Algunos sindicatos lo consideran un fraude social y empresarial

PP y Vox interpelarán al Gobierno sobre el ERTE de Indra

537
Fernando Abril Martorell,, el presidente de Indra, cuyo erte ha sido calificado por los sindicatos como un fraude social
Fernando Abrill Martorell, presidente ejecutivo de Indra. Foto: Europa Press

La suerte está echada y si nadie lo remedia, Indra será la primera empresa semipública que ponga en marcha uno de los planes de regulación de empleo más duros de toda la crisis del Covid-19. Según ha podido saber Escudo Digital, el ERTE y los recortes salariales transitorios afectarían a casi 11.000 empleados de los 28.000 que el grupo tiene en España. De ellos, casi 7.000 serían del área de tecnología de la información, 3.000 de transportes y defensa y 700 del centro corporativo.

Por su parte, la rebaja salarial, que podría llegar hasta una reducción de un 25% en los salarios, afectaría casi por completo al resto de los trabajadores que no se vean incluidos en el ERTE. De esta forma, casi ningún empleado de la compañía semipública se escapará a los recortes puestos en marcha por Fernando Abril-Martorell, presidente de la compañía.

Tanto desde el Partido Popular como desde Vox, se han mostrado muy críticos con esta medida tan excepcional y estudian interpelar al Gobierno para pedir explicaciones. Ambas formaciones políticas no ven con buenos ojos la aplicación de un ERTE de estas dimensiones en una empresa con amplia participación del Estado a través de la Sepi. Una empresa, por otra parte, que resulta de vital importancia para la Seguridad del Estado.

También creen que es un precedente para que otras compañías semipúblicas sigan el mismo camino y pongan en marcha despidos colectivos temporales y bajadas de sueldo. Igualmente, no comparten la medida ya que otras empresas extranjeras competidoras de Indra como Everis, Accenture o IBM de momento no han puesto en marcha en España ningún ajuste laboral.

Nada más conocerse la noticia fuentes sindicales, trabajadores y ex trabajadores de la empresa manifestaban a Escudo Digital su disconformidad con el ERTE. Hoy han ido más lejos: en un comunicado remitido a la redacción de nuestro periódico, suscrito por la gran mayoría de los sindicatos con representación en la empresa, salvo CCOO y UGT, ponen al pie de los caballos a su presidente Fernando Abril-Martorell. Hoy, a las 11 de la mañana, se iniciaba la segunda reunión vía Microsoft Teams, después de la primera que tuvo lugar el pasado viernes. Fuentes sindicales han manifestado a Escudo Digital que se muestran expectantes y esperan que la empresa entre en razones. La única esperanza es que haya inflado las medidas para llegar finalmente a un acuerdo. Sea como sea, el desgaste de imagen para Indra es tremendo.

Este es el texto del comunicado por ASIT, CGT, Confederación Intersindical Galega, Co-bas, Comisiones de Base; ELA, Red Sindical TIC, SIG Indra y USO

Una vez analizada la información que la compañía nos entregó el pasado viernes en la constitución de las mesas de negociación de Indra Sistemas e Indra Soluciones TI, los sindicatos firmantes de esta nota, hemos podido constatar que este ERTE es un FRAUDE SOCIAL, que deja claramente retratados a los que dirigen nuestra empresa.

Una compañía como Indra, con una facturación de 4.500M€ al año, con beneficios en 2019 de 121M€, y con un fondo de liquidez de 1.000M€, no está en crisis y debe ser SOLIDARIA con el resto de la sociedad.

Tratar de justificar estas medidas tan contundentes: reducción salarial, suspensiones y reducciones de empleo, por un incremento en la desasignación de menos del 2% de la plantilla o por un impacto en la facturación (que no en pérdidas) de menos del 1%, nos parece un FRAUDE, no solo social, en estos difíciles momentos para todos, sino un FRAUDE EMPRESARIAL sin justificación alguna.

“Ni siquiera en un ERTE, tan devastador como este, se han previsto aplicar medidas de tipo social, como, por ejemplo, excluir al personal que tengan a su cargo menores, mayores, familias numerosas, personas enfermas o con discapacidaD”

Indra ha sido la única consultora de servicios informáticos en presentar un ERTE. ¿Cómo es posible que el resto de empresas del sector puedan sortear esta situación?  Se llama solidaridad empresarial.

El señor Abril-Martorell decía el pasado 13 de marzo que “el activo más importante de Indra, casi el único, sois todos los que trabajáis aquí”. No es verdad.  Ni siquiera en un ERTE, tan devastador como este, se han previsto aplicar medidas de tipo social, como, por ejemplo, excluir al personal que tenga a su cargo menores, mayores, familias numerosas, personas enfermas o con discapacidad. Queda patente que su activo más importante son sus accionistas y su bono 2018-2020, para los que necesita resultados positivos en 2020. 

Una medida tan extraordinaria como un ERTE debe servir para preservar la viabilidad de la compañía, no para enjuagar posibles caídas en la facturación. Porque la compañía lo que propone es un ERTE PREVENTIVO, no justificado hoy, dadas las cifras de negocio e ingresos que hemos podido constatar en la documentación.

Los sindicatos firmantes de esta nota no somos ajenos a las dificultades actuales, pero consideramos que existen muchas OTRAS MEDIDAS PREVIAS que la compañía debe implementar, antes de plantearse las que nos quiere endosar:

  •  Reducción del SALARIO del Consejo de Dirección al 50%
  •  Aplazamiento del DIVIDENDO para 2020como han hecho Banco Santander, Aena o Inditex.
  •  Renegociación del pago de los ALQUILERES de todos los edificios.
  •  Eliminación de VARIABLES a partir de salarios de 60.000€ anuales fijos
  • En caso de dificultad de caja, solicitud de CRÉDITO para hacer frente a esta situación.

Señor Abril-Martorell, demuestre usted que defiende, como su mayor activo, a los trabajadores, con hechos. Cuando usted decide comprar empresas, procede a ampliar capital y a endeudarse sin ningún problema. ¿Por qué ante las previsibles complicaciones que usted estima, no apuesta antes por estas medidas?

Los sindicatos firmantes de este escrito NO VAMOS a entrar al juego de este innecesario expediente. Aplique usted, antes de nada, las medidas que le proponemos.

El comunicado se cierra con esta frase:

RETIRE este ERTE y esta REBAJA SALARIAL, señor Martorell. NOS ENGAÑAN. ESTE ERTE ES UN FRAUDE