Los Sindicatos han mostrado su rotundo rechazo a los planteamientos de la dirección.

Orange pretende estar al plato y a las tajadas con su ERE: la “mala fe” y el derecho de veto en las bajas voluntarias

62
Jean-François Fallacher, consejero delegado de Orange España
Jean-François Fallacher, consejero delegado de Orange España

Hay un refrán español que reza “No se puede estar al plato y a las tajadas”. Y eso es lo que pretende Orange con las condiciones que quiere imponer en el ERE establecido para un máximo de 485 personas. La mesa de negociación se abrió ayer, y según fuentes de USO, “la impresión ha sido mala. Creemos que están actuando de mala fe, y así se lo hicimos saber. Nos ha pillado por sorpresa. No es normal que la primera vez que se establece un contacto con los sindicatos sea en la mesa de un ERE”. Les resulta especialmente chocante que las condiciones sean muy inferiores al ERE anterior que tuvo lugar en el año 2016. Hay bajas incentivadas para aquellos que quieran irse voluntariamente, pero la empresa se reserva el derecho a veto. “Lo quieren todo. Tú no puedes decir que te sobra gente e impedir que se vayan los que quieren irse al mismo tiempo”, afirman fuentes de USO.

Y es que en estos casos se suelen marchar las personas que pueden encontrar trabajo fácilmente. Y a la empresa les va a costar dinero reponerlos, y se les escapará, además, mucho talento. Según CCOO no es justificable que la empresa se reserve el derecho de vetar a los “voluntarios” que quiera y, además, “si no hay voluntarios suficientes que coincidan con sus intenciones, recurrirán a los despidos forzosos basados en la opinión del jefe de turno. Esto es, para que su plan tenga “un carácter prioritariamente voluntario”, como de manera intencionada han comunicado, debería producirse un milagro de la combinatoria y la probabilidad: que se presenten voluntariamente parar ser despedidas las mismas 485 personas que quieren echar”.

El ERE de Orange pretende dejar en la calle a los nacidos en el baby Boom, salvo a, Jean-François Fallacher, a pesar de que ya rebasa los 54 años. La veteranía no es un grado a menos que seas CEO

Jean-François Fallacher

Como ya contamos en Escudo Digital, uno de los motivos del ERE, según fuentes de USO era desembarazarse de los mayores de 45 años que por su antigüedad en la empresa, perciben sueldos más altos que sus compañeros más jóvenes, pero lo hacen en un momento especialmente dramático, tras la pandemia, cuando apenas hay ofertas de trabajo y la economía del país está hundida. Y los niños del Baby Boom, lo tienen muy difícil para colocarse. Aunque no es el caso de Jean-François Fallacher, el CEO de la empresa, que cumplió 54 años el pasado 17 de abril. Cuando se tiene poder y eres capaz de dejar en la calle a 1.500 familias como hizo en Polonia, eres “atemporal, siempre joven e imperecedero, tienes otro estatus”, como Peter Pan en versión empresarial, deslizan fuentes de el empresa

Con carácter general Orange ha ofrecido entre 45 y 33 días por año trabajado con un tope de 24 mensualidades. En el anterior ERE se ofrecieron entre 58 y 62 días sin ningún tipo de tope.

La oferta de la empresa muestra un escalado por antigüedad y por edad. Para los mayores de 65 años que los hay, todavía en la empresa, pero son muy poco, se les ofrecen 20 días con un tope de 24 mensualidades.

Como ya informamos, se trata de una empresa joven. La media de edad está en 47 años, pero en España están aumentando de forma dramática los despidos en esas edades. Son padres de familia con hipotecas por pagar, en un momento en el que pueden aportar mucha experiencia, pero resultan caros.

La Dirección quiere ejecutar los despidos de manera sumaria y lo antes posible, a mediados de julio.

Orange contempla también la opción de la prejubilación para un máximo de 100 personas o más, pero tienen que tener 55 años y un mínimo de diez años de antigüedad. Los sindicatos tienen que calcular el número de personas que podrían acogerse a estas mediadas. Se les abonaría el 80% del salario fijo neto hasta los 61 años. Lo del máximo de cien personas ha sido considerado absurdo por los sindicatos, pues no hay muchas más personas de 55 en años en adelante que un centenar.

