Cómo proteger tus pagos online ante la avalancha de malware por el Covid-19

53
Manuel Prieto, CEO Easy
Manuel Prieto, CEO de Easy Payment Gateway

Los ciberdelincuentes han hecho de esta temporada de confinamiento su mejor época para lanzar diferentes malware con la intención de robar datos para su posterior venta e, incluso, utilizar esta información para pedir un rescate a los damnificados. Así, aprovechándose del tirón que tiene el COVID-19, centran sus ataques en el envío de mails con contenido ‘informativo’ acerca del virus. Utilizan el miedo y el interés sobre la pandemia para llevar a cabo su ataque y beneficiarse de los datos que sustraen.

En los últimos días hemos visto cómo algunos hospitales han sido víctima de estos ciberdelincuentes, que no muestran ni una pizca de humanidad en sus asaltos. El ransomware que ha afectado a estas instituciones también puede perjudicar tanto a particulares como a ecommerce utilizando la misma temática sobre el coronavirus.

Desde Easy Payment Gateway siempre decimos que la seguridad comienza en uno mismo y es que somos nosotros quienes debemos prestar especial atención a no abrir ningún enlace o archivo del que sospechemos. No tiene sentido cerrar la casa, si damos la llave a cualquiera. Es decir, aunque tengamos un buen sistema de protección, es necesario ser conscientes de la existencia de estos ataques y estar prevenidos.

Sectores como el sanitario, los transportes o el retail no tienen como actividad principal la seguridad, sino curar personas, el traslado de individuos o la distribución. Por eso, es aconsejable delegar esta materia en manos de empresas que se dedican a la protección contra estos ataques. En Easy Payment Gateway ayudamos a los ecommerce a protegerse frente a posibles ataques informáticos durante el proceso de pago.

Uno de los datos más sensibles y que más buscan los ciberdelincuentes, debido a los beneficios que pueden sacar de ellos, son los números de las tarjetas de crédito o débito. Servicios como el nuestro permiten a las empresas proteger los datos de pago de sus clientes. Así, será Easy Payment Gateway quien almacene esta información y no la propia empresa. Para evitar riesgo, tokenizamos estos números asignándoles un código (token) único para cada transacción. Con esto, logramos evitar el uso fraudulento de las tarjetas, ya que cada pago exigirá un token diferente.

No podemos olvidar que cada vez es más sencillo desplegar estos programas maliciosos. Ya no hace falta ser un experto para hacerlo, como ocurría hace unos años, cuando solamente personas contadas con los dedos de las manos eran capaces de robar nuestros datos. Ahora, estos programas se venden en el internet oscuro y cualquiera que tenga conocimientos de informática puede acceder a ellos.

Por eso, hay que insistir en la importancia de no abrir emails sospechosos e incluso denunciar estos ataques para que las autoridades competentes puedan hacer un seguimiento y terminar entre todos con esta lacra que afecta a la sociedad actual.

  • Manuel Prieto, es CEO de Easy Payment Gateway