Director de Consultoría Tecnológica e Innovación de Grant Thornton y responsable del proyecto

Raúl López: “Digitalis es un ecosistema de gestión de identidades digitales basado en blockchain adaptable a cada empresa”

79
Raúl López, Director de Consultoría Tecnológica e Innovación y responsable del proyecto Digitalis.

El cálculo del número de transacciones que los distintos departamentos de las compañías realizan al año es una labor poco menos que imposible que requiere de unos recursos y de un tiempo que cuestan miles de millones de euros a estas. Sin embargo, muchos de estos procesos son repetitivos, e incluso son idénticos en relación con empleados, proveedores y clientes. Por ello, la aparición de Digitalis, una plataforma desarrollada tecnológicamente por la consultora Grant Thornton que facilita la verificación de la documentación gracias a un novedoso modelo de identidad digital basado en tecnología blockchain que simplifica los procesos y mejora la seguridad de las operaciones, no tardó en convencer a grandes compañías como Cepsa, CaixaBank, Mapfre o Repsol, las cuales forman parte de su ecosistema, al que recientemente también se han incorporado AENOR y SAP España como socios y el Ayuntamiento de Madrid como observador.

Raúl López, director de Consultoría Tecnológica e Innovación y responsable del proyecto Digitalis, nos explica más a fondo en qué consiste una plataforma que inició sus desarrollos en mayo de 2019 centrándose en la verificación de la documentación de proveedores, y que ahora, en su fase 3, se ha extendido a otros verticales que afectan tanto a multinacionales, medianas y pequeñas empresas, como a sus empleados, proveedores y clientes.

Digitalis es una plataforma de tecnología blockchain que permite a las empresas el intercambio de documentación con proveedores, sin intermediarios, ¿por qué comenzó su funcionamiento en el área de compras?

Hace dos años y medios que surgió el proyecto de la necesidad que teníamos desde los departamentos de innovación de las compañías de emplear la tecnología blockchain y pensamos en qué podíamos hacer. Es algo que se inició en dos compañías muy distintas como eran Ferrovial y Repsol, las cuales en ese momento estaban colaborando entre sí, y así surgió el hacerlo en el área de compras, ya que los procesos de este departamento son compartidos en un 65-70% por las distintas empresas, que suelen pedir la misma documentación a los proveedores cuando quieren homologarse, y es un proceso repetitivo tanto para quien emite esos documentos como para quienes lo reciben. Por eso Digitalis surgió como una plataforma para validar la documentación de los proveedores en los procesos de compra, creando una identidad digital de cada proveedor, que es un conjunto de atributos, en este caso llamados credenciales, que identifican a un sujeto o a una “cosa” para un proceso.

¿Cuáles son los principales beneficios de la plataforma?

Probablemente el principal es que la identidad digital es autogestionada. Esto significa que el proveedor dispone de toda la documentación y la comparte con quién él considera bajo requerimiento. Esta es una diferenciación muy importante porque evitamos duplicidades. Es decir, la información va a residir en ese proveedor y la va a compartir con las compañías, pero estas no han de tener necesariamente copia de esa información, con lo cual hay una reducción del fraude, porque cada empresa va a tener siempre el mismo documento en todo caso.

El segundo beneficio es la optimización de ese proceso. Un ejemplo muy básico sería que si yo, por ejemplo, voy a trabajar con Repsol y me piden como proveedor diez documentos que son validados. En el momento que estos se validan, automáticamente ese proveedor ya lo tiene como credencial dentro de su identidad digital, y están marcados como que han sido validados por Repsol. Si luego ese proveedor va a trabajar con otra empresa de Digitalis y esta le pide quince documentos, diez de los cuales coinciden con los solicitados por Repsol, estos ya estarían automáticamente validados, y solo tendrían que gestionar los otros cinco. Eso para el proveedor supone agilizar el proceso, porque ya parte con diez verificados, y también para el cliente, que solo debe verificar cinco en lugar de quince. Eso es posible porque Digitalis tiene un marco de gobernanza por encima, que es el que gestiona todas estas relaciones y validaciones, y porque previamente se han establecido una serie de políticas y procedimientos que hacen que todas las empresas se “crean” las validaciones realizadas por otras de la plataforma. Y ¿por qué se lo creen? Porque todo esto lleva por debajo blockchain y esta tecnología permite que toda la información permanezca inmutable y cifrada y, por lo tanto, me garantiza que en todo ese proceso de validación no ha habido modificaciones.

Y del departamento de compras decidieron dar el salto a otros procesos de las empresas…

Este proceso, que se ve muy claro en el de homologación de un proveedor, me lo puedo llevar a otros procesos corporativos. Por eso digo que empezamos siendo una plataforma enfocada a las áreas de compra y ahora somos un ecosistema totalmente abierto de generación de identidades digitales en el que estamos creando diferentes verticales donde existen procesos de validación de documentación.

Esta es la segunda fase, que también incluye la identidad digital de las personas físicas, no solo de las jurídicas, y en este caso enfocada a la parte empresarial. Es decir, son las credenciales profesionales de cada individuo: si esta persona tiene una certificación, si ha recibido determinada documentación, temas relacionados con seguridad social, etc…, porque esa es la información que normalmente se solicita cuando hay una relación profesional. Y del mismo modo nos lo podemos llevar también a otros verticales como puede ser una gestión de apoderamiento, es decir, la capacidad que tiene una persona para representar a una empresa. Esto con Digitalis es tan fácil como que una compañía emita una credencial a su empleado en la que diga que le otorga esa capacidad de representación al nivel que sea. Y del mismo modo, en el momento que esta persona cause baja de esta empresa, no tenemos que ir al notario, revocar poderes, ningún tipo de tramitación, sino simplemente quitar esos permisos. Al final lo que hacemos desde Digitalis es proveer de una plataforma que te permite crear y gestionar las identidades digitales de personas físicas y jurídicas; crear credenciales, emitirlas y revocarlas, y a partir de ahí levantamos verticales.

Hace tres años todas las grandes empresas parecían querer usar blockchain, muchas veces sin saber para qué…

Así, es. Hace dos años y medio o tres había muchas empresas interesadas en hacer cosas con blockchain por diversas razones, en muchas ocasiones simplemente para salir en las noticias o porque a los departamentos les habían presupuestado hacerlo. Afortunadamente esa etapa está superada y estamos en un punto donde no hacemos ningún proyecto de blockchain que no lleve un business case asociado, si no tenemos comprobado que la tecnología realmente resuelve el problema al tiempo que los números salen. Ese el punto en el que estamos ahora y por eso nos hemos abierto a otros verticales.

En cuanto a requerimientos, ¿qué debería saber un nuevo cliente en relación de lo que necesita para incorporarse a la plataforma?

Tenemos que diferenciar varios módulos desarrollados. Digitalis como tal es una plataforma transversal, que tiene todo el desarrollo relacionado con la capacidad de generar las identidades digitales, las credenciales, emitirlas, revocarlas y poner en comunicación a todos los que vayan a participar. Este es un desarrollo que debe ser mantenido, y que nosotros realizamos, y que, por lo tanto, tendrá personal asignado. Eso en sí es una plataforma, y a partir de ahí se desarrollan las aplicaciones de consumo.

Por un lado, está la parte de compañía, entendiendo como tal a las que actualmente están empleando la plataforma, a las que desarrollamos una consola de administración y un wallet web. Con la primera una empresa podrá gestionar sus credenciales y el segundo es la identidad digital de cada una, donde estas tienen su feed, sus personas apoderadas, etc. Ese desarrollo lo realizamos una vez y lo customizamos para cada compañía.

Y luego está la parte de consumo de las empresas proveedoras, de usuarios, etc., en donde de nuevo encontramos el wallet web con unas funcionalidades limitadas para poder interactuar con la identidad digital y las credenciales, y luego la parte de wallet móvil, más pensada para el usuario, el empleado itinerante que puede llevar en su móvil su identidad digital. Es decir, al final es una solución modular, que se puede paquetizar y en cuyo desarrollo deben participar las empresas que desean formar parte. Toda la parte de la red blockchain que está montada por debajo como soporte también tiene un pequeño coste, ya que hablamos de una red privada permisionada en la que no existe un coste por transacción, y que no tiene nada que ver con una red pública con determinados costes asociados. Este es un entorno mucho más acotado, con un menor número de transacciones, y donde por lo tanto el coste energético y la infraestructura necesaria también es mucho menor.

Digitalis está formada por una red de clientes integrado por grandes multinacionales, ¿es esta una herramienta solo para empresas de ese tamaño?

Al contrario. Esto va de generar tracción, y esta se genera de una forma más rápida a través de la gran empresa, porque son capaces de aglutinar muchos servicios, muchos procesos y mucha masa crítica de empresas con las que trabaja. Cuando hicimos los cálculos a nivel de proveedores de las empresas con las que estábamos trabajando a nivel interno, estos sumaban más de 150.000. Estamos hablando hoy en día de cinco o seis compañías y 150.000 proveedores que se pueden ver beneficiados. Al final de lo que se trata es de que la puedan usar cuantas más compañías, mejor; grandes compañías, compañías medianas, pymes, o emisores (otras compañías que aportan otros servicios como la validación de información, la certificación, etc).

Y desde el punto de vista de la seguridad, ¿cuáles son las ventajas de Digitalis?

Son claras. Para empezar, la reducción del fraude. Si lo que yo tengo es un documento único que es el que están visualizando todas las compañías, primero lo que estoy reduciendo es el punto de falla, porque no tengo varios documentos distribuidos por ahí, y segundo, tengo diferentes validaciones, con lo que en el momento que una de las compañías diga que ese documento no es válido, automáticamente todas se van a enterar de ello.

Del mismo modo, desde el punto de vista del fraude, hasta ahora cada compañía ha de tener sus propios métodos de seguimiento de documentación caducada, pero ahora, cuando salte que una documentación está caducada, como solo hay un documento común, todas las compañías se enterarán y ese proveedor dejará de estar homologado con todas ellas.

Y luego están todas las ventajas intrínsecas a la tecnología blockchain, que son que la documentación va cifrada, que solo se comparte con quien se solicita y otro punto muy importante es que solo se comparte la documentación que se requiere. Este es un punto muy interesante, y quiero llevármelo a un ejemplo muy claro. Cuando alguien quiere comprobar ahora si soy mayor de edad yo le entrego mi dni, donde además de a mi fecha de nacimiento tendrá acceso a mis apellidos, mis padres, número del dni, fecha de caducidad, etc. Es decir, para comprobar un dato le he facilitado doce, con Digitalis yo solo facilito la credencial de mayor de edad, sin más. Ese es un punto de seguridad también porque estoy reduciendo la cantidad de información compartida también.

¿Cuáles son los siguientes pasos de la plataforma, la llamada fase 3?

La fase 3 es la implantación de todo lo que hemos evolucionado hasta ahora, la puesta a disposición de las empresas que participan, y de sus empleados, de la consola de administración y el wallet web. Es decir, salir a productivo con la aplicación, algo que esperamos hacer en el último cuatrimestre. También habrás visto que además de AENOR se ha sumado SAP España a la iniciativa, y esto es una estupenda noticia, porque va a implicar que Digitalis y el modelo de identidad digital basado en blockchain esté integrado con una solución propietaria, algo que va a suceder por primera vez aquí en España. SAP tiene igualmente un modelo de identidad, es decir, tú tienes que tener un usuario de SAP para utilizarlo, y por supuesto no existe relación de confianza entre el modelo de SAP que tenga montado Repsol o el que tenga montado CEPSA. Con Digitalis eso se soluciona, ya que le facilitas la vida al proveedor que va a trabajar con los dos porque el proceso se convierte prácticamente en uno. En SAP lo han visto claro y nos vamos a integrar, lo cual es incluso una gran noticia también para otras compañías que no están en Digitalis pero que sí utilizan SAP.

Artículo
Raúl López: "Digitalis ahora es un ecosistema de generación de identidades digitales totalmente abierto"
Nombre
Raúl López: "Digitalis ahora es un ecosistema de generación de identidades digitales totalmente abierto"
Descripcion
Digitalis es una plataforma que facilita la verificación de la documentación gracias a un novedoso modelo de identidad digital basado en tecnología blockchain.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo