Kaspersky, los magos del marketing vuelven a epatar en las jornadas del CCN-CERT

215
puerto kaspersky

En la sede de los cines Kinepolis, en Madrid, han tenido lugar las XIII jornadas del Centro Criptológico Nacional CCN-CERT, el mayor congreso en ciberseguridad de España, que fueron inauguradas por la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles. Escudo Digital estuvo allí y desde nuestra página web permitió y permite aún el acceso al evento, uno de los más importantes en su ámbito. Militares, expertos en ciberseguridad, ingenieros informáticos, hackers ( el término, según la RAE puede ser positivo), fabricantes, industriales, empresarios, estudiantes… se dieron cita en unas jornadas en las que se habló de los más diversos temas: amenazas, ataques y retos tecnológicos, cumplimientos normativos en el ciberespacio, y redes observacionales en el control industrial.

Karpersky, el fabricante de antivirus moscovita, volvió a demostrar sus facultades para el marketing. Si hace unos días lanzaba un anillo de protección biométrico que no podía ser comprado ni con todo el oro del mundo (no está a la venta, pero por si las moscas, lo han patentado); ahora volvía a sorprender con un pequeño puerto que parecía inspirado en los clics de Famobil, conectado a un ordenador.

Las idea era trasladar a una maqueta de un puerto los ataques y las funcionalidades de protección de la solución de ciberseguridad industrial de Kaspersky. Para ello, los expertos desplazados al stand de las jornadas y sus comerciales mostraban la automatización de determinadas acciones en la maqueta. También los pasos y procesos de ataque, y mientras, desde el ordenador, de una forma absolutamente sencilla demuestran a los clientes como su producto es capaz de solucionarlos: Y así el cliente, comentaban ” tiene una visibilidad completa del proceso a nivel de la red industrial, así como de su protección”.

La maqueta, el sueño navideño de cualquier niño con ganas de convertirse en ciberexperto, ha sido desarrollada con la ayuda del partenaire tecnológico de Kaspersky, NUNSYS. Los clientes que pasaban por el stand podían observar cómo un cambio y una herramienta de control pueden solucionar problemas en la vida real. El “superjuguete” comienza a funcionar, la grúa se mueve de forma errática y mientras hay un operador realizando el mantenimiento de una farola, alguien la enciende mientras el operario está trabajando con el cableado, se produce un riesgo real… y en este caso, aunque sea una maqueta, el trabajador ha tenido un accidente laboral. Es solo una de las desgracias que pueden ocurrir. Gracias a su puertecito, el stand de Kaspersky recibió numerosas visitas. Y es que no basta con ser buenos en ciberseguridad, hay que saber vender el producto. Y ellos saben hacerlo.