impacto en la reputación e incluso en la viabilidad de las empresas afectadas”, explica Jean-Noël de Galzain, CEO de Wallix. “Nuestra propuesta tecnológica apoya a las empresas para alcanzar los niveles de protección adecuados en sus sistemas IT/OT que les permite sentirse protegidos y poder centrarse en su negocio habitual, eliminando los riesgos asociados a los accesos privilegiados, robo de credenciales, exfiltración de datos, etc”.

Como en los otros países donde el Grupo Wallix tiene presencia, Wallix Ibérica comercializa en España sus productos y soluciones por medio de una red de partners con los que trabaja en estrecha colaboración y a los que proporciona herramientas de gestión de clientes, apoyo de marketing, formación y una extensa biblioteca de información técnica y comercial.

El porfolio de Wallix incluye productos de última generación en protección PAM

“Es estupendo ser partner de Wallix y poder ofrecer sus productos a nuestros clientes porque, no solo son tecnologías de última generación, potentes y robustos; sino que Wallix los actualiza continuamente para mantenerlos al máximo nivel tecnológico y proporciona un soporte técnico de primera calidad. Son siempre fáciles de instalar y lo que es más importante, sencillos de manejar para el cliente, a pesar de la complejidad tecnológica que hay detrás”, comenta Francisco Valencia, director general de Secure & IT, Partner Elite de WALLIX.

El porfolio de Wallix incluye productos de última generación en protección PAM, como “Wallix Bastion”, y en EPM, como “Wallix BestSafe”, ofreciendo en consecuencia a los clientes todo el abanico de herramientas necesarias para protección de accesos, identidades y datos. Los productos están integrados entre sí para ofrecer a los clientes soluciones de protección escalables, perfectamente adaptables a las particularidades de cada negocio y, lo que es más importante, transparentes para el funcionamiento del negocio principal de los clientes. El objetivo es que los clientes estén protegidos sin que lo perciban.

“La gestión de identidades, control de contraseñas, acceso a servidores críticos y control de niveles de privilegios de los usuarios son esenciales en la protección de las empresas. Las empresas no han dado la importancia y la atención correctas en estos temas, lo que ha dado lugar a que haya brechas de seguridad que los piratas informáticos, ransomware, etc. aprovechan para infiltrarse y generar grandes daños, con un alto costo no recuperable. La aceleración de la digitalización y la generalización del ‘acceso remoto’ están aumentando la superficie de ataque y deberían obligar a las compañías a protegerse mediante la implementación de soluciones de seguridad: Gestión de Identidades, Autenticación, así como Gestión de Accesos y los Derechos y Privilegios de los usuarios”, concluye Didier Lesteven, Wallix Executive Vice President Sales and Marketing Operations for DACH, Spain and USA.