CEO de Easy Payment Gateway, agregador de pagos y gestión del fraude

Manuel Prieto: “La erradicación del efectivo no la pueden forzar ni las empresas ni el gobierno”

132
manuel prieto, ceo easy payment

Los últimos tres meses, queramos o no, condicionan. Incluso obligan en muchos aspectos. Es imposible mantener inercias como si nada hubiera pasado. Y en el ranking de cambios, el alza del comercio electrónico ha escalado puestos. “Tanto para los que nunca habían comprado online, que han encontrado una herramienta sencilla y útil, como para los que ya lo hacían, que ahora han multiplicado esta costumbre. Por eso, más que nunca, es indispensable que las empresas ganen presencia en el canal online” opina Manuel Prieto, CEO de Easy Payment Gateway, agregador de servicios de pago y gestión de fraude español, que aprovecha la entrevista para aconsejar a las empresas poner el foco en el canal digital e implementar las herramientas necesarias para conseguir adaptarse a una mejor experiencia de compra, “que siempre debe resultar cómoda y segura”.

¿El canal online ha dejado de ser una opción, si se quiere prosperar como negocio?

Es que el contexto ha cambiado por completo y ha pasado a ser indispensable. Adaptarse a las demandas de los usuarios es fundamental para cualquier tipo de empresa, sea del sector que sea. En estos momentos, y a causa del Covid-19, el comercio electrónico ha sido el principal recurso de muchos usuarios para comprar aquello que necesitaban y que, con las tiendas cerradas, no podían conseguir de otra manera. Muchos, después de probar, van a seguir consumiendo de esta manera. Más si cabe teniendo en cuenta que todavía son muchas las personas que, dadas las circunstancias, aún no se sienten cómodas saliendo a comprar ropa o acercándose a una agencia de viajes para contratar sus vacaciones. Quedarse al margen puede tener malas consecuencias; por muy local que uno sea, hablamos de abrir las tiendas al mundo. Y cuanto más mercado se abarca, más invulnerable se vuelve un negocio a las crisis.

¿Esa apertura de los negocios, el paso de lo local y nacional al mercado internacional, cuántos tipos de pago exige para tener éxito?

Casi tantos como idiomas… Esa garantía de éxito en el número de transacciones va totalmente ligada a que no haya limitaciones a la hora de pagar. Lo suyo es ofrecer un amplio abanico de métodos de pago, ya que el 50% de los compradores abandona el carrito de compra si no encuentra una opción adaptada a sus necesidades. Conocer nuestro target ayudará a ofrecer los que mejor se adapten a sus necesidades para conseguir cerrar la operación. En Easy Payment Gateway contamos con un extenso portfolio de soluciones de pagos: sistemas para operadores telefónicos, pago por enlace y SMS y una plataforma que contempla 240 métodos de pagos habilitados, de los cuales 190 son alternativos.

“Nuestra oferta contempla 240 métodos de pagos habilitados, de los cuales 190 son alternativos”

¿Y también se permite el pago en efectivo? ¿Cómo ve el actual debate sobre su desaparición y la reciente propuesta del PSOE para eliminarlo progresivamente?

Por supuesto que incluimos el pago en metálico. No es algo opcional, aquí también manda el cliente y triunfa quien se lo pone más fácil. No al revés. La erradicación del efectivo no se puede forzar ni como empresa, ni como gobierno; será el mercado el que lo expulse o no. Es complicado. El mundo es muy grande y en Europa hay una burbuja en cuanto al pago con tarjeta. Sin embargo, en Latinoamérica las tasas de bancarización no tienen nada que ver y allí sería impensable funcionar sin pagos con dinero contante y sonante. Por eso, entre nuestras soluciones de compra online hay una fórmula de cupón de pago canjeable por monedas y billetes. Todo, menos poner barreras.

En nuestro caso concreto, España no es Suecia. Aún hay mucha masa de pensionistas que siguen yendo al banco con su cartilla. No se debe crear tanto descontento obviándoles. Y la ventaja de controlar el fraude erradicando el efectivo, no la veo.. Si no se blanquea así, pues se hará con diamantes o algo inventarán. Si algo funciona bien, no lo toques. Siempre bromeo diciendo que este es el primer principio de ingeniería, pero así lo creo.

¿Las herramientas tecnológicas pueden servir de ayuda y proporcionar seguridad tanto a la empresa como al cliente?

Es el propio usuario el que hace segura la tecnología; el riesgo no proviene de esta, sino del uso que se hace de ella. La tecnología pone a disposición de las empresas infinidad de herramientas para dar un empujón a sus ventas y ganar visibilidad entre su público objetivo, aparte de seguridad y comodidad. Por ejemplo, una página web sencilla e intuitiva es fundamental para que el usuario navegue sin problemas y encuentre lo que busca. Así, contar con un buen desarrollador es fundamental en este sentido. Y luego, de cara al cliente, hay muchísimas formas y fórmulas para securizar, sin embargo su colaboración es imprescindible. Por más blindajes que se busquen hay que cuidar mucho los hábitos de cada persona y los riesgos que corre, consciente o inconscientemente.

Un e-mail malicioso no tiene consecuencias ni hace nada por sí solo, hace falta un clic del usuario. La educación en tecnologías seguras es ahora mismo esencial. De lo contrario, hasta la caja fuerte más moderna y sofisticada sirve de poco si te dejas la puerta abierta.

“Todavía hay gente recelosa de compartir sus datos bancarios por internet para realizar una compra o contratar un servicio”

¿Y cómo son de seguros los sistemas de pago de Easy Payment Gateway?

Tenemos distintos niveles hasta llegar a la tokenización. Funcionamos con una especie de caja fuerte de seguridad virtual, en la que solo se guardan recibos de las operaciones, nunca las tarjetas ni los datos de estas; estos solo están en nuestras manos y las del banco. La protección 100% nadie puede garantizarla, pero está claro que, si para decodificar el sistema criptográfico utilizado, se va a tardar más tiempo del que tiene la tarjeta como fecha de caducidad, disuasorio ya es, y deja de interesar a los delincuentes porque no compensa.

¿Estos nuevos hábitos de consumo perdurarán en el tiempo o puede pasar como con los propósitos de fin de año, que sean más un espejismo?

La previsión es que sea así. Aunque el comercio electrónico cada vez cuenta con más adeptos, todavía hay gente recelosa de compartir sus datos bancarios por internet para realizar una compra o contratar un servicio. A causa del confinamiento, no les ha quedado otra alternativa, por lo que muchos se han animado a dar el paso y han descubierto que, comprando en webs de confianza, el proceso es totalmente seguro. La comodidad y la sencillez que el consumo online ha supuesto durante la cuarentena no solo ha fidelizado a los usuarios habituales, sino que también ha ayudado a atraer a nuevos, por lo que sí, estos nuevos hábitos de consumo han llegado para quedarse.

Por eso las empresas no pueden pasarlo por alto. Durante el estado de alarma hay empresas que no solo no han tenido pérdidas sino que incluso han visto crecer un 10% sus ventas.

“El 50% de los usuarios abandona el carrito de la compra por no encontrar medio de pago idóneo”

Con la gran competencia en internet, ¿qué puede hacer un negocio para diferenciarse y fidelizar al cliente?

La experiencia de compra es una de las bases para diferenciarse y fidelizar. En este sentido, la omnicanalidad es clave para conseguirlo. Una buena estrategia en este sentido permite que el cliente haga las gestiones como más le convenga: pedir online y pagar en tienda o comprar en tienda y devolver el producto desde casa… Muchos negocios no lo ponen en práctica porque es una estrategia con un desarrollo complejo. Por eso, y para acompañarles en este proceso, en Easy Payment Gateway ofrecemos un nuevo servicio de consultoría con el que ayudamos a las empresas a que adapten su negocio a diferentes canales, mejorando la experiencia de compra. Para ello, tenemos en cuenta las necesidades de la empresa y, en base a eso, preparamos una estrategia adaptada a cada caso para satisfacer las demandas de su audiencia.

¿Qué papel juegan los métodos de pago para que las empresas se expandan?

Como explicaba antes, las formas de pago nunca deben suponer un problema y este es un aspecto clave al hablar de internacionalización. Desde Easy Payment Gateway hemos visto como, durante la crisis del Covid-19, muchos de nuestros clientes nos han pedido consejo para dar el salto a América Latina. En este sentido, es importante contar con soluciones de pago globales, para que nuestros productos puedan ser comprados desde cualquier parte del mundo.

Insisto, lo que no hay que perder de vista es el concepto de democracia de compra. Los clientes ‘’votan’ al comprar aquí o allá y siempre van a ir a lo más fácil y que menos tiempo les suponga; yo lo llamo egoísmo sano. Si esto se tiene en cuenta, adoptar una estrategia empresarial correcta en canal online no requiere tantas pautas. Recapitulando: una web sencilla e intuitiva, métodos de pago variados, omnicanalidad y tecnología segura.