Sexto Informe Bienal de la Seguridad 2020

La ciberseguridad representa una de las mayores preocupaciones de empresas y Administración

58

La Fundación ESYS ha presentado la sexta edición del Informe de la Seguridad en España, un documento que analiza la seguridad en nuestro país desde la perspectiva de las administraciones, las empresas y los ciudadanos, sobre los recursos empleados y los resultados obtenidos. El informe se presenta en un momento especialmente relevante, ya que está en proceso la reforma de la Ley de Seguridad Nacional.

El estudio, como explica la Fundación en un comunicado, no aporta opinión ni recomendaciones, recopila datos y legislación referidos a la ciberseguridad, a la seguridad física, a la seguridad frente al terrorismo, a la seguridad del transporte por carretera, ferroviario, aéreo, marítimo y de la pesca, de los sectores del petróleo, del gas, de la energía eléctrica, y de la nuclear, así como de la seguridad ante incendios, ante riesgos naturales y seguridad laboral.

En este trabajo se ve cómo en los 10 años de actividad de la Fundación, el mundo de la seguridad ha cambiado de manera radical y si bien en los primeros informes realizados, la principal preocupación de las empresas y los ciudadanos, en materia de seguridad, se encontraba en torno a la seguridad física, hoy, una década después, esta preocupación se ha trasladado a la ciberseguridad como principal fuente de preocupaciones y de esfuerzos presupuestarios.

La seguridad se digitaliza, y los ataques también

De esta manera, la principal conclusión que se desprende del informe 2020 es que las cifras, en general, van mejorando año a año en España, salvo en ciberseguridad, debido al surgimiento y crecimiento de las nuevas formas de ciberdelincuencia, cada vez más sofisticadas, una excepción pese al esfuerzo público y privado.

La amenaza de la ciberseguridad y su evolución permanente representa una de las mayores preocupaciones de las empresas y la Administración y afecta a un número creciente de ciudadanos. En 2019 hubo un gran incremento de los ataques cibernéticos: más de 200.000 fueron denunciados, de los que se esclarecieron el 14%. Y se ha producido una gran profusión de reglamentación europea y española en los últimos años.

En el periodo analizado, más del 80% de las compañías y otras organizaciones han sufrido, al menos, un ciberataque con éxito. España no ha sido ajena a esta evolución y casi el 24% de las grandes empresas han sufrido algún ataque en el año 2019. También 31,5% de los ciudadanos usuarios de Internet reconocen haber experimentado algún ataque.

La oferta privada de ciberseguridad facturó 1.300 millones en 2019

Según este estudio, los incidentes de ciberseguridad son cada vez mayores y con repercusiones económicas muy elevadas. Los ciberataques han sido producidos, en su mayor parte, por estados y grupos patrocinados por estos, aunque en los últimos años se han incrementado los ataques con la única finalidad de extorsión económica. En 2019, además de acciones de espionaje y ciberguerra, se han identificado 70 países ejecutando campañas de manipulación.

En este sentido, se ha producido un incremento notable de la oferta privada de ciberseguridad, que alcanzó una facturación de 1.300 millones en 2019, y registra un crecimiento sostenido del 30% anual en los últimos años. Destaca también, como ejemplo de la tendencia actual, la existencia del Foro Nacional de Ciberseguridad, un buen ejemplo de colaboración público-privada.

Los otros principales actores de los ataques cibernéticos son los ciberdelincuentes y el personal interno de las organizaciones (insiders). Los incidentes producidos por estos últimos aumentaron un 28% en 2019 respecto al año anterior.

Por otra parte, los incidentes ocasionados a las empresas consideradas infraestructuras críticas (entidades que proporcionan servicios esenciales a la sociedad; por ejemplo, empresas de abastecimiento de energía, agua, entidades financieras o empresas de telecomunicaciones) crecieron un 13,3%. El 62,84% de los incidentes tuvieron relación con “sistemas vulnerables”, y el sector más afectado fue en 2019 el tributario y financiero, como en años anteriores, presentando un crecimiento del 24,3%. Los siguientes más afectados fueron el de transporte y el de energía, con pequeños crecimientos, del 2,60% y 1,34%, respectivamente, respecto a 2018.

La evolución de la seguridad en los demás sectores

Destaca el informe la elevada seguridad del sector energético (petróleo, gas y electricidad), donde las cifras de accidentabilidad laboral son muy bajas y con una clara tendencia a la baja. Sin embargo, desde 2012 hay un incremento de accidentes con baja laboral, en gran parte debido al incremento de accidentes in itinere.

En este sector, el mayor número de accidentes se da entre los usuarios del gas en las viviendas, pero su evolución es estable en los últimos años. Los riesgos de incendio con víctimas producidos en las viviendas aún son relevantes, con 130.000 intervenciones de bomberos y 125 fallecidos. España ocupa el lugar número 14 en Europa en víctimas por millón de habitantes, y es de resaltar la no obligación de disponer sistemas de detección de incendios en las viviendas, pese al ligero incremento en los últimos años de incendios en viviendas de edificios.

Aumento de los incidentes de seguridad con los drones

En la misma línea del cambio sufrido en los últimos años, el informe, refleja, por ejemplo, el incremento sustancial de los incidentes de seguridad ocasionados por nuevos elementos que no existían hace una década, como los drones, que han aumentado un 50% en un año; y se percibe también un descenso de la preocupación social sobre el terrorismo, que ha descendido de manera relevante en 2019.

La seguridad privada o tradicional sigue siendo muy inferior en efectivos en España respecto del resto de Europa (2,7 policías por cada vigilante en España frente a una ratio de 0,86 en Europa). Destaca también que España ocupa la posición 22 (de los 27 de la Unión) en número de homicidios. Sin embargo, la tasa de criminalidad crece ligeramente desde 2016.

En materia de transporte, el informe refleja que, pese a la antigüedad del parque automovilístico, España es el séptimo mejor país europeo por accidentes, con cifras estables desde 2013, pero con un fuerte incremento en accidentes de motocicletas.

El transporte por ferrocarril es de especial seguridad: en 2019 se transportaron 66 millones de personas en larga distancia y 550 millones en cercanías y sólo hubo 23 fallecidos. Y en cuanto al transporte marítimo, la gran incidencia se deriva de la inmigración ilegal.

Artículo
La ciberseguridad representa una de las mayores preocupaciones de empresas y Administración
Nombre
La ciberseguridad representa una de las mayores preocupaciones de empresas y Administración
Descripcion
En los últimos diez años, la preocupación de empresas y administraciones se ha trasladado desde la seguridad física a la ciberseguridad.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo