Informe Europeo de Pagos de Intrum

El 40% de las empresas cree que el pago online incrementa el riesgo de ciberataques

166
dinero efectivo

Los cambios en las formas de pago que ha propiciado la vida en confinamiento han creado incertidumbre entre comerciantes y empresarios en esta fase de desescalada del estado de alarma y de apertura paulatina de los establecimientos. Su preocupación radica en un posible incremento de sus costes operativos, tal y como refleja el último Informe Europeo de Pagos de Intrum, compañía especializada en gestión y prevención de impagos.

Y es que, el 21% de las empresas encuestadas de toda Europa considera que una sociedad sin efectivo incrementaría sus costes operativos y sería un impacto contable más en su balance.

Sin embargo, este no es el único interrogante que contemplan las empresas ante un cambio en los hábitos de pago de los españoles. Los ciberataques son otro de sus quebraderos de cabeza. Así lo refleja este informe, en el que han participado casi 12.000 empresas europeas, donde cuatro de cada diez compañías españolas declaran tener esta visión. El temor está más extendido entre las pymes, ya que se muestran convencidas de que estarán más expuestas debido a su tamaño. Este promedio, se encuentra sin embargo 12 puntos por debajo de la media de Europa, que se sitúa en el 52%.

En España, y comparando por regiones, la percepción apenas varía. Aunque es destacable que más de la mitad del tejido empresarial vasco está convencido del aumento de costes que implicaría una sociedad en la que no exista el dinero en metálico. Una creencia que comparten tres de cada diez compañías catalanas.

Según este informe, las organizaciones del País Vasco encabezarían el ranking de inseguridad ante un supuesto escenario sin monedas ni billetes; en su caso, es un 72% el que opina que los ciberdelitos estarán a la orden del día. Le siguen Aragón (63%) y Madrid (59%). Por el contrario, mayor confianza demuestran en Murcia, pues este riesgo solo lo presuponen un 23% de empresas; algo también aplicable a tres de cada 10 compañías andaluzas.

La supresión del dinero en metálico frenaría la pérdida de clientes

Entre los aspectos que se valoran como más positivos en caso de erradicar el dinero en efectivo, todas ellas coinciden en la reducción que supondría en la fuga de clientes; así lo ven un 36% en España, frente a un 17% en Europa. Un factor muy decisivo cuando la prioridad actual de todo negocio es poder mantenerse en el tiempo y sobrevivir.

En cuanto a autonomías, seis de cada diez empresas de Castilla y León respaldan esta misma máxima, y a continuación lo comparten Galicia y País Vasco. En el otro lado de la balanza, el tema de la pérdida de clientes lo ven con más pesimismo los aragoneses, reduciéndose esta convicción a un 17%.

La vuelta a la ‘normalidad’ permitirá constatarlo. Aunque, en principio, se espera una tímida apertura en el caso de los comercios, que además no permitirá la opción de elegir o no el dinero en efectivo. Las pautas son claras: dos metros de distancia y pago con tarjeta. No en vano, los representantes del sector ya hablan de que “el 30% de pequeños establecimientos están abocados al cierre”.