El facility manager, figura clave para diseñar la seguridad en los entornos laborales

159
Jon Patxi Lerga , director general del Grupo Sifu, nos habla de la importancia del Facility Manager en la fase de PostCovid19

La pandemia provocada por el Covid-19 ha supuesto un antes y un después en nuestras vidas y en la forma en la que interactuamos con las personas y con nuestro entorno. Una crisis sin precedentes con consecuencias sanitarias y económicas a nivel global que, además, nos enfrenta a un futuro con importantes interrogantes mientras no dispongamos de antivirales o de una vacuna probada y eficaz.

En esta desescalada a la normalidad y al retorno de la actividad económica y social, preocupa, y mucho, la salud de los trabajadores y de los usuarios. Las empresas están haciendo un ejercicio de rediseño de sus flujos de trabajo en los que el espacio común, la flexibilidad de horarios y el teletrabajo han pasado a un primer plano en pro de la prevención y la seguridad laboral. Éstas, han de adelantarse a las necesidades que sus empleados y clientes van a demandar en la nueva situación ya que, para ellos, salir de casa para retomar la actividad, es una acción que no puede generarles ningún riesgo e incertidumbre.

En este escenario, la figura del facility manager es fundamental para asesorar y diseñar, de la mano de los clientes y proveedores, un plan de acción con el que garantizar la total tranquilidad de empleados y visitantes o clientes. Es la persona capaz de tener una visión global sobre los diferentes aspectos a tener en cuenta y, además, cuenta con la experiencia necesaria para ello y coordina los diferentes equipos responsables. Es quien va a determinar cómo implementar las reglas sanitarias marcadas por los departamentos de RRHH y PRL y de reorganizar el espacio para que las empresas cumplan con los protocolos adecuados a la nueva situación.

En GRUPO SIFU como especialista en Facility Services & Management, hemos establecido varios pilares básicos de actuación para que la vuelta a la actividad empresarial y económica se realice con total seguridad. Hay que adoptar un protocolo de trabajo que se adecúe a las necesidades de cada cliente en función de sus características.

1.- Establecer un plan de higienización y desinfección eficaz para eliminar las bacterias y virus de las superficies de trabajo

Para ello, se ha de realizar un tratamiento diario de los espacios de trabajo con productos desinfectantes y aumentar las frecuencias con las que se efectúan, sobre todo, en espacios comunes.

Además, es conveniente reforzar periódicamente la desinfección mediante la aplicación de soluciones de desinfección especiales como la desinfección por luz ultravioleta, con la que se consigue eliminar con una eficacia del 99,99% las bacterias y virus no deseados. Toda esta labor ha de estar avalada por sellos acreditados conforme se siguen y ejecutan todos los protocolos en materia de higienización y desinfección ante el COVID-19.

2.- Evitar las probabilidades de contagio en las instalaciones corporativas

La manera eficaz de evitar los contagios en espacios comunes es controlando los accesos de forma segura y el aforo de las instalaciones. Para ello, se recomienda el uso de diferentes sistemas de control como las cámaras termográficas o de equipos que permiten controlar el aforo y delimitar los accesos. Además, es necesario abastecerse de los elementos de seguridad necesarios para prevenir el contagio.

Las empresas, comercios y espacios de hostelería han de disponer de kits básicos de seguridad para las personas que entren en los diferentes espacios y con los materiales de prevención adecuados (mascarillas, toallitas desinfectantes, mamparas, etc.)

Desde Grupo SIFU nos encargarnos de suministrar e implantar todas las medidas de seguridad y EPI´s (dispensadores automáticos de gel hidroalcohólico, guantes, mascarillas, etc.) a nuestros clientes con total seguridad y garantía. Además, ponemos personalizar estos kits para que puedan ser distribuidos entre las personas que entren a las instalaciones con las normas específicas de ese espacio.

3.- Organizar y controlar el tránsito del personal en el espacio

Gestionar bien el espacio significa controlar y organizar el flujo de personas de cara a garantizar la correcta distancia social de seguridad. Para ello, es vital diseñar y organizar los diferentes espacios e incorporar toda la señalética necesaria para delimitar zonas y organizar los flujos de movimiento de las personas.

4.- Ofrecer soluciones que aporten valor añadido y contribuyan a reducir el clima de temor al contagio

En este nuevo contexto, desde Grupo SIFU nos hemos concentrado en redefinir el portfolio de nuestras líneas de negocio y servicios para orientarlos a las nuevas necesidades que las empresas y las personas van a requerir a partir de ahora.

Lo importante es marcarse como objetivo convertirse en el partner estratégico de nuestros clientes y ofrecer soluciones empresariales que aporten valor añadido y contribuyan a reducir el clima de temor al contagio con el que nos estamos encontrando en la vuelta a la realidad en los espacios corporativos, así como en los ámbitos público-privados como el transporte, hoteles, centros de ocio, cultura, deporte, etc.

Y es que, la única certeza que tenemos es que la prevención es la mejor arma para luchar contra la propagación del COVID-19. Es la única manera que tenemos de protegernos todos y de poder retomar el camino a la normalidad cuánto antes.