En líneas generales esta es la oferta, que según fuentes sindicales, se acerca mucho a la de los despidos improcedentes. La empresa tiene prisa y quiere liquidar el tema en julio a más tardar.

a) Empleados/as contratados antes de 2018. 33 días de indemnización por año
trabajado (45 días desde antes de la reforma laboral de 2012), con el tope de 24
mensualidades. El salario regulador estará constituido únicamente por retribución
fija y variable (no entra la retribución en especie o cualquier otra).


b) Empleados/as contratados de 2018 en adelante. 20 días de indemnización.


c) Empleados/as con 65 años de edad o más. 20 días de indemnización, con el tope
de 24 mensualidades.


d) Empleados/as con 55 años o más. “Prejubilaciones” del 80% del salario fijo hasta
que el interesado cumpla 61 años y convenio especial con la Seguridad Social hasta
los 63 años.

No debemos olvidar que las prejubilaciones terminan por ser una sangría para la Seguridad Social, y precisamente por ello tanto nuestro gobierno como el de otros países está intentando alargar la vida laboral a sabiendas de que los mayores son difícilmente colocables. La veteranía no es un grado a menos que seas CEO.

Según fuentes de USO en la mesa negociadora para el ERE de Orange se recordaron las palabras del anterior CEO “somos una gran familia”, así como las felicitaciones por el extraordinario trabajo realizado durante la pandemia, “cuando aumentaron los datos y se consiguió dar servicio a infraestructuras críticas sin incidentes, como hospitales y hasta a las fuerzas de Seguridad del Estado”. La empresa manifestó que no era un acto arbitrario la decisión del ERE, sino una decisión muy meditada. Según los sindicatos: “Ha sido premeditada. No nos vale el argumento del Low Cost, siempre lo ha habido, y la competencia de los precios es feroz”. Si se prevén malos tiempos a pesar de tener unos beneficios netos de 1.433 millones de euros, muy superiores a los de 2015 , cuando fueron de 1.190,” no hay argumentos válidos para dejar en la calle a 485 familias. Han crecido los servicios de voz, las línea fijas, esto no hay por dónde cogerlo”.

Han tenido que tirar más de imaginación y hablan de digitalización, automatización y simplificación como motivos válidos para cargarse a parte de la plantilla“, afirman en ccoo

Los sindicatos presentes, CCOO, UGT y USO entregaron el acta de mediación del SIMA a la empresa y recibieron el informe técnico que van a estudiar antes de la próxima reunión. La huelga convocada para el día 18 se mantiene, así como las concentraciones ante la sede de Orange en la Puerta del Sol todos los domingos del mes de junio.

Según CC OOO, “Si alguien pensaba que el actual equipo directivo y su CEO iban a tener alguna consideración y respeto hacia las trabajadoras y trabajadores de Orange, mejor que cambie de idea, porque las intenciones que han puesto encima de la mesa demuestran a las claras que para ellos la plantilla es un mero instrumento para sacar más dinero y que no les mportamos lo más mínimo. Lo advertíamos en varias ocasiones. Este despido colectivo no se parece en nada a los anteriores y lo que hoy han puesto encima de la mesa lo corrobora:

La distribución por áreas de los despidos que quiere la dirección se puede ver en este cuadro

Los despidos que quiere hacer Orange


En relación al número de empleados/as de cada área, los mayores impactos se dan en B2B, Atención al Cliente, Finanzas y Redes, con unos porcentajes de afectación superiores a la media y que, en algún caso, alcanzan el 17 % del total. En algunas áreas se plantean incluso externalizaciones y hay departamentos que desaparecen por entero y quieren despedir a todas las personas que trabajan en ellos.

Con respecto a los informes técnico presentados para justificar los despidos argumentando causas organizativas y de producción, desde CCOOO afirman que los estudiarán en profundidad pero “No dejan de ser documentos e informes pagados y confeccionados por encargo para excusar los despidos y evitar la apariencia de absoluta arbitrariedad. Al contrario que en otros ERE, cuando hubo fusiones y adquisiciones de empresas con posibles duplicidades, parece que ahora han tenido que tirar más de imaginación y hablan de digitalización, automatización y simplificación como motivos válidos para cargarse a parte de la plantilla”


Artículo
Orange pretende estar al plato y a las tajadas con su ERE: la mala fe y el derecho de veto en las bajas voluntarias
Nombre
Orange pretende estar al plato y a las tajadas con su ERE: la mala fe y el derecho de veto en las bajas voluntarias
Descripcion
La dirección de la empresa pretende despedir a 485 personas antes de mediados de julio de forma sumaria. Los Sindicatos han mostrado su rotundo rechazo a los planteamientos de la dirección.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo