La tecnología, la gran aliada de las empresas contra el fraude

192
La tecnología, la gran aliada de las empresas contra el fraude
Alex Capurro, fundador de Easy Payment Gateway

La época en la que más compras online se producen está a la vuelta de la esquina: Black Friday, Cybermonday y Navidad. Generalmente, el foco de la seguridad suele estar en el cliente, pero evitar el fraude es uno de los principales quebraderos de cabeza para los ecommerce. La mayoría de las personas han oído hablar del phishing, la duplicación de tarjetas de crédito o débito y el skimming. Todos estos tipos de fraudes –que pretenden robar los datos de pago del cliente– afectan al consumidor. Sin embargo, en muchas ocasiones es el propio usuario quien defrauda al ecommerce. De hecho, durante los últimos años, el fraude en pago presencial se ha reducido, mientras que se ha duplicado en las compras online. Aunque la tecnología es, muchas veces, lo que facilita al estafador llevar a cabo su engaño, también puede ser la solución para prevenir que esto ocurra.

El fraude en pago presencial se ha reducido, mientras que se ha duplicado en las compras online

En Easy Payment Gateway estimamos que un 0,02% de las transacciones que se realizan en el comercio electrónico pueden ser calificadas como fraudulentas. Es posible que la cifra parezca ínfima, pero debemos tener en cuenta que el ecommerce mueve miles de millones de euros cada año, por lo que ese porcentaje puede llegar a traducirse en importantes sumas de dinero. Según datos de la CNMC, la facturación del comercio electrónico en España durante el primer trimestre de 2019 fue de casi 11000 millones de euros, por lo que se puede deducir que el número de pérdidas por fraude es más que elevada.

Los principales engaños con los que se encuentran los comercios electrónicos son las tarjetas robadas, duplicadas o sin liquidez, lo que supone que el ecommerce pierda el producto o servicio y no obtenga el dinero a cambio. Dado que muchas empresas no denuncian esta clase de hechos, es complicado dar un número exacto, pero el volumen de pérdidas estimado por este tipo de estafas se sitúa en los 5000 millones de dólares solo en Estados Unidos. En cuanto a Europa, Reino Unido y Francia son los países más vulnerables a estos fraudes, mientras que España se sitúa en el quinto puesto.

Desde qué países y hacia qué sectores se producen más fraudes

Aunque no se puede decir que el fraude tenga una nacionalidad, gran parte de estas transacciones proceden de países de África y Europa del Este. Curiosamente, cuanto menor es el control y la regulación en el mundo físico, mayor es la posibilidad de que se genere en el territorio un núcleo significativo de fraude online. Aún así, es importante recalcar que, aunque esos seas los países de los que procede un mayor volumen de fraude, la naturaleza del negocio también es un factor importante a tener en cuenta.

Uno de los sectores que más sufre estas estafas online es el de los viajes, en especial las aerolíneas

En la actualidad, uno de los sectores que más sufre estas estafas online es el de los viajes, en especial las aerolíneas. El motivo principal es que, por lo general, tiende a haber un retraso entre la autorización del pago y el cobro real del dinero. Otra de las razones es que la compra tiene que hacerse al instante, por lo que la mayoría de los controles de prevención de fraude se omiten. En estos casos, es la empresa la que debe valorar qué es lo que más le interesa: arriesgarse a omitir los controles antifraude por acelerar el proceso al cliente u optar por proteger el ecommerce e irrumpir en la experiencia de compra de forma más o menos agresiva. Solo la compañía puede evaluar la situación y actuar en función de su experiencia, valorando factores como el importe de la transacción, el país de origen desde donde se realiza la compra, etc. En este sentido, analizar los datos es fundamental para poder conocer los comportamientos fraudulentos que han tenido lugar o cuáles son los más habituales y, en base a ello, modificar las reglas de pago.

Ayuda tecnológica contra los fraudes

Existen herramientas que ponen a disposición de las empresas soluciones antifraude que pueden reducir las transacciones consideradas fraudulentas. En el caso de Easy Payment Gateway, su tecnología, única en el mundo, permite reducir el fraude entre un 40 y un 75%. ¿Cómo? Cada negocio puede establecer sus propias medidas para detectar y bloquear este tipo de transacciones. Entre estas reglas, destacan las conocidas listas negras y listas blancas. En ellas, la compañía decide qué parámetros incluir en cada lista, cuándo y porqué con el fin de controlar un bloqueo o una autorización. En las listas negras se incluirá cualquier parámetro que pueda ser susceptible de provocar fraude en un ecommerce. Por el contrario, en las listas blancas se incluirá, por ejemplo, a un cliente habitual con el fin de ahorrarle procesos de verificación y mejorar su experiencia de compra.

Otra de las soluciones que esta tecnología pone a disposición de las marcas son los sentinels. Estos sistemas de vigilancia pueden analizar cualquier combinación de datos y, a raíz de estos, detectar engaños que son notificados a la empresa a través de una alerta. Incluso, es posible establecer una serie de niveles de riesgo de fraude que, una vez alcanzados, la tecnología directamente bloqueará o aplazará para que el negocio pueda procesarla de forma manual.

Las nuevas tecnologías no solo permiten un considerable ahorro en los recursos de la compañía, sino que también proporcionan una mayor seguridad en las transacciones

Las empresas también pueden seleccionar que las primeras transacciones de clientes nuevos que superen un importe determinado pasen por el protocolo de 3D secure. Este tiene como objetivo prevenir el fraude en transacciones online hechas con tarjeta de crédito o débito y reducir los contracargos que generan costes a las empresas. Otra opción es analizar los países desde los que reciben más transacciones fraudulentas. Con esta información, podrán establecer que las transacciones con un IP y ID de un país determinado pasen por 3D secure e, incluso, en casos extremos, poder rechazarlas.

Hace unos años, implantar este tipo de soluciones suponía mucho tiempo y esfuerzo a empresas y desarrolladores. Ahora, las nuevas tecnologías no solo permiten un considerable ahorro en los recursos de la compañía, sino que también proporcionan una mayor seguridad en las transacciones.

  • Alex Capurro es fundador de Easy Payment Gateway.