¿Por qué las mascarillas en España son tan caras? Los peajes del PSOE y sus pactos con Urkullu

592

Desde el PP no saben hacer oposición. No saben, no contestan, o tienen el buzón lleno. O tal vez, simplemente, no quieren hablar con la prensa sobre el PNV y sus supuestos pactos con el Gobierno de Sánchez, por si se convocan elecciones anticipadas y hay que contar con su voto. La cooperativa Oiarso de Hernani, propietaria de la marca Bexen Medical y perteneciente al Grupo Mondragón, se dedica a fabricar material sanitario desde hace 42 años, pero las mascarillas no eran su especialidad. Ya han anunciado que producirán 340 millones de mascarillas al año.

El Estado se comprometió a adquirir 20 millones de mascarillas quirúrgicas al mes de doble capa del tipo IIR desde julio. El objetivo era fabricar mascarillas sanitarias para el Ministerio en el plazo de seis meses a cambio de 10,9 millones de euros. Todo está dirigido y controlado. El precio que pagan los españoles por las mascarillas es carísimo, y llegado el momento, tras habernos cobrado el 21% de IVA, según fuentes solventes del ámbito de la industria farmacéutica, es muy probable que el gobierno empiece a regalárnoslas, para erigirse en campeón de nuestra seguridad y hacerse perdonar la mala gestión.

Y de paso, podrá cumplir con los compromisos contraídos con Urkullu para seguir gobernando y aprobar los presupuestos. Habremos pagado las mascarillas dos veces, una con un IVA altísimo y otra con los presupuestos del Estado.

“Cuando llegue el momento comenzarán a regalarnos las mascarillas made in euskadi tras habernos machacado el bolsillo durante meses con el 21%”

El escenario que vivimos, con ingeniería social incluida, parece una distopía extraída del más retorcido de los guionistas. El 21% del impuesto no se lo ha llevado el PNV, lo ha recaudado el Gobierno nacional, que estableció un precio máximo de 0,96, que parece haberse convertido en mínimo.

Uno de los motivos por los que las mascarillas son tan caras está relacionado con el futuro, afirman fuentes consultadas, de las mascarillas made in Euskadi. Por cierto, en los centros asistenciales del País Vasco prohíben el uso de las mascarillas de algodón, como si el hecho de llevar una mascarilla quirúrgica garantizara que la persona que la usa no la lleva un mes ya puesta. La suciedad se disimula más con ellas. Ya publicamos en Escudo Digital las investigaciones de una doctora al respecto.

Nos hemos puesto en contacto con otros fabricantes, como la firma de Alcalá La Real NT, donde venden a todo el mundo, desde Emiratos Árabes a Estados Unidos, y a quien el Gobierno linchó mediáticamente al afirmar que habían incautado 150.000 mascarillas, cuando lo que habían hecho es ponerlas a disposición del gobierno al comienzo de la pandemia. Sánchez quería ponerse una medalla, y hundió la reputación de una empresa respetable. No quieren hablar del tema. “Tenemos instrucciones de no decir nada sobre las mascarillas“, es lo único que dicen. El Estado de alarma parece haber cercenado la libertad de de expresión. Hay miedo, y no solo al virus, sino también a la crisis económica, a tener que cerrar las empresas.

No se les puede hacer ya más daño, pero prefieren ser prudentes. Lo mismo ocurre con Ibercotton, que hace solo unos días, según publicó PM FAarma, pidió, junto a Protect Pyme y diversos expertos en Virología, entre los que figura el profesor titular de Microbiología en la Universidad Autónoma de Madrid, José Antonio López Guerrero, o el director del director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, Juan José Badiola, que se garanticen las certificaciones y no los vetos, especialmente en el tema de las mascarillas de tela, que parecen haberse criminalizado.

Así, criticaban el veto generalizado a estos productos en centros de salud de varias comunidades autónomas, como Euskadi, la gran beneficiada por los acuerdos con el Gobierno.

Mascarillas de tela versus mascarillas quirúrgicas

Según nos ha manifestado, Israel Duro, responsable de comunicación de ProtecPyme, la única empresa del ámbito que sí ha accedido a hablar, “se debe legislar sobre las mascarillas de tela, pero no criminalizarlas. Es igual de grave usar una sucia que reutilizar las quirúrgicas o las FP2 (de pato). Es un problema de concienciación y de pedagogía. No es culpa de la mascarilla de tela. Nosotros tenemos el certificado eruopee, el EPA el FDA, la normativa estadounidense. Y se puede hacer perfectamente deporte con ellas y la tela que se utiliza tiene un antiviralizador de plata”. No entra a juzgar si existen o no pactos entre el Gobierno vasco y Sánchez, solo habla de lo que le compete, las mascarillas de tela.

Se ha demostrado en laboratorios que algunas de ellas protegen hasta diez veces más contra el Covid que las quirúrgicas.

“La idea de entregar mascarillas quirúrgicas a toda persona que entre a un centro de salud no está mal desde el punto de vista de asegurarse de que todo el entre estará bien protegido y limitará su posibilidad de contagiar. Sin embargo, genera un problema medioambiental a corto y medio plazo muy preocupante de cara a su eliminación”, afirma el doctor Antonio López Guerrero.

El problema es que la mascarilla se ha convertido en un complemento de moda más y mucha gente la compra por lo chula que puede ser y no atiende a la seguridad, que debería ser prioritario y estar claramente indicado por parte del fabricante“, manifestaba el doctor Badiola.

Hay mascarillas de cristales de Swarowsky, de seda, de leopardo, y algunas las regalan hasta los sastres cuando hacen un traje a sus clientes. Son esas sobre las que hay que advertir. Científicos y médicos con los que hemos hablado, señalan que “es un hecho sobradamente conocido que al hablar, o al estornudar las mascarillas quirúrgicas, ya se fabriquen en Mondragón o en China, pierden su poder de protección. Se humedecen“. A veces, afirman, puede ser mucho más higiénica una de tela porque la suciedad es más visible y te ves obligado a lavarla, algo que no resulta caro, y tiene más usos hasta que es necesario empezar e meter los filtros.

Y otro asunto importante: Si es tan mala la tela, ¿por qué usan mascarillas de este tejido las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado?

Artículo
El PSOE , y el peaje de los pactos con Urkullu: ¿Por eso las mascarillas son tan caras?
Nombre
El PSOE , y el peaje de los pactos con Urkullu: ¿Por eso las mascarillas son tan caras?
Descripcion
¿Por qué las mascarillas son tan caras en España? En los pactos con Urkullu del PSOE puede encontrarse la explicación.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo