La seguridad y los problemas de suministro, de fondo

“Huawei 5G Roadshow”, del potencial del 5G a los problemas de Huawei para su despliegue en Europa

124

Huawei ha presentado esta semana en Madrid el Huawei 5G Roadshow, un centro móvil de demostraciones tecnológicas que en las próximas dos semanas expondrá en España el potencial del 5G y las principales aplicaciones que servirán para acelerar la digitalización de los países.

Huawei 5G Roadshow 2020

Pero a diferencia de las anteriores, esta tercera edición no puede ocultar los problemas a los que ahora se enfrenta la multinacional china para desplegar esta tecnología en suelo europeo, tanto por la sospecha -Estados Unidos se ha encargado de agitarla- de que su procedencia pueda suponer una amenaza para la seguridad de los países, como por el temor a que las restricciones comerciales impuestas también por la Administración Trump vayan a más, con los consecuentes problemas de suministro que eso podría suponer.

Estas sensaciones han sembrado la duda en las decisiones de países, que, como Estados Unidos, están prescindiendo del equipamiento de Huawei para el despliegue del 5G. En esta lista encontramos casos como los de Australia, Nueva Zelanda, Canadá o el Reino Unido, primer país del Viejo Continente en el que en el pasado mes de junio las autoridades ordenaron a los operadores de telecomunicaciones que retiraran completamente cualquier equipamiento de Huawei en sus redes de 5G antes de finales de 2027.

Los problemas de Huawei para desplegar el 5G en Europa

En la Unión Europea no hay una posición única. Son los Estados miembro los que deben decidir cuáles van a ser sus proveedores, como dejó claro a principios de año la Comisión Europea en la presentación de una serie de normas de estricto cumplimiento para el despliegue de estas redes en suelo comunitario con el propósito de mitigar los riesgos de seguridad que pueda plantear su desarrollo. Entonces se mantuvo el mercado abierto al fabricante chino Huawei y a todos los operadores que cumplan las normas.

La Comisión Europea ha avisado a los Estados miembro de que restrinjan la participación de proveedores para el despliegue del 5G en función de su perfil de riesgo.

Unos meses más tarde, en julio, la vicepresidenta responsable de la Agenda Digital de la Comisión EuropeaMargrethe Vestager, trasladó a los países de la Unión, tras la publicación de un informe que mide los resultados de la coordinación entre estos, la necesidad de reforzar las competencias de las autoridades para regular la seguridad del 5G, y recordó la restricción de la participación de proveedores para su despliegue en función de su perfil de riesgo.

Bruselas también avisó entonces de que el despliegue seguro de la 5G está en manos fundamentalmente de los agentes del mercado, pero que los Estados miembros son responsables de la seguridad nacional. Por ello subrayó que el trabajo coordinado para la puesta en marcha de medidas de seguridad es fundamental para asegurar que empresas y europeos pueden utilizar estas redes sin correr riesgos. Es decir, incidió en la importancia de elegir bien la pareja de baile para formar parte de este salto tecnológico.

Y algunas naciones ya lo han hecho: Francia ha instado a algunas operadoras, tal y como informó Reuters también en julio, a que limiten el uso de equipos Huawei en su infraestructura 5G, aunque aún no hay una decisión oficial al respecto; y, en el extremo opuestos encontramos el caso de Alemania, que dice no haber encontrado razones para excluir a la compañía asiática del proceso para la creación de la nueva red 5G en este país, aunque Telefónica Alemania (O2) haya apostado por Ericsson y a Amazon como proveedores principales de su red core de 5G, dejando al fabricante chino al margen.

Por su parte, en Italia, Giuseppe Conte reunió hace un mes a los principales miembros de su equipo de gobierno para ver qué hacer, sin que de momento, como sucede en otros muchos Estados europeos, haya trascendido la decisión final (Telecom Italia sí ha excluido a la compañía asiática para el despliegue del 5G en Italia y en Brasil).

Suecia, el último en descartar a Huawei

Quien sí ha decidido, y lo ha hecho esta misma semana, es otro de los grandes, Suecia, que también ha acabado descartando a Huawei y ZTE del despliegue de la infraestructura 5G que llevará a cabo tras celebrar las primeras subastas de espectro en noviembre.

La autoridad sueca ha justificado su decisión respecto a Huawei con la la posibilidad de que Estados Unidos imponga más restricciones comerciales a la compañía y que estas tengan un impacto negativo en la capacidad a largo plazo de esta para diseñar y fabricar los productos necesarios para las futuras redes 5G, reduciendo de forma sustancial la capacidad de Huawei de cumplir con la entrega de productos críticos.

En su defensa, Huawei ha asegurado -como ya lo hizo anteriormente- que es una empresa privada propiedad 100% de sus empleados. “No hay ningún hecho que apoye las acusaciones de que Huawei representa una amenaza para la seguridad. Consideramos que la exclusión de Huawei se basa únicamente en presunciones sin fundamento, injustas e inaceptables”, ha replicado.

En lo que se refiere a España, el Gobierno no ha vetado el 5G de Huawei, aunque sí le ha exigido las máximas condiciones de seguridad tecnológica, acceso a los datos, autonomía y privacidad.

Así se lo comunicó a primeros de septiembre Pedro Sánchez a Yang Jeichi, director de la Oficina de la Comisión de Asuntos Exteriores del Partido Comunista de China, coincidiendo con el anuncio del encendido del 5G por parte de Telefónica, Yoigo y Orange (Vodafone ya lo había hecho mucho antes), y la puesta en marcha de los ocho proyectos de seguridad con tecnología 5G adjudicados el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital en los que colaboran 68 entidades públicas y privadas. Por cierto, entre estos proyectos, el nombre de Huawei únicamente aparecía citado en el que desarrollará en la Comunidad Valenciana la UTE que forma junto a Orange, Arborea Intellbird, CFZ Cobots, Global Omnium Idrica, Etra Investigación y Desarrollo, Red Eléctrica y de Comunicaciones Innovación y Robotniken.

Y con esta situación de fondo, con los lobbies arrojando más madera a la caldera del mapa mundi, y los temores, ciertos o infundados, a las consecuencias que estas decisiones puedan tener para la seguridad de los distintos países flotando en el ambiente, la próxima semana arranca en España la tercera edición del Roadshow de Huawei. Una cita en la que se podrá ver, entre otros casos de éxito, cómo el desarrollo del 5G puede ofrecer una mejor experiencia de streaming de vídeo con la reproducción en 8K para el consumidor final; o, en el ámbito de la empresa, el potencial de combinar la tecnología 5G con aplicaciones Cloud e Inteligencia Artificial para la optimización de los procesos y la mejora de la productividad.

El futuro, en toda su dimensión.

Artículo
"Huawei 5G Roadshow", del potencial del 5G a los problemas de Huawei para su despliegue en Europa
Nombre
"Huawei 5G Roadshow", del potencial del 5G a los problemas de Huawei para su despliegue en Europa
Descripcion
La tercera edición del Huawei 5G Roadshow no puede ocultar los problemas a los que ahora se enfrenta la multinacional china para desplegar la tecnología 5G en suelo europeo.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo