Presiones para aceptar las condiciones del ERE, la espada de Damocles de la movilidad geográfica, empleados desesperados que quieren huir, depresiones...

Las miserias del ERE del BBVA que nadie cuenta: CGT lo ha impugnado y habrá juicio

274
Van a impugnar el ERE del BBVA

El pasado 15 de julio se daba a conocer la noticia de que el número de empleados que se habían apuntado al ERE del BBVA sobrepasaba en 2.281 a la cifra acordada con los sindicatos en junio.

¿Qué puede estar ocurriendo para que en un momento como el actual tantos empleados quieran abandonar en desbandada la nave? ¿Se hunde el barco? En una sucursal en la zona oeste de Madrid, a una señora mayor un empleado le dijo que no le atendía en caja ni tampoco podía salir a ayudarla porque ya tenía que haber aprendido y estaba cargado de trabajo. Realmente, en esa oficina solo hay tres empleados, el director y dos personas más, y el director no está casi nunca.

La situación puede llegar a ser dantesca. Existen, ya sin confinamiento de por medio, casos de personas que han tardado en obtener el saldo de un fallecido más de cuatro meses, y también otros en los que, por descuido o falta de personal, el propio banco ha dejado a deber dinero en locales que ha abandonado al cerrar una sucursal, teniendo que pagar altísimos gastos y costas de demora. Escudo Digital ha tenido acceso a alguna sentencia condenatoria. La gestión está brillando por su ausencia. Se pierden grandes cantidades de dinero por negligencia y el banco las asume. Y lo peor de todo es que tradicionalmente el BBVA, fusionado con Argentaria en su momento, un banco de origen público, tenía entre sus valores la buena atención al público.

Si pretenden convertirse en un ING, el banco naranja ya está inventado, y lo hacen mejor que ellos. Pero lo peor podría estar por llegar. El ERE del BBVA, según fuentes sindicales y empleados del banco, ha tenido muchas sombras. Aunque algunos medios afines a la entidad no cesaron de elogiar las condiciones del mismo, la cruda realidad era que el departamento de RR.HH. estaba presionando a la gente que quería echar para que se apuntara, y dejaron fuera a los que se apuntaron voluntarios pero no estaban afectados inicialmente.

De las hipotéticas jubilaciones doradas con despidos pactados de algunos privilegiados a los casos graves de depresión

Hay fuentes que deslizan que algunos trabajadores han sufrido reuniones de hasta cinco horas con el departamento de RR.HH. para presionarles a que se apuntaran al ERE.

Los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT y el sindicato amarillo del banco lo permitieron, afirman nuestras fuentes, y lo han consentido sin protestar. Entre las personas afectadas había casos que habían recibido premios por su trabajo el pasado año y fueron metidos en el ERE.

Algo que molesta especialmente a algunos empleados son los casos de personas afines a la cúpula directiva, que como no quiere la cosa, se reincorporaron a principios de año, tal que si hubieran recibido un aviso para tener acceso a lo que llamaríamos “jubilaciones doradas” o en términos más claros, “despidos pactados”.

Aunque esto no ha sido, según afirma Antonio Fragua, Secretario General de CGTBBVA, “un ERE de prejubilaciones, sino un ERE de despidos”. De hecho su sindicato ha impugnado el ERE y el juicio se celebrará el 27 de octubre de este año. Si la justicia impugnara el ERE del BBVA, el banco se vería obligado a readmitir a los trabajadores.

Como ya dejó claro en una circular este sindicato independiente, “el martes 8 de junio, lamentablemente, se firmó el primer ERE en BBVA. Al final, este proceso culmina con lo que la compañía tenía previsto: despedir. Y este despido colectivo lleva la firma de la representación sindical (CCOO-ACB-UGT)”. Y es que, según esta circular todo estaba previsto para “aligerar la mochila” con vistas a una posible fusión con el Banco de Sabadell. Fuentes del ámbito de la economía no descartan que puedan existir también contactos con bancos extranjeros. Afirman que el banco pretende ir aligerando la mochila, teóricamente para garantizar su supervivencia -pero luego dan miles de millones de beneficios-, y el BBVA ha hecho su propia criba porque no querían tener prejubilaciones para no tener vínculos contractuales con empleados de cara a esa posible fusión.

“Tenían un listado de objetivos y lo están ejecutando”, afirma un despedido del banco que sostiene que la entidad, con la aquiescencia de los sindicatos mayoritarios, “se está saltando el acuerdo de despido colectivo. Debería investigarse qué está ocurriendo y por qué hay tanta gente apuntada a perder su trabajo. En una primera tanda salieron los jubilados amigos, y en la segunda se echará y se está echando a los que se presentaron voluntarios con la mitad de indemnización. Y mientras los sindicatos mayoritarios, firmantes del ERE con un 72% de representación, dándose palmaditas y haciendo cuentas en lugar de proteger a los trabajadores”.

Sigue leyendo si quieres saber cómo llaman en el banco a los directivos duros y agresivos procedentes de Latinoamérica que están procediendo a la liquidación del banco.

Artículo
Las miserias del ERE del BBVA que nadie cuenta: CGT lo ha impugnado y habrá juicio
Nombre
Las miserias del ERE del BBVA que nadie cuenta: CGT lo ha impugnado y habrá juicio
Descripcion
Si la justicia impugnara el ERE del BBVA, el Banco se vería obligado a readmitir a los trabajadores
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